text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Sabes las diferencias entre el showrooming y el webrooming?

      
La omnicanalidad es la vía para que retails físicos y digitales convivan y se retroalimenten
La omnicanalidad es la vía para que retails físicos y digitales convivan y se retroalimenten
  • La evolución del comercio digital presenta diferentes modalidades de venta digital y de tendencias en e-commerce.
  • Aunque no seas consciente de ello, estás más familiarizado con los conceptos de webrooming y showrooming de lo que piensas y los has empleado en más de una ocasión.
  • La omnicanalidad se presenta como la mejor alternativa para dar un servicio global a los usuarios y mejorar la convivencia entre el comercio digital y el tradicional.

El showrooming se trata cuando un usuario acude a una tienda física a informase de un producto, verlo, probárselo,… pero la adquisición la realiza a través de un e-commerce, no preferentemente el relacionado con la tienda física que ha visitado.

Básicamente, este tipo de usuario prefiere comprobar en persona la idoneidad del producto, pero para su compra, invierte tiempo en encontrar el comercio digital que mejor precio o servicio de entrega ofrezca.

En casos como estos, los grandes marketplaces como Amazon son los más beneficiados, ya que el usuario acude con la información necesaria para realizar una compra efectiva y rápida.

Por otro lado, los espacios de retail físicos buscan la forma de evitar la fuga de estas conversiones, ya sea facilitando la compra digital en la misma tienda o con servicios como la recogida en tienda sin gastos de envío.

Para entender el webrooming, hay que reconocer la proliferación de consumidores digitales de todo tipo supone que Internet sea la gran fuente de consulta, sobre todo desde los smartphones.

De este modo, el comprador potencial acude a la red y a las opiniones de otros usuarios para conocer un producto, compararlo y ver todas las posibilidades a su alcance.

Con la información necesaria, se decide por realizar la compra en un establecimiento físico, ya sea por la experiencia de compra, la fiabilidad o la manera de confirmar que todo lo que ha leído se cumple y se lo puede llevar a casa directamente.

¿Sabes todo lo que necesitas sobre el comercio digital y los nuevos hábitos de compra?

Infórmate

Conoce las diferencias entre ambos comportamientos del consumidor digital:

Público objetivo

Aunque se crea lo contrario, los jóvenes son los más dados a realizar webrooming en ciertos productos, aunque para otras compras más impulsivas o relacionadas con los servicios exprés, se decantan por la compra online.

En este caso, el peso de las promociones y de los clubs de fidelización también da un giro a estas cifras y forma de cosnumir.

Precio: factor decisivo

Es una perfección mas que una realidad, pero un 75% de los consumidores digitales creen que las tiendas online son las mejores fuentes de información, pero que la relación calidad-precio la ofrecen los espacios físicos.

Esto demuestra que el consumidor digital aún está por “educar” y que los e-commerce deben invertir esfuerzos en mejorar su transparencia y relación con el cliente.

Desconfianza

Sobre todo, en lo relacionado a los gastos de envío o los costes adicionales que surgen de algunas compras online.

Del mismo modo, aunque en el showrooming se valora la inmediatez y la comodidad, los que se decantan por el webrooming afirman que prefieren la atención física, de manera que sea más fácil tramitar una devolución o reclamación.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.