text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo crear un espacio de trabajo efectivo en tu casa

      
Fuente: Shutterstock

Si eres un profesional independiente o tu trabajo te permite laborar regularmente desde casa, seguramente seas consciente de la importancia de contar con un espacio de trabajo especialmente definido para este fin. No obstante, crear una oficina personal en la casa puede ser todo un reto, sobre todo si no se cuenta con una habitación destinada para ello.

En esta nota, te compartimos tips sobre cómo arreglar tu espacio de trabajo para potenciar tu productividad:

 

Lee también
Teletrabajo: la mitad de la población trabajará desde la casa en 2020 
4 motivos por los que todo estudiante de diseño debería trabajar como freelance 
Por qué la oficina no es el mejor lugar para trabajar

 

Busca el lugar más calmo y apartado de tu casa

Si vives con otras personas o tienes mascotas, escapar de las distracciones puede ser muy difícil. Si no quieres que tu perro interrumpa tus llamadas por conferencia o que la televisión te desconcentre, haz lo posible por ubicar tu oficina en el sector más apartado de tu hogar, lo más lejos posible de los espacios de vida en común como el estar o la cocina. De esta manera, respetarás el espacio de los demás y ellos podrán respetarte a ti.

Inspírate en el Feng Shui

Esta práctica milenaria que relaciona el diseño de espacios con el balance de energía puede serte de gran utilidad a la hora de pensar en la organización de tu oficina. Según esta disciplina, la energía positiva se origina gracias al flujo del “chi”, y si los objetos que se encuentran en la habitación lo bloquean, entonces esta energía se ve afectada.

Para evitar que esto suceda, asegúrate de posicionar tu escritorio de manera que tu silla no le dé la espalda a la puerta ni esté demasiado cerca de ella. Idealmente, debería estar en una posición diagonal respecto a la entrada, mirando la puerta de frente. Detrás de ti deberías tener un elemento sólido, como una pared, en lugar de una ventana u otra abertura.

Utiliza el color verde

De acuerdo al Feng Shui, el verde está asociado al crecimiento y la calma. Según informa el sitio de consejos Lifehack, existen estudios que indican que la presencia de este color está asociada a un mejor rendimiento creativo.

Si no quieres pintar toda tu oficina de verde, puedes elegir una única pared, así como incorporar plantas y otros accesorios de este color.

Asegúrate de contar con buena iluminación, preferentemente natural

Los expertos aseguran que un buen nivel de iluminación, sobre todo si es natural, tiene un impacto positivo en el rendimiento, mientras que la luz insuficiente provoca fatiga. Cuando elijas donde colocar tu espacio de trabajo, considera la cantidad le luz que recibirá durante el día. Por ejemplo, si ubicas el escritorio frente a una ventana que mire al sur, disfrutarás de más luz solar en la jornada. 

En cuanto a la iluminación artificial, recuerda que las luces cálidas crean un ambiente calmo, mientras que las frías pueden estimular tu productividad.

Despeja el área

Un espacio de trabajo atiborrado de papeles, adornos y otros objetos impide que tu mente pueda pensar con la claridad que necesita. Elimina todos los elementos que no necesites de tu “home office” y mantén los que sí necesitas debidamente organizados. De esta manera, evitarás perder tiempo buscando cosas y generarás un ambiente más atractivo y placentero.

Sitúa la oficina en un área ventilada

La calidad del aire que respiras puede tener un gran impacto en tu productividad. Trabajar cerca de plantas, aspirar el polvo frecuentemente, emplear ventiladores y abrir las ventanas son excelentes maneras de mantener una ventilación saludable.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.