text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 consejos para tomar buenos apuntes en la universidad

      

Algunos estudiantes consideran que prestar atención en clase y confiar en su buena memoria es suficiente para alcanzar el éxito académico, pero los últimos días antes del examen deben pedir las notas a sus compañeros para repasar las lecciones. Los apuntes de clase constituyen el complemento perfecto de lo que se puede leer en libros de texto, así como revelan qué es lo que el docente considera más importante sobre cada tema.

Si aún no has adquirido ese hábito, en esta nota te acercamos 5 consejos para que domines el arte de tomar buenos apuntes en la universidad.  

 

Lee también
» Consejos para elaborar una reseña eficaz
» 8 energizantes naturales que los estudiantes deben conocer 
» 5 consejos para estudiantes de Derecho 

 

1. Lleva los materiales adecuados

En lugar de utilizar cuadernos normales o con espiral, prueba emplear una carpeta con anillos de la que puedas quitar y poner hojas fácilmente. Así, si te pierdes una clase o quieres complementar tus apuntes podrás insertar hojas sin preocuparte por alterar el orden de los temas. No te olvides de llevar resaltadores para destacar los conceptos más importantes.

 

2. Acude preparado

Además de preparar tus materiales, debes asegurarte de que tu mente esté en la sintonía adecuada para sacar el máximo provecho de la clase. Lee el material asignado y tus últimas notas antes de ingresar al salón de clases. Anota tus dudas y lo que no hayas entendido.

Asimismo, es fundamental ingresar al aula con una actitud positiva, sin tener la atención puesta en todo lo que podrías estar haciendo si no estuvieras en clase.

 

3. Escucha de forma activa

Realiza un esfuerzo consciente para prestar atención al docente y concentrarte en lo que dice. Si tu mente se divaga, aunque sea por unos segundos, es posible que te cueste volver a mantener la concentración. Evita distraerte incluso cuando la lección se torna poco interesante o un compañero hace una pregunta que no te interesa.

 

4. Desarrolla tu propio método

Determina cuál es la estrategia que te permite una mayor velocidad y comprensión a la hora de tomar apuntes. Experimenta con símbolos y abreviaturas. ¿Prefieres hacer esquemas con palabras claves o generar textos divididos en párrafos? Cómo estructures tus apuntes depende de ti, pero esfuérzate por seguir un método consistente.

Comienza cada clase en una nueva página, siempre indicando la fecha, y deja espacios en blanco por si luego deseas agregar notas o material extra.

 

5. Revisa tus notas después de clase

Volver a mirar apuntes tomados hace semanas puede ser un poco confuso y quizás existan partes que no logres entender del todo. Por este motivo, es importante no dejar pasar más de uno o dos días antes de repasar y editar tus notas.

Vuelve a escribir aquellas palabras, abreviaciones o pasajes ininteligibles. Resalta palabras y conceptos claves y agrega información donde creas que sea necesario. Destaca también lo que no has entendido para consultarlo con un compañero o el docente a la brevedad. Si tienes tiempo, es recomendable que transcribas tus apuntes a computadora, algo que agradecerás enormemente cuando sea momento de estudiar para los exámenes.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.