text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Docentes: cómo lidiar con los estudiantes problemáticos del aula

      
Fuente: Shutterstock

La profesora asistente Chita Espino-Bravo, quien imparte idioma español en la Universidad Estatal de Fort Hays (Estados Unidos), compartió en ASCD, dos estrategias para ayudar a los docentes a lidiar con los estudiantes problemáticos de un aula. El objetivo es integrarlos a las clases para que puedan obtener un mayor aprovechamiento académico y personal, pero principalmente, evitar las influencias negativas e incomodidades hacia el resto de los estudiantes.

La presión y tú, ¿archienemigos o un equipo diez?

Más info




Lee también 
5 redes sociales para docentes
6 razones por las que redes sociales cambiarán tu salón de clases


Los estudiantes problemáticos son aquellos que crean tensión en el aula, ya sea porque se aburren, buscan ser el centro de atención o se refugian en una coraza de estrés permanente y lo utilizan para provocar al resto. Suelen ser personas sensibles a las críticas que ven al docente como una figura autoritaria.

Según la docente Chita Espino-Barvo, existen dos tipos de alumnos con estas características, así como dos estrategias para erradicar su comportamiento inaceptable o -en el peor de los casos- aplacarlo.

Tipo #1: El payaso de la clase

Fácilmente identificable, es el estudiante que se aburre e intenta boicotear la clase interrumpiendo constantemente con preguntas alejadas del tópico que se desarrolla en ese momento. Su meta es captar la atención de la clase con sus comentarios y bromas para que todos se rían. No permite que sus compañeros se involucren con las lecciones o que alguien participe de la clase activamente, ya que conversa con los estudiantes próximos a su sitio.

Estrategia: Mezclar y mezclarse

En este caso, la profesora Chita Espino-Bravo sugiere cambiar de asiento a los alumnos en cada clase. Sacar “al payaso” de su zona de confort, es obligarlo a adaptarse cada día a un nuevo entorno pues el cerebro necesita tiempo para ajustarse a los cambios. Deberá trabajar con compañeros a los que no está acostumbrado, se sentirá incómodo e interrumpirá la clase en menor proporción.

Tipo #2: El estresado

Este estudiante se manifiesta agobiado por la cantidad de tareas que debe preparar para la próxima clase, luce físicamente cansado y cree que tiene el derecho de corregir al docente permanentemente. Necesita tranquilidad para concentrarse, por lo que puede ser desagradable con sus compañeros y posee temor a fallar en la clase. Cuando se conversa con él para explicarle que su comportamiento es intolerable, se disculpa diciendo que está estresado.

Estrategia: Empatizar

Chita Espino-Bravo, recomienda permitir que el estudiante hable sobre su situación para eliminar parte del estrés con el simple hecho de exteriorizarlo. Mostrarse comprensivo, ofreciéndole plazos extra para entregar sus tareas es una buena manera de plantarse. Se debe aconsejar que asista al centro médico de la universidad para que le enseñen distintas técnicas que lo ayuden a reducir el estrés.

 

¿Qué hago si las estrategias no resultan como esperaba?

Una vez que se apliquen las técnicas y los estudiantes mantengan su comportamiento, se contacta a su orientador para que los derive a una atención profesional que trate otros problemas de fondo. Sin embrago esta es la última opción. Prueba contándole de los errores que cometiste, demuéstrales que deseas ayudarlos en lugar de imponer tu autoridad. Estos tipos de estudiantes necesitan sentirse contenidos, por lo tanto, si te asocian a una amenaza, lograrás el efecto contrario.

Recuerda que lo más importante es hacer que se sientan incluidos en clase, de esta manera, asegura la profesora Chita Espino-Bravo, evitarás que disturben al resto y tú podrás cumplir con la planificación de clase que preparaste para hoy… ¡sin interrupciones!
A continuación te invitamos a leer más consejos para docentes

La presión y tú, ¿archienemigos o un equipo diez?

Más info



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.