text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

6 razones por las que no te han vuelto a llamar luego de tu entrevista laboral

      
<p style=text-align: justify;>Un amigo te comentó que una reconocida empresa buscaba personal. Enviaste tu hoja de vida en respuesta al llamado. Te contactaron para concretar una entrevista, pero nunca te volvieron a llamar. ¿Esta situación te es familiar? Si la respuesta es afirmativa, presta atención ya que<strong> puede que estés haciendo algo mal</strong>. Es que si te contactaron para efectivizar el encuentro es porque tu perfil profesional se adapta a lo que la empresa necesita y lo único que la organización precisa es <strong>conocer ciertos aspectos de tu personalidad</strong> para saber si eres realmente el indicado.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: left;><strong>Lee también</strong><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=5 consejos para resumir tu hoja de vida sin eliminar información relevante href=https://noticias.universia.net.co/empleo/noticia/2015/01/20/1118478/5-consejos-resumir-hoja-vida-eliminar-informacion-relevante.html>» <strong>5 consejos para resumir tu hoja de vida sin eliminar información relevante</strong></a><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Las 5 preguntas más difíciles de contestar en una entrevista laboral href=https://noticias.universia.net.co/empleo/noticia/2014/03/06/1086153/5-preguntas-mas-dificiles-contestar-entrevista-laboral.html>» <strong>Las 5 preguntas más difíciles de contestar en una entrevista laboral</strong></a><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Experto asegura que dominar nuevas tecnologías es clave para ser contratado href=https://noticias.universia.net.co/empleo/noticia/2015/01/27/1118900/experto-asegura-dominar-nuevas-tecnologias-clave-contratado.html>» <strong>Experto asegura que dominar nuevas tecnologías es clave para ser contratado</strong></a> </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Algunas actitudes o conductas son suficientes para que seas descartado como posible candidato. Es que la forma en que nos manejamos habla mucho de nuestra forma de ser. Por eso, en esta nota te presentamos <strong>los errores más frecuentes en las entrevistas laborales</strong> para que los evites y te asegures ese empleo que tanto has deseado.</p><p style=text-align: justify;> </p><h4 style=text-align: justify;>1. Llegaste muy temprano o muy tarde a la entrevista </h4><p style=text-align: justify;>Llegar tarde denota desinterés, descuido y poca responsabilidad de tu parte. Sin embargo, arribar temprano tampoco es recomendable dado que deja en evidencia una personalidad ansiosa. Lo ideal es <strong>tocar timbre a la hora acordada</strong>: ni un minuto antes, ni un minuto después. Si arribas antes, siempre puedes tomar un café en el bar de la esquina.</p><h4 style=text-align: justify;> </h4><h4 style=text-align: justify;>2. No cuidaste tu lenguaje corporal </h4><p style=text-align: justify;>No sólo las palabras comunican: la forma en que te vistes, la manera en que te mueves, la postura que adoptas y miles de otros elementos darán la pauta de cómo eres en realidad. El entrevistador reparará en estos puntos, por lo que es muy importante cuidarlos por demás. Procura vestir sobriamente, tomar asiento de manera elegante y pensar dos veces antes de abrir la boca. Esta receta nunca falla.</p><h4 style=text-align: justify;> </h4><h4 style=text-align: justify;>3. No hablaste lo suficiente </h4><p style=text-align: justify;>En la entrevista laboral el entrevistador quiere conocerte, pero es imposible que lo logre si te limites a contestar por “sí” o “no”. Deja la timidez de lado y anímate a sorprender a quien tienes enfrente.</p><h4 style=text-align: justify;> </h4><h4 style=text-align: justify;>4. Has solicitado un salario superior al que planeaban ofrecerte </h4><p style=text-align: justify;>Al negociar tu salario es importante ser muy precavido. Existe la creencia de que hay que solicitar un monto muy alto ya que siempre suelen ofrecer por debajo de la cifra. Sin embargo, exagerar no te ayudará ni hoy ni nunca. Procura averiguar cuánto paga el mercado por el puesto al que estás aplicando y en base a tu previa experiencia plantea algo razonable que no sea disparatado. Además, es vital que esperes a que sea el entrevistador el que ponga del tema de la paga sobre la mesa ya que de lo contrario pueden tildarte de interesado y grosero.</p><h4 style=text-align: justify;> </h4><h4 style=text-align: justify;>5. Mentiste y lo notaron </h4><p style=text-align: justify;>Exagerar es una forma de mentir. Durante el encuentro que tengas con la organización es muy importante ser sincero y transparente. De seguro valorarán más este aspecto que lo que puedas llegar a inventar.</p><h4 style=text-align: justify;> </h4><h4 style=text-align: justify;>6. Tus referencias te traicionaron </h4><p style=text-align: justify;>Es frecuente poner el teléfono de contacto de tu trabajo anterior para que la organización a la que le interesas pueda comunicarse y saber cómo te desempeñas como profesional. Sin embargo, es importante estar seguro de haber puesto como referencia a la persona indicada ya que pueden traicionarte y hacerte perder ese trabajo que tanto anhelabas.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p>
Fuente: Universia

Un amigo te comentó que una reconocida empresa buscaba personal. Enviaste tu hoja de vida en respuesta al llamado. Te contactaron para concretar una entrevista, pero nunca te volvieron a llamar. ¿Esta situación te es familiar? Si la respuesta es afirmativa, presta atención ya que puede que estés haciendo algo mal. Es que si te contactaron para efectivizar el encuentro es porque tu perfil profesional se adapta a lo que la empresa necesita y lo único que la organización precisa es conocer ciertos aspectos de tu personalidad para saber si eres realmente el indicado.

 

Lee también
» 5 consejos para resumir tu hoja de vida sin eliminar información relevante
» Las 5 preguntas más difíciles de contestar en una entrevista laboral
» Experto asegura que dominar nuevas tecnologías es clave para ser contratado 

 

Algunas actitudes o conductas son suficientes para que seas descartado como posible candidato. Es que la forma en que nos manejamos habla mucho de nuestra forma de ser. Por eso, en esta nota te presentamos los errores más frecuentes en las entrevistas laborales para que los evites y te asegures ese empleo que tanto has deseado.

 

1. Llegaste muy temprano o muy tarde a la entrevista 

Llegar tarde denota desinterés, descuido y poca responsabilidad de tu parte. Sin embargo, arribar temprano tampoco es recomendable dado que deja en evidencia una personalidad ansiosa. Lo ideal es tocar timbre a la hora acordada: ni un minuto antes, ni un minuto después. Si arribas antes, siempre puedes tomar un café en el bar de la esquina.

 

2. No cuidaste tu lenguaje corporal 

No sólo las palabras comunican: la forma en que te vistes, la manera en que te mueves, la postura que adoptas y miles de otros elementos darán la pauta de cómo eres en realidad. El entrevistador reparará en estos puntos, por lo que es muy importante cuidarlos por demás. Procura vestir sobriamente, tomar asiento de manera elegante y pensar dos veces antes de abrir la boca. Esta receta nunca falla.

 

3. No hablaste lo suficiente 

En la entrevista laboral el entrevistador quiere conocerte, pero es imposible que lo logre si te limites a contestar por “sí” o “no”. Deja la timidez de lado y anímate a sorprender a quien tienes enfrente.

 

4. Has solicitado un salario superior al que planeaban ofrecerte 

Al negociar tu salario es importante ser muy precavido. Existe la creencia de que hay que solicitar un monto muy alto ya que siempre suelen ofrecer por debajo de la cifra. Sin embargo, exagerar no te ayudará ni hoy ni nunca. Procura averiguar cuánto paga el mercado por el puesto al que estás aplicando y en base a tu previa experiencia plantea algo razonable que no sea disparatado. Además, es vital que esperes a que sea el entrevistador el que ponga del tema de la paga sobre la mesa ya que de lo contrario pueden tildarte de interesado y grosero.

 

5. Mentiste y lo notaron 

Exagerar es una forma de mentir. Durante el encuentro que tengas con la organización es muy importante ser sincero y transparente. De seguro valorarán más este aspecto que lo que puedas llegar a inventar.

 

6. Tus referencias te traicionaron 

Es frecuente poner el teléfono de contacto de tu trabajo anterior para que la organización a la que le interesas pueda comunicarse y saber cómo te desempeñas como profesional. Sin embargo, es importante estar seguro de haber puesto como referencia a la persona indicada ya que pueden traicionarte y hacerte perder ese trabajo que tanto anhelabas.

 

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.