text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Tips para comunicar con eficacia y persuasión (Webinar)

      
Fuente: Shutterstock

La habilidad de retórica necesaria en cualquier discurso, implica la capacidad de comunicarse eficientemente para captar una audiencia y orientar sus acciones hacia un fin determinado. El objetivo puede ser conseguir un voto, vender un producto, aprobar un examen oral o incluso obtener el aval familiar para mudarse a otro país. Conor Neill se encarga del Departamento de Dirección de Personas en las Organizaciones, dependiente del IESE Business School de la Universidad de Navarra en España y es el encargado del Webinar “Comunicar con eficacia y persuasión”, que te ayudará lograr tus metas valiéndote de la comunicación.



Lee también
Hablar en público: aprende a dominar el recurso de la pausa
6 consejos para hablar en público sobre temas científicos
10 tips para hacer una presentación oral exitosa



Medidas previas a la exposición oral

En cualquier discurso es imprescindible generar credibilidad para dirigir la acción de una audiencia, quienes desconfíen de tus palabras no seguirán tus consejos. Las palabras elegidas son importantes, pero no determinantes para transmitir seguridad. La clave es delimitar el contexto en el cual desarrollarás tu discurso, porque te dará pistas para triunfar según el tipo de público que necesitas convencer.

Lo primero que debes hacer es vestirte según la ocasión, la defensa oral de tu tesis de maestría requerirá una vestimenta muy distinta a una charla brindada en una biblioteca pública para incentivar la lectura en los niños. Sin embargo, en ambos casos deberás persuadirlos para que tomen decisiones alineadas con tus objetivos y la primera impresión, suele formarse a través de la mirada.


La estructura de un discurso

Planificarás tu discurso acorde a la audiencia que lo recibirá, eligiendo el tipo de lenguaje que emplearás para captar la atención desde un principio, lo que se denomina apertura. El cuerpo del discurso consiste en mantener la atención del público en todo momento y el cierre, se relaciona con la forma en que tu objetivo se cumplirá. Puedes apelar a la acción directa pidiendo firmas para alcanzar un presupuesto o intentar por la vía indirecta, resaltando el dolor que se sufrirá hasta que se produzca el cambio que impulsas.

Las tres partes del discurso son fundamentales ya que la apertura clarificará tus intensiones y será el puntapié para alcanzar las metas. Una vez que captaste la atención, necesitas mantenerla, lo cual es difícil pero no imposible. Si tu público se dispersa, evita elevar la voz por encima del bullicio y acude al silencio. Es una medida práctica que manifiesta autoridad, obliga a la audiencia a mirarte para ver qué ha sucedido y te permitirá continuar con la exposición. Por otra parte, el final es crucial para saber si lograste influir en sus ideas a través de las acciones que realicen.

 

Tipos de audiencia

La audiencia amistosa estará de acuerdo con tus ideas y generalmente ya formó su opinión antes de escucharte, como adeptos políticos. Tu trabajo será unir sus acciones hacia una meta clara que deberás explicitar. Contrariamente, la audiencia hostil no simpatiza con tu discurso y su predisposición hacia tus objetivos es negativa, por lo que evitarás marcar sus errores. En su lugar, ofrece información nueva y pídeles que reconsideren la decisión que tomaron antes de recibir estos datos.

Tanto la audiencia amistosa como la hostil tienen una imagen preconcebida sobre el tema que desarrollarás por lo que puedes trabajar a partir de ello, pero la audiencia apática no consigue visualizar una razón para escucharte. En este caso, deberás explicar por qué expondrás sobre tal tópico antes de brindar tus argumentos. Finalmente, la audiencia sin criterio no tomó una decisión porque no sabe en qué basarse, así que ofréceles variables lógicas sobre las cuales construir sus esquemas mentales antes de que decidan.


Características de un excelente expositor

Un buen retórico despliega su discurso con energía, intensidad, convicción y autoridad. Transmite la sensación de que la temática expuesta es importante para su vida personal, forma parte cotidiana de ella y es la mejor opción entre todas las posibilidades.


Cómo lograr la reacción de una audiencia

Según el libro La Retórica, escrito por Aristóteles y recomendado por Conor Neill como el mejor material disponible sobre la comunicación eficaz y persuasiva, existen tres componentes principales para lograr una determinada acción en la audiencia.

El logos implica que lo dicho debe tener sentido para el público porque se puede comprender desde su propia perspectiva. En una segunda instancia, el ethos define quién es el expositor según la elección de palabras, la confianza y la autoridad que transmita. Por último, el pathos refiere a la conexión emocional del público con la temática expuesta. La ausencia de dicha conexión impide un cambio en su pensamiento y por lo tanto, en su acción.

 

Resultados de una comunicación eficaz

  • Interés de la audiencia.
  • Retroalimentación.
  • Discurso ininterrumpido.
  • Acuerdo entre la audiencia.
  • Reacción del público.
  • Logro del objetivo inicial.

 

Te invitamos a ver el webinar “Comunicar con eficacia y persuasión” ingresando en este enlace, donde deberás completar un formulario para recibir un código y un link en tu correo electrónico que te permita acceder al webinar completo de forma gratuita.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.