text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

En Finlandia ya no se enseñará matemáticas ni historia a los alumnos

      
Autor: Jari Sjölund  |  Fuente: Flickr

Finlandia, que ya se destaca por ocupar los primeros lugares todos los rankings de educación mundial, está impulsando una reforma que cambiaría su sistema educativo. Esta metamorfosis se basa en abandonar el tradicional estudio por asignaturas y sustituirlo por el aprendizaje dividido en “temas” abordados desde diferentes disciplinas.

 

Lee también
» Infografía: ¿Qué cambios se prevén para la educación en los próximos 20 años?

 

La reforma

Se acabó el horario tradicional de “una hora de historia, una hora de matemáticas, una hora de geografía, etc.” A partir de esta reforma se abordará un fenómeno o tema por vez de manera que los alumnos puedan ver una aplicación práctica de lo que aprenden. Por ejemplo, al estudiar la Unión Europea, aprenderán historia, política, idiomas y geografía simultáneamente.

Además, se fomentará la participación de los alumnos en su aprendizaje y el trabajo en equipo, de manera que puedan afrontar problemas de forma independiente y potenciar sus habilidades de comunicación. Por ende, se eliminará la figura tradicional del profesor que se limita a dar la clase y no estimula involucra a los alumnos.

 

El desafío

Los estudiantes mayores de 16 años ya estudian con este sistema de aprendizaje, pero el nuevo desafío para la educación del país nórdico es adaptarlo a todos los niveles, incluso a los más pequeños. Pasi Silander, jefe del departamento de Desarrollo Educativo de la ciudad de Helsinki, explicó al periódico británico The Independent que “en el pasado, los bancos necesitaban muchos contadores que tuvieran que realizar muchos cálculos. Pero ahora la situación ha cambiado: los más pequeños ya usan computadores muy avanzados capaces de realizar esas operaciones, así que tenemos que cambiar para adaptarnos a la sociedad”.

Los impulsores de este cambio esperan que para el año 2020 esta modalidad haya entrado en vigor en todo el país. Sin embargo, aún hay docentes que se oponen a este cambio, en su mayoría profesores que han enseñado una asignatura toda su vida. Este nuevo sistema los obligaría a formular el programa escolar de cero, lo que requeriría la colaboración de docentes de distintas áreas. Marjo Kyllonen, responsable de esta reforma educativa, denomina a esto “co-docencia” y afirma que los profesores que acojan este sistema obtendrán un bonus extra aparte de su salario.

Para Kyllonen, “Actualmente existen colegios que enseñan como si estuviéramos a principios del siglo XX, pero las necesidades no son las mismas y es hora de saltar de lleno al siglo XXI”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.