text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 métodos para huir de la procrastinación

      
No es necesario hacer grandes maniobras, simplemente cambiar pequeños hábitos
No es necesario hacer grandes maniobras, simplemente cambiar pequeños hábitos  |  Fuente: Shutterstock
  • La postergación de tareas puede generar atrasos en las tareas y diversos inconvenientes tanto en el ámbito educativo como en el laboral.
  • Estudiantes y profesionales deben aprender cómo actuar de manera productiva y evitarla procrastinación.
  • Aprender a hacerlo requiere de tiempo y paciencia, pero con pequeños hábitos cotidianos es posible lograr buenos resultados y alejarse de este comportamiento tóxico.

Hay una enorme pila de trabajo pendiente en tu escritorio, tienes tareas del día anterior por hacer, e incluso de la semana pasada. Pero por alguna razón que no comprendes, no puedes concentrarte en ellas, y en su lugar prefieres dedicarte a otra cosa no tan importante.

Tienes tiempo suficiente como para realizar tus tareas del día hoy, pero decides dejarlas para mañana y retrasas así la concreción y/o entrega de un trabajo sin tener un motivo claro para ello.

Estas son actitudes de procrastinación, de demorar o retrasar tareas sin una explicación concreta y de forma reiterada. Esto puede llevar a atrasos en la entrega de proyectos, a un descenso de la productividad, acumulación de trabajo, estrés e incluso baja motivación para enfrentar los retos del estudio o trabajo.

Este hábito te molesta y afecta, causándote problemas para mantenerte al día. Por ello, necesitas eliminarlo.

Toda persona puede realizar diferentes acciones para evitar la procrastinación y desterrar estos hábitos, pero para lograrlo es necesario comprometerse de forma verdadera.

¿Te interesa rendir más? Estos son los 5 métodos para huir de la procrastinación que deberías conocer:

1) Encontrar el problema

¿Qué te lleva a procrastinar? ¿Por qué no quieres enfocarte en esta tarea concreta ahora mismo? Entender los motivos que llevan a retrasar  las tareas es el primer paso para evitarlo.

 

2) Respirar

En lugar de sentarte y comenzar a trabajar con tus tareas por obligación y sin ánimo para hacerlo, respira durante unos minutos buscando calmar tu mente, y luego de esta paz tomar el impulso necesario para empezar a trabajar.

 

3) Sistematizar

Busca un sistema, una forma repetitiva de hacer tus tareas, algo que te permita avanzar lentamente pero con claridad como para saber exactamente cuánto llevas realizado y cuánto te queda por terminar.

 

4) Dividir tareas

Separar aquellas más sencillas o rápidas de las más difíciles, para que la mente entienda que no tienes pendiente un gran muro de trabajo sino pequeños pasos a contemplar poco a poco para llegar al objetivo final.

 

5) Eliminar

Todas esas tareas alternativas que habitualmente realizas cuando no quieres trabajar deben alejarse. Para ello puedes resolverlas de una sola vez antes de trabajar, o simplemente asumir que no puedes realizarlas y poco a poco dejarlas a un lado.

 

Aprender a dejar de procrastinar implica un proceso, aplicado no solo un día de forma brusca sino en pequeñas actitudes cotidianas.

Poco a poco es necesario que aprendas a felicitarte por lo que haces bien, a reconocer tus errores, buscar nuevos desafíos, delegar tareas que no te corresponden y luchar contra todo aquello que te distrae. Solo así podrás huir de la procrastinación de forma definitiva.

 

Organiza mejor tu tiempo con la técnica Pomodoro

Infografía: Organiza tu tiempo de estudio con la metodología Pomodoro

La metodología Pomodoro te ayudará a gestionar mejor tu tiempo de estudio y a sacar provecho de los momentos en los que el cerebro está más despejado.

Regístrate y aprende a mejorar tu rendimiento


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.