text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo ayudar al medio ambiente: teletrabajo y otras ideas

      
¿Cómo ayudar al medio ambiente: teletrabajo y otras ideas
¿Cómo ayudar al medio ambiente: teletrabajo y otras ideas  |  Fuente: iStock

Concienciación en las empresas para ayudar al medio ambiente

La sociedad hoy necesita y demanda un ambiente digno para vivir y el desarrollo económico, debe ir en pos de esta necesidad. Por esta razón, el tema está siendo abordado a nivel mundial y prueba de ello es que la Organización Internacional de Estándares estableció la norma internacional de carácter voluntario ISO 14.000, que vela por la gestión ambiental en las empresas de todo el mundo.

Las compañías adheridas a esta norma, han comprendido que tienen la obligación ética y el derecho (en su calidad de agrupación de ciudadanos) de generar y fomentar medidas que protejan el medio ambiente. De cualquier forma como lo considere necesario y con el objetivo de ser un real aporte en términos del cuidado de nuestro entorno natural, la empresa puede colaborar:

  • informando e instruyendo a sus empleados en el tema
  • tomando medidas de ahorro energético
  • reciclando papelería y material
  • evitando la contaminación, entre otras cosas

Sin embargo quedan aún miles de compañías que no han asumido un rol en el cuidado del medio ambiente, ya sea por razones de costo o poco interés, dejando de lado un posible gran aporte como agente efectivo. En otras palabras, no toman en cuenta que poseen un tremendo potencial para hacer una diferencia sustantiva.

Por otro lado, dejan pasar una oportunidad para su propio negocio, pues podrían utilizar esto en beneficio de sus grupos de interés, por ejemplo reduciendo sus impactos negativos y desarrollando medidas de responsabilidad social empresarial. Tareas tan simples como reciclar papel, reducir el consumo de electricidad, entre otras medidas, pueden ser de gran utilidad en el cuidado del medio ambiente, lo que debiera ser parte de la responsabilidad social de las empresas, pues éstas también tienen este deber al ser consumidoras de recursos naturales.

Estudia Ingeniería Ambiental (pre grado, doctorados, especializaciones, maestrías y más

Más info

El teletrabajo como medida para ayudar al medio ambiente

El teletrabajo es un medio que cada vez más empresas ponen en marcha. Ya no solo por los múltiples beneficios que puede otorgar para la empresa. Sino que es una medida, tambien, para ayudar al medio ambiente y cargarlo menos de desplazamientos que pueden ser innecesarios.

1. Menor desplazamientos a la oficina

Trabajando desde casa no es necesario acudir a la oficina, o acudir un menor número de veces. Y también un menor número de vuelos para realizar reuniones que no son necesarias presencialmente. Esto se traduce en una menor contaminación, menos emisiones de CO2 y otros agentes tóxicos, por lo que el aire de las ciudades mejora. Sobre todo aquellas ciudades donde se producen grandes atascos en las entradas y salidas del trabajo. A su vez, también es un ahorro energético el gastar menos combustible.

2. Menor consumo de energía

Por lo general, los equipos de oficina suelen consumir más que los equipos de oficina en casa. Con los empleados trabajando desde casa, se reducirían los costes energéticos, lo que se traduce en un ahorro energético y menos contaminación por producir esa energía. 

Lo mismo ocurre con las calefacciones y aires acondicionados: el gasto energético para templar una casa no es el mismo que el requerido para un edificio de oficinas. Esto, a su vez, también supone un ahorro económico para las empresas.

3. Menor gasto de papel

En oficinas, el gasto en papel es mucho mayor si el trabajador acude a su centro de trabajo. En el teletrabajo es preferible el uso de PDF y documentos en línea, que utilizar documentos en papel. 

El clouding ha ayudado mucho en este sentido, pudiendo almacenar muchos documentos en la nube y así evitando el gasto en papel y en almacenamiento.

Otros 5 beneficios del teletrabajo

Trasladar la oficina de tu trabajo a tu casa es tan fácil como disponer de un ordenador y una buena conexión a internet. El teletrabajo permite trabajar con mayor comodidad, compatibilizar vida laboral y personal, y, a su vez, el trabajador se olvida de la hora punta. Así se puede reducir el estrés laboral. Las empresas actuales están impulsando el teletrabajo: han comenzado a proponer a sus trabajadores realizar su actividad desde su casa, o el punto en el que deseen hacerlo.

1. Olvídate de los atascos en hora punta. La primera hora de los días laborales suele estar protagonizada por atascos. Este es uno de los problemas de trabajar en la oficina. Puedes perder mucho tiempo en llegar y volver a casa. Si trabajas desde tu casa podrás ahorrarte el esfuerzo de madrugar tanto para evitar estas situaciones.

2. Ahorra tiempo de los desplazamientos a la oficina. Llegar a la oficina requiere de un tiempo que puedes invertir en tu propio rendimiento laboral. Si optas por el teletrabajo podrás ahorrarte el tiempo de los desplazamientos y el coste en transporte público o vehículo privado.

3. Desarrolla tus obligaciones laborales según tu propio horario. Trabajar al ritmo que te gusta es mucho más fácil en el teletrabajo. Si decides trabajar desde casa podrás confeccionarte tu propio horario. De esta manera podrás ser más productivo, sin necesidad de trabajar demasiadas horas.

4. Trabaja por objetivos. Los trabajadores que optan por el teletrabajo suelen dirigir su trabajo por objetivos. Así es más fácil trabajar motivado. Se estimula la responsabilidad de la plantilla.

5. vita el estrés laboral. En los centros de trabajo muchas veces se genera un sentimiento de estrés laboral desagradable. Si optas por el teletrabajo estarás en casa desarrollando tus tareas: será más difícil que el estrés invada tu jornada laboral.

Otras formas de cuidar el medio ambiente

1. No uses bolsas plásticas. Al ir al supermercado, es importante prescindir de las bolsas plásticas. Es que estos elementos tienen una vida de entre 100 y 1.000 años por lo que, de quedar en las calles, es sumamente difícil hacerlas desaparecer. En lugar de ellas, prueba cargar los alimentos o productos en una mochila o en canastos que, además de ser más sencillos de transportar, son una poderosa solución ambiental.

2. Cambia tu nevera. Las empresas de electrodomésticos se están viendo obligadas a crear aparatos amigables con el Medio Ambiente. Esto quiere decir que usan menos electricidad y menos agua. De acuerdo con un estudio reciente, cambiar el refrigerador viejo puede equivaler a dejar de emitir diez toneladas de CO2 en 15 años. Y la renovación de aparatos antiguos, por otros de menor consumo, cuidará el medio ambiente y tu bolsillo. Menor consumo se traduce en menores emisiones y facturas más bajas.

3. Renueva tus bombillas. Si bien su precio es mayor al de las tradicionales, las bombillas de bajo consumo son verdaderamente recomendables para ahorrar energía. Reemplazar las lámparas tradicionales por estas modernistas permite ahorrar más de 45 kilogramos de dióxido de carbono al año. Y las bombillas led son aún mejores para cuidar el medio ambiente: más baratas, menor consumo, más duraderas, menos contaminantes...

4. Apaga los aparatos que no uses. Si estás buscando ahorrar, apagar el televisor cuando nadie lo está viendo o encender luces sólo en el espacio donde nos encontramos es una manera de evitar que miles de kilos de CO2 salgan a la atmósfera. También debes tener en cuenta que los aparatos que están en standby, consumen energía, aunque sea en menor medida que encendidos.

5. Desconecta los cargadores. Si bien es muy común dejar siempre el cargador del celular enchufado a la pared, esta práctica es sumamente dañina para nuestro entorno. Aunque no esté conectado al teléfono, éste seguirá consumiendo electricidad. Hay que decir que el consumo es mínimo, pero lo es.

6. Busca fugas de agua. Muchas veces, nuestro hogar posee una fuga de agua y no lo sabemos. Controla el medidor de agua y en caso de detectar una, solicita que la reparen. Es que pequeñas gotas que se pierden de manera constante son una pérdida descomunal a lo largo de un año.

7. Innova tu cisterna. Colocar una cisterna ecológica permite realizar descargas parciales y totales, lo que permite ahorrar agua sin modificar tu estilo de vida.

Estas solo son unas maneras de cómo ayudar al medio ambiente. Existen muchas más que deberíamos empezar a poner en marcha. Debemos cuidar nuestro planeta, porque es nuestro medio de vida y solo tenemos uno. Y recuerda: piensa en global, actúa en local.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.