text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Entrevista

"Las áreas con mayor fuga de cerebros en Colombia son las ingenierías y las ciencias naturales y biomédicas", opinó Hugo Florido

      

Hugo Florido

Licenciado en Biología de la  Universidad Pedagógica Nacional. Rector de Colegio Distrital República Bolivariana de Venezuela y miembro del Comité Académico del III Congreso Internacional de Educación Inclusiva

  • ¿A qué se refieren los términos fuga y robo de cerebros, y cuál predomina en el país?

Se refiere a aquellos profesionales que buscando algún tipo de oportunidad o atendiendo alguna oferta que está por fuera del país para desarrollarse profesionalmente, se van del país y dedican todos sus esfuerzos, conocimientos y el saber adquirido para hacer desarrollo científico, tecnológico y cultural en otras naciones diferentes a la de su origen. Considero que el área que tiene más fuga de cerebros, por lo menos para Colombia, es el área de las ingenierías y de las ciencias naturales y biomédicas.

 

  • ¿Cuáles son los factores que influyen en las personas para que consideren dejar su país para trabajar o estudiar en otro?

Yo creo que son tres factores asociados, quiere decir que los tres están combinados. La primera es la falta de oportunidades al interior del país, porque tenemos una brecha altísima entre la oferta que da el país, de formación en lo profesional. Pero también las personas que pueden atender esa oferta en el sentido de que la educación en Colombia se ha convertido en un mercado que es inaccesible para muchos. Entonces algunos personajes optan por irse a estudiar a otros países, donde reconocen sus capacidades, entonces se quedan allí trabajando.

Considero que hay una falta de formación ciudadana frente a lo que significa contribuir al desarrollo del país, apuntó Florido

Otro factor que considero es que los sistemas de oportunidad de cualificación profesional en el exterior, Colombia no los tenía muy bien tipificados en el sentido de que no existían compromisos contractuales al volver al país para desarrollar esos saberes con los cuales la persona se iba de alguna manera becada a estudiar por fuera y lógicamente eran reclutados por las naciones o por organizaciones no gubernamentales como empresas o multinacionales que sabían de sus capacidades profesionales.

El tercero, que para mí no deja de ser la menos importante, es que definitivamente no hay un factor de identidad frente al desarrollo científico, económico y social en el país. Es decir, considero que hay una falta de formación ciudadana frente a lo que significa contribuir al desarrollo del país, aportando las mismas oportunidades a otros que vienen detrás de nosotros como profesionales, ya que la sociedad no me ha aportado oportunidades para que yo me desarrolle como profesional.

 

  • ¿Cuál es el área de conocimiento y sector productivo que se ven más propensos a la fuga y/o robo de cerebros?

Como lo mencioné antes, ingenierías y ciencias, así como ciencias biológicas y ciencias biológicas. Yo tengo formación de base en ciencias naturales y he observado como cada vez existen menos ambientalistas, menos biólogos, menos físicos, menos químicos, menos personas que trabajan en sistemas biomédicos, sobre todo los que trabajan en investigación para el desarrollo tecnológico y científico del país.

Una cosa es cuando los profesionales técnicos van a desarrollar algún tipo de experiencia fuera del país; digamos que no hay mucha fuga de cerebros en este sentido, pues hacen una aplicación puntual. Esto es diferente a cuando todo el saber que ha implicado desarrollar un proceso de investigación sí puede ser aplicado en otros contextos o en otras naciones porque allí es donde existen los recursos suficientes para desarrollar esas ideas que tienen las personas, pero también los réditos económicos son para ese país.

 

  • ¿Qué implicaciones económicas y sociales tiene la fuga y/o robo de cerebros?

Las implicaciones económicas es que definitivamente no existe desarrollo industrial, porque este proviene precisamente de las investigaciones de carácter científico y tecnológico. O sea, no habría un desarrollo económico, se estancaría. Si se aumenta la fuga de cerebros porque no habría personas dentro del país que estén agenciando procesos de desarrollo.

Pero yo creo que el costo más alto es el social y cultural, porque Colombia es un país... y cuando ustedes hablan acerca de que es un dolor de cabeza para Iberoamérica, yo creo que -sin decir que yo me esté basando en algún estudio- sí considero que Colombia tiene personas con mente muy brillante, pero también una fuerza cultural que nos empeña, y me tengo que incluir porque soy ciudadano colombiano, a querer hacer las cosas de la mejor manera, poder investigar, poder indagar y poder proponer. Y yo pienso que uno de los mayores costos es cultural en el sentido de que la gente de fuera no solamente sabe que tiene buenas mentes en Colombia, sino que tiene gente que cuando está dispuesta a hacer las cosas, las hace de buena manera.

Entonces esa labor de hacer una buena investigación, de que los resultados se apliquen en otros contextos, lógicamente va a tener un impacto cultural porque ni siquiera los cerebros fugados vienen y nos comparten su saber. O sea, tanto la fuga y el robo de ese conocimiento quizá uno tiene que pagar.

La mayoría de las patentes y de los estudios de investigación de la química farmacéutica a nivel mundial, sale de países intertropicales, aseguró el Rector 

Voy a colocar un ejemplo que siempre pongo a mis estudiantes: es increíble cómo pensar que los estudiantes se esmeran tanto por ahorrar y pagar por unos tenis Converse, 150 y 200 mil pesos, cuando nosotros los hacemos acá.

Entonces, los construimos acá, los confeccionamos acá, los mandamos a Norteamérica, allá les colocan una estrella que dice Converse y nos los devuelven. Nosotros los vendemos en 30 mil pesos y los compramos en 150 mil. Lo mismo pasa con el desarrollo científico y tecnológico, pues la mayoría de las patentes y de los estudios de investigación de la química farmacéutica a nivel mundial, sale de países intertropicales, que son países que tienen las condiciones ambientales para poder investigar acerca de cuáles son los efectos secundarios de las plantas y los animales que nos pueden servir de vacunas, de medicamentos, entre otros.

 

  • ¿Qué papel debe de tomar la universidad y el gobierno en este asunto? ¿Existe algún otro sector que deba actuar en consecuencia?

¿Qué es lo que hacemos nosotros? Nos dan un poquito de plata, investigamos, vendemos la patente, se beneficia solamente la persona, y después nos devuelven al país una vacuna o un medicamento con altísimos costos cuando somos nosotros los que dimos origen a eso.

Entonces démonos cuenta cómo el costo social y cultura es mucho más alto que el costo económico, porque en últimas, si hubiese 20 mil pesos, el hecho no es que existan 20 o 30 mil pesos para pagar una vacuna, el hecho es que si somos un país que no solamente tenemos en el origen los ecosistemas para sacar las patentes, sino que son los propios seres humanos que nacimos y somos identificados como colombianos y que hemos podido crearla y programarla, pues mínimamente la sociedad debería tener la posibilidad de que esos costos fueran mínimos para poder acceder a este tipo de desarrollo.

 

  • ¿Cuál es el panorama de la fuga de cerebros en el país dentro de los próximos 4 años?

Yo diría que va a ser mucho más alta. Yo creo que eso es de carácter exponencial; se incrementa de una manera acelerada porque precisamente cada vez hay menos oportunidades para la población en condición de ser estudiosa, de tener la posibilidad de acceder a un nivel profesional es mucha frente a las oportunidades que ofrece el país. Entonces lo que está pasando es que muchos optan por una oportunidad, y no solamente en las condiciones de carácter profesional sino laboral. Entonces, un estudiante de 18 años que apenas va a iniciar un proceso de estudios profesionales prefiere irse a estudiar a otro país porque sabe que ese país, de alguna manera, le va a exigir una devolución de las inversiones pero lo hará con gusto. O peor aún, aquellos que son egresados de áreas básicas pues prefieren irse a estudiar un doctorado o una maestría por fuera del país porque saben que las condiciones de oportunidad son más favorables para ellos.

 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.