text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Ventajas y riesgos del uso del almacenamiento en nube en el campus

      
Esta tecnología permite cumplir algunos de los objetivos más anhelados por las universidades
Esta tecnología permite cumplir algunos de los objetivos más anhelados por las universidades  |  Fuente: Shutterstock
  • La tecnología permite cada vez más posibilidades en materia de almacenamiento y seguridad.
  • Responsables de centros educativos pueden emplear diferentes medios tecnológicos para proteger su información.
  • Incorporar el almacenamiento en la nube es parte del proceso de digitalización que las universidades deben enfrentar.

Cuando hablamos de guardar un archivo, por lo general se piensa en un componente físico que forma parte del hardware de un ordenador, o bien se presenta como un dispositivo extraíble, como puede ser un disco duro extraíble o una memoria USB. Sin embargo, existe una posibilidad más a considerar: el almacenamiento en la nube.

Este consiste básicamente en el almacenamiento de datos en redes de computadoras, es decir, en espacios virtuales y no físicos. Es decir, la información no se encuentra en el campus pero sí puede ser accesible por sus miembros, tanto docentes como personal administrativo, académicos, investigadores y estudiantes.

 

Cada vez son más las empresas y universidades que optan por esta forma de almacenamiento, comprendiendo sus beneficios.

De hecho, un estudio de International Data Corp señala que los gastos asociados a cloud computing representan un tercio de la totalidad de los gastos en TI del mundo. Además, un análisis de Gartner indica que el gasto en este tipo de servicios alcanzará los 260 mil millones de dólares este año.

¿Conoces lo que hace un Gestor Cloud?

Descubre todo sobre esta profesión

¿Por qué usar este modelo a nivel universitario?

Si bien resulta evidente que cada vez se invierte más en almacenamiento en la nube, este no es el único factor por el que las universidades deberían apostar por él. En efecto, existen una serie de ventajas asociadas al uso del almacenamiento en la nube para este tipo de centros, como por ejemplo:

  • Materiales accesibles en todo momento.
  • Almacenamiento más seguro, porque los archivos se guardan en diferentes servidores.
  • Los miembros del campus pueden acceder a ellos en todo momento, desde cualquier dispositivo.
  • Mayor cantidad de archivos almacenados.
  • Es más estable que otras formas de almacenamiento.

A su vez, a medida que más centros de Educación Superior han optado por esta forma para respaldar su información, ha sido posible conocer una serie de riesgos o desventajas implicados en el uso de la misma:

  • Costos elevados: de acuerdo a las estimaciones, una Universidad con aproximadamente 1.000 empleados y 6.000 alumnos necesitaría entre 4.000 y 7.000 dólares por año para cubrir el costo de determinadas funciones de cloud computing.
  • Posibles hackeos de bases de datos de la Universidad, exponiendo así al centro.
  • Necesidad de contratar expertos en la materia.

De acuerdo al último Cisco Global Cloud Index, la computación en la nube logrará reemplazar los centros de datos tradicionales en los próximos 4 años. Por lo que, mantenerse alejado de este sistema será mantenerse alejado de la digitalización.

Si este motivo no resulta suficiente para que las universidades empleen el almacenamiento en la nube, es necesario agregar que este puede colaborar en uno de los objetivos más tradicionales de la Universidad: la creación de una comunidad colaborativa. Con este sistema, se hace posible que profesores y alumnos trabajen en equipo sin pensar en las distancias e incluso que se realicen colaboraciones con otros centros apostando por la internacionalización de la Universidad.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.