text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

7 formas de arruinar tu reputación profesional

      
7 formas de arruinar tu reputación profesional
Respeta las fechas límite. Fuente: Universia.
Lee también:
 
 
 
El mundo está repleto de personas capaces con una infinidad de posibilidades de desarrollarse profesionalmente pero que, por algún motivo, parecen estancadas en sus carreras. Muchas veces esto ocurre porque tienen una mala reputación que impide que las empresas confíen en ellas para contratar sus servicios. Para tener éxito en el mundo laboral de hoy no basta con tener un buen currículum, es necesario ser conocido por ser alguien de confianza. Para ayudarte a no incursionar en errores que pongan en juego tu futuro, te presentamos las 7 formas de arruinar tu reputación profesional, publicadas por el portal Forbes.com

1. Poner excusas

Las personas que tienen una excusa para todo y no toman responsabilidades por sus acciones son generalmente muy mal vistas. Si cometes un error, lo primero que tienes que hacer es reconocerlo y luego encontrar maneras de subsanarlo.

2. No respetar las fechas límite

Si quieres ser percibido como un trabajador responsable, respeta a rajatabla las fechas límite de entrega de tareas y proyectos que te imponga tu jefe. A todos nos puede pasar de vez en cuando de no tener tiempo de terminar algo, pero procura que no se te haga costumbre.

3. No prepararse para las reuniones

Las reuniones de personal son instancias que te brindan la oportunidad de hacer lucir tu trabajo. Si no estás bien preparado al momento de hacer tu presentación, puede parecer que no cumples con tus obligaciones cotidianas.

4. No ser puntual

Ser puntual no significa solamente saber gestionar bien tu agenda, sino también es signo de que respetas y valoras el tiempo de los demás tanto como el tuyo.

5. No responder a los mensajes 

Cuando una persona te envía un email, sin importar cuál sea su estatus, lo que corresponde es que lo respondas inmediatamente. Si no lo haces, serás percibido como alguien con quién es difícil comunicarse y obtener un trato recíproco.

6. Hacer demasiados chistes 

Aunque el sentido del humor puede ayudar a hacer más ameno el trabajo en algunas ocasiones, tampoco es recomendable ser siempre visto como el chistoso de la oficina.

7. Subestimar los pequeños detalles

Cada cosa que hacemos o decimos contribuye a la construcción de nuestra marca personal. Recuerda que el camino para lograr grandes objetivos se transita día a día prestándole atención a los detalles que pueden parecer más insignificantes.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.