text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

UNESCO: Evaluaciones nacionales de aprendizaje ayudan a mejorar la calidad de la educación

      
Autor: UN Photo  |  Fuente: Flickr

En el año 2000 se llevó a cabo el Foro Mundial en Dakar Senegal, en el que 164 países se congregaron para debatir sobre los pasos a seguir para mejorar la educación mundial. A partir de este evento las 164 naciones participantes firmaron el Marco de Acción de Dakar, Educación para Todos: Cumpliendo nuestros Compromisos Colectivos, mediante el cual se comprometían a trabajar en pos del cumplimiento de seis objetivos para el 2015. Fue en base al análisis del avance en relación a estos objetivos que la Unesco elaboró el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2015, y lo dio a conocer el pasado jueves 9 de abril.

» Visita el especial del Informe Educación para Todos de la UNESCO y descubre la realidad educativa de 140 países

Uno de los mayores descubrimientos revelados en el Informe fue que la ampliación del acceso a la educación no implica una mejora automática de su calidad, pero que es posible conciliar estos dos factores para aumentar el número de vacantes y los niveles de instrucción.

Según se explica en el documento, el aumento de la cantidad de evaluaciones nacionales de aprendizaje fue uno de los factores determinantes para la mejora de la educación.

Mientras que en la década de los 90 solo se aplicaron 283 evaluaciones de esta índole, esta cifra fue de 1.160 entre 2000 y 2013. Este crecimiento es sumamente beneficioso ya que permite que las naciones dispongan de más datos a partir de los cuales invertir de forma precisa y eficaz en la educación.

 

Problemática: número de estudiantes por profesor

La tasa de alumnos por docente es uno de los desafíos a superar en distintas partes del mundo. Afortunadamente, en el período en cuestión 121 de los 146 países consiguieron reducir el número de estudiantes para cada docente.

Los mejores resultados fueron obtenidos en Europa y América del Norte, con 1 profesor por cada 14 estudiantes. Por el contrario, en África Subsahariana la situación continúa siendo comprometida ya que el promedio de alumnos por profesor llega a ser de 42. Cuando el recorte se mide en relación a los profesores con la capacitación adecuada, la diferencia es aún mayor: 55 estudiantes por cada docente. En América Latina, esta tasa corresponde a 23 alumnos.

Según datos expuestos en el Informe, serían necesarios 4 millones de educadores para salvaguardar la deficiencia de educadores formados, 63% de ellos en África Subsahariana.

El bajo número de profesores calificados de escuela primaria existente en muchas regiones también es un dato negativo. La cifra más alarmante es el de Guinea-Bissau, donde apenas el 39% de los maestros de este nivel de enseñanza están debidamente formados.

 Se necesitarían 4 millones de educadores para suplir la carencia de docentes formados en el mundo.

 

Cómo mejorar la calidad de la educación

En el Informe de la Unesco se propone, como camino para suplir esta carencia, que los gobiernos se enfoquen en una valorización de los profesores, mejoren sus salarios y creen planes de carrera. La contratación de profesores temporales se muestra eficaz solo en las localidades donde la comunidad es más participativa. En el caso contrario, como estos docentes tienden a tener un nivel de instrucción inferior, el impacto en la educación puede ser negativo, como sucede en Níger o en Togo.

Sin embargo, aunque los educadores son fundamentales, mejorar la calidad de la educación no depende exclusivamente de ellos, ya que el fortalecimiento de los materiales didácticos, la estructura adecuada de las aulas (saneamiento y mantenimiento) y el tiempo que los alumnos pasan en la escuela influyen directamente en el desempeño. Lo recomendado por la Unesco es que estén allí entre 850 y 1000 horas. 

La Organización destaca que, en lo respectivo a las prácticas pedagógicas, los gobiernos deben estimular cuatro factores: “un programa relevante e inclusivo, un abordaje pedagógico apropiado y eficaz, el uso de la lengua materna de los niños y el empleo de las tecnologías adecuadas.” En este último punto se fomenta el aprovechamiento de las herramientas brindadas por los teléfonos móviles, que cumplen las mismas funciones que un computador, pero suponen una menor inversión.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.