text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Educación: ¿Qué puede aprender Colombia del ejemplo de Asia?

      
Autor: James Kim  |  Fuente: Flickr

El pasado miércoles, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dio a conocer un ranking que engloba a 76 países, con una clasificación basada en las aptitudes matemáticas y científicas de sus estudiantes a nivel secundario. Singapur, seguido por Hong Kong y Corea del Sur, son los estados que encabezan la lista, en tanto que el país con mayor puntaje en Latinoamérica, Chile, ocupa el puesto n°48. Por su parte, Colombia se ubica en la posición n°67.

 

Lee también
» Superprofe.co: profesores particulares a un clic de distancia
» Todo lo que debes saber sobre las Pruebas PISA 2015 
» “Educar para reparar”: Inicia programa que becará a víctimas de conflicto armado 

 

Este listado fue realizado a partir de pruebas recientes como PISA, TERCE (América Latina) y TIMSS (EE.UU), y deja en evidencia el bajo nivel de competencia que mantiene este continente en estas disciplinas. Según afirmó a la cadena BBC el docente de la Universidad de Stanford (EE.UU) y experto en educación Eric Hanushek, uno de los principales autores del documento, esta situación no solo compromete las oportunidades y el futuro profesional de los estudiantes, sino también el crecimiento económico de los países. Es por esta razón que en el documento, además, se realiza un análisis sobre la relación entre el desarrollo económico y las competencias de su población.   

Más de dos tercios de los jóvenes colombianos no alcanzan un nivel básico en matemáticas y ciencias.

La mala educación de un país pone en riesgo su economía

Si los estudiantes colombianos, en su totalidad, asistieran al colegio y lograran un nivel básico de competencia en matemáticas y ciencia, se estima que el Producto Bruto Interno del país crecería en un 665% en los próximos 80 años. En el informe se entiende por “nivel básico” el alcanzar 420 puntos en las pruebas PISA, lo que equivale a poder resolver problemas mediante la aplicación de conceptos matemáticos y científicos. Hoy en día, más de dos tercios de los estudiantes colombianos no alcanza este nivel.

 

No se debe apoyar la economía en los recursos naturales

El informe expone que la relación entre los ingresos nacionales a partir de recursos naturales y las habilidades de sus jóvenes alumnos es negativa. Actualmente, varios países de Latinoamérica basan su economía en la explotación de recursos como el petróleo o la soja, lo cual no acompasa la tendencia mundial que consiste en fundar el desarrollo en el conocimiento de la población. Este es el caso de los países mejor “rankeados” como Singapur, Japón y Finlandia, en los que las riquezas autóctonas no son tantas.

 

Calidad antes que calidad

Aunque se destaca la importancia de la educación universal y obligatoria como primer paso, lo más importante es considerar qué tipo de enseñanzas y aptitudes se transmiten a los estudiantes. Según afirma Hanushek, "Los estudiantes de América Latina han estado aprendiendo mucho menos cada año escolar que sus pares en el este de Asia".

Para el experto, el propósito debe ser que los estudiantes posean la capacidad de comprender la información y aplicar una mirada crítica para su reflexión, así como realizar con éxito razonamientos inductivos y matemáticos. A esto es lo que Hanushek llama estar realmente alfabetizado.

 

El alto ingreso de un país no asegura su buena educación

En el informe se encuentran países como EE.UU y Brasil, de altos recursos, que son superados en el ranking por estados menores como Vietnam. Según Hanushek, lo importante es en qué se invierte el dinero el país, que para el experto debería enfocarse en la formación de los docentes.

 

¿Qué puede aprender América Latina del ejemplo asiático?

Según relata el informe, en países asiáticos como China existe una cultura de inversión y sacrificio orientada en la educación y en desarrollar el potencial de los alumnos al máximo: "China y Singapur nos enseñan que todos los niños pueden aprender, no sólo aquellos de hogares privilegiados".

En todo momento, padres y abuelos transmiten a sus niños la importancia del esfuerzo y la dedicación a la hora de aprender, con la enseñanza de que su sacrificio dará sus frutos en el futuro. Hanushek, como lección final para América Latina, expresó que “Si los países latinoamericanos no mejoran su educación se verán más y más lejos del bienestar económico en otras regiones (…), pero si mejoran seriamente sus escuelas y secundarias, podrían ver beneficios económicos sin precedentes".


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.