text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo prevenir el bullying: estrategias para prevenir el acoso en la universidad

      
Cómo prevenir el bullying: estrategias para prevenir el acoso en la universidad
Cómo prevenir el bullying: estrategias para prevenir el acoso en la universidad  |  Fuente: iStock

Los datos del bullying en Colombia

El concepto bullying se usa para referirse al maltrato verbal, físico o psicológico que una persona (el abusador/a) ejerce de forma deliberada y constante sobre otra. Esta práctica pretende amedrentar o disminuir la confianza de la víctima, hostigándola de manera permanente.

Según las Pruebas Saber del Ministerio de Educación, se estima que el 37% de niños de 5° de primaria dijeron haber sido víctimas de bullying o intimidación escolar alguna vez. Además, el 22% había intimidado a alguien, lo que evidencia que más del 50% de los niños, niñas y adolescentes del país se han visto involucrados como víctimas o victimarios.

Estudia la Maestría en Educación en la Universidad Tecnológica de Pereira

Más info

Aún así, hay que destacar que las Pruebas Saber de 3er, 5° y 9° grado revelaron que la presencia de agresión escolar en el grado noveno disminuye con respecto al quinto grado, lo que indica que este acoso disminuye a medida que pasan los grados. Además, este informe reveló que la mayoría de los estudiantes desaprueban estas conductas.

Las agresiones más frecuentemente registradas son las  verbales, como insultos o burlas. Aunque también se registran agresiones físicas o  relacionales, como por ejemplo esparcir rumores. 

Cómo prevenir el bullying

El bullying, que está presente tanto en el aula y el patio de recreo como en las redes sociales y otros ámbitos externos a las instituciones, se trata de una situación que puede traer graves consecuencias psicológicas y físicas, tanto en las víctimas como en los que incurren en este tipo de abusos.

Puede provocar la exclusión social de la víctima, baja autoestima, desconfianza, depresión, sentimientos de soledad, problemas para relacionarse con otras personas, e incluso el abandono de sus prácticas habituales y aquellos entornos en los que es víctima de acoso.

Esta es una problemática que sin duda supone un desafío para padres, docentes y educadores, ya que a menudo puede escaparse de los ojos, de incluso el más observador, y parecer una lucha imposible de ganar. 

Becki Cohn-Vargas, directora de la campaña Not In Our School (“No en nuestra escuela”), una iniciativa que busca generar conciencia y evitar el maltrato en las escuelas de Estados Unidos, considera que el primer paso para lidiar con el bullying es reconocer e iniciar un diálogo sobre el problema. 

Conoce las 5 estrategias para prevenir el bullying según Cohn-Vargas 

1.  Reconocer el problema

De acuerdo con la experta, los docentes deben educar a los estudiantes, padres, colegas y a la comunidad en general sobre la importancia de tomar en serio esta problemática y cómo reconocerla.

Además, debe establecer un plan de acción para responder a los maltratos que ve cada día, por más insignificantes que parezcan. Bajo ningún concepto debes recomendarles a las víctimas de los agravios que sean “menos sensibles” o que hagan un mayor esfuerzo por hacer amigos: esto no hace más que estigmatizar y culpabilizar al niño por lo que le está sucediendo.

2.  Involucrar a los estudiantes

Una estrategia que recomienda Cohn-Vargas es fomentar un diálogo abierto con los estudiantes acerca del acoso y la intolerancia, mediante asambleas o foros “anti-bullying” y así dejar que ellos propongan ideas y discutan soluciones a los problemas. De esta manera, ningún alumno se sentirá ajeno a la problemática.

3.  Convertir a los estudiantes pasivos en activos

Al participar en una discusión abierta sobre el tema, los estudiantes que no son víctimas ni victimarios directos del bullying, los “observadores”, tendrán más herramientas para sentirse involucrados y convertirse en agentes activos en contra de los maltratos.

Realiza juegos de roles explicándole a los alumnos cómo ponerse en el lugar del otro y ayudarse mutuamente a alzar la voz en contra del abuso de sus compañeros.

4.  Promover la tolerancia y la inclusión

Generar un ambiente inclusivo, seguro y tolerante en la clase es esencial para que los alumnos sientan que su identidad es respetada y valorada. Como docente, debes mostrar una actitud abierta a los estudiantes, de manera que ellos entiendan que pueden confiar en ti si están sufriendo situaciones de hostigamiento o violencia.

5.  Prestar atención a los agresores

De la misma manera que las víctimas, los niños responsables del bullying deben recibir atención y ayuda para disminuir su conducta agresiva. A menudo el atacar y sentir la necesidad de dominar a los compañeros responde a inseguridades propias e incluso a situaciones de violencia experimentadas en el hogar. Ignorar al agresor y solo enfocarse en la víctima es incompatible con una verdadera resolución del problema a largo plazo.

Cómo prevenir el acoso escolar: indicadores de alerta

Existen algunas señales de alarma que nos avisan de una posible situación de bullying:

¿Cómo identificar a una víctima de bullying?

Según el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, estas son características de una víctima de bullying: 

  • Tristeza

  • Irritable

  • Ansiedad

  • Dificultad para hacer amigos o hablar en público

  • Aislamiento

  • Falta de sueño

  • Malas calificaciones

  • Excusas para no a ir al colegio

  • Cambio en el apetito y baja de peso

  • Hematomas o heridas en el cuerpo

  • Alteración del rendimiento escolar

  • Aumento de tensiones en el entorno personal de la víctima (es un hecho colateral de lo que la persona vive en el contexto donde se produce maltrato)

Es importante recordar que los tipos de maltrato son diversos. Puede darse maltrato físico, por el que la víctima poseerá marcas en su cuerpo, o puede tratarse de acoso verbal, que reduce el autoestima de la persona agredida y causa retracción.

¿Cómo reaccionar ante un caso de bullying?

Una de las características del bullying es la situación desigual entre víctima y agresor/es. La víctima está indefensa mientras sufre vejaciones, insultos, amenazas, difamaciones, e incluso maltrato físico. Por ello es importante actuar, siguiendo estas pautas:  

Mantener la calma y comunicar la agresión

La comunicación es una de las mejores herramientas para llegar a la raíz del problema. Es necesario crear espacios en los que la persona que sufre puede transmitir lo que siente y lo que le ocurre.

Entender a la víctima

La víctima acostumbra a creer que está sola y que no va a saber resolver esa situación nunca. Puedes mostrarle comprensión contándole situaciones y problemas con los que te tienes que enfrentar tu mismo/a.

Fomentar la autoestima

El autoconocimiento es el camino hacia la propia valoración. Es importante enseñar a los jóvenes cómo aprender de los propios defectos, y también cómo potenciar las habilidades individuales y únicas que cada persona posee.

Comunicación centro educativo-familia

Como decíamos, la comunicación es imprescindible. En el centro educativo existen protocolos sobre cómo  actuar en estos casos, y se debe promover la exposición de estos temas, para que el alumnado pueda identificarlo. Lo que no se nombra no existe, por tanto, hay que hablar de ello para que todos puedan detectarlo.

La propuesta que une escolares de cursos inferiores con alumnado de cursos superiores, a modo de mentores y mentoras, fomenta lazos de confianza en este sentido.

Resolver conflictos en el aula

Son muy importantes las actividades prácticas o dinámicas de grupo sobre cómo resolver conflictos. Vivimos en comunidad y todos debemos conocer tanto nuestros límites como nuestros derechos y estrategias para convivir.

Tolerancia cero a respuestas violentas

En los casos en los que se detecten conductas violentas e impositivas en el alumnado, no tenemos que mostrarnos tolerantes, pero sí comprensivos como manera de comunicarnos con esa persona. Es fundamental aprender y practicar el valor del respeto.

Bullying en la universidad

Cuando se habla de bullying habitualmente se piensa en el ámbito escolar hasta la secundaria. Pero hay que tener en cuenta que esta no es una práctica exclusiva de una determinada etapa, sino que puede suceder en diferentes momentos, incluso en la universidad.

Dado que en este período de vida los estudiantes ingresan a su etapa adulta, esta práctica resulta todavía más peligrosa, pues puede conllevar más agresividad. 

Es importante que tanto estudiantes como universidades se comprometan a terminar con esta práctica, con acciones concretas que eviten el acoso en los campus universitarios. 

Las universidades pueden: 

  • Disponer espacios de contingencia para víctimas.

  • Formar a la plantilla de empleados respecto a la temática.

  • Contar con expertos capaces de manejar estas situaciones de forma óptima.

Los estudiantes pueden: 

  • Interesarse por lo que ocurre a su alrededor.

  • Ofrecer apoyo a compañeros en problemas.

  • No usar apodos y términos que puedan implicar discriminación.

Los profesores pueden: 

  • Charlar con sus estudiantes sobre esta problemática.

  • Promover el diálogo sincero en clase.

  • Identificar y corregir comportamientos abusivos.

Es esencial ofrecer contención a la víctima, y remarcar qué actitudes no se tolerarán dentrode las aulas. Hay que transmitir a los estudiantes la importancia de la empatía y el ponerse en lugar del otro, como manera de detener el crecimiento de situaciones de acoso.

¿Cómo prevenir el bullying? El acoso provoca frustración, depresión y baja autoestima, además de  un bloqueo académico, se estanca la asimilación de contenidos, y un bloqueo social: la víctima se aísla. Lo que resulta clave en estos casos es no centrarse solo en encontrar causas y culpables, sino también en tratar y en potenciar la energía hacia el desarrollo positivo de los estudiantes.  

Estudia la Maestría en Educación en la Universidad Tecnológica de Pereira

Más info







Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.