text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

4 preguntas que los entrevistadores no deberían volver a hacer

      
Fuente: Universia

Sin importar la experiencia que posean, los entrevistadores tienden a repetir las mismas preguntas una y otra vez cuando se trata de dialogar con posibles empleados. Pero, ¿qué sucedería si te atreves a reemplazar lo clásico por nuevas ideas? Asegúrate de conocer a tu futuro empleado conociendo cuáles son las preguntas que como entrevistador no deberías volver a hacer.

 

#1 ¿Cuál es tu mayor debilidad?

 

Ante una pregunta de este estilo, la mayoría de los entrevistados tienden a transformar las debilidades de tal forma que solo terminan por destacar sus fortalezas, sin contestar verdaderamente la pregunta.

 

Si realmente quieres saber cuál es el costado profesional más complicado u oscuro de tus entrevistados debes cambiar el rumbo de la pregunta. Reemplaza la suposición por la realidad y viaja en el tiempo con él, es bueno remitirse a la última vez que tuvo algún conflicto o traspié laboral.

 

Luego de identificado el momento, consulta sobre cómo se solucionó aquel problema. Ahí estará la respuesta más clara sobre las debilidades de tus posibles empleados.

 

#2 ¿Dónde te ves en tres años?


Esta pregunta sobre el futuro profesional tiende a agrupar a los entrevistados en dos grandes conjuntos de acuerdo al optimismo o humildad que demuestren en sus respuestas. Esta pregunta deja en evidencia el grado de ambición pero no ofrece demasiada sustancia real para conocer al otro.

 

Opta por indagar sobre las aspiraciones laborales, qué tipo de negocio le gustaría tener, cómo lo administraría. Esto no sólo dará más lugar a que puedan expresar sus sueños y metas sino que podrás visualizar el potencial de tu entrevistado.

 

#3 Cuéntame un poco sobre ti…


Esta pregunta perdió vigencia con la creación de las redes sociales. Si eres un buen encargado de recursos humanos antes de cada entrevista habrás realizado las investigaciones correspondientes en el mundo web para tener una noción previa sobre cada uno de tus entrevistados.

 

Más allá de sus pasatiempos u objetivos personales, la idea es saber si el entrevistado tiene las habilidades necesarias para ocupar ese puesto de trabajo. Busca entender su forma de pensar partiendo de cuestiones como: porqué eligió esa carrera o cuál fue su criterio para seleccionar universidades.

 

 

#4 ¿Por qué debería contratarte a ti?

 

Esta pregunta te coloca en un lugar de poder que somete a los candidatos a un ruego carente de información, opta por dejar un espacio para que el entrevistado pueda agregar aquellos datos que considere necesarios.

 

Una divertida forma de finalizar las entrevistas puede ser: “Si tu pudieras volver a responder una de las preguntas que te realicé, ¿cuál sería y qué dirías?”.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.