text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudiante de EAFIT deja en alto el ajedrez colombiano

      
Este joven continúa siendo el maestro internacional más joven de Colombia, título que ostenta desde hace cuatro años. Ahora su meta es lograr la categoría de gran maestro internacional. <br/><br/> Luego de 15 años o más de trayectoria en el ajedrez una persona puede obtener el título de gran maestro internacional al conseguir 2.500 puntos. David Arenas Vanegas, con dos lustros de competencia en esta disciplina deportiva y tan solo 18 años de edad, ya suma 2.450. <br/><br/> Es, por esta razón, que este estudiante de Administración de Negocios en EAFIT continúa siendo el maestro internacional más joven del país, título que obtuvo hace cuatro años al ganar el Campeonato Panamericano y que dejó en alto, una vez más, al representar a Colombia en el Juvenil de Polonia, el Open de Barcelona y la Olimpiada Mundial en Rusia, que se realizaron entre el 3 de agosto y el 5 de octubre. <br/><br/> El buen resultado que logró el eafitense en estas competencias de alto nivel en el ámbito mundial se dio gracias a un arduo entrenamiento de cinco horas diarias y una buena preparación física que, incluso, le ayudó a fortalecer los músculos de la espalda para permanecer sentado durante el tiempo que requería cada partida. <br/><br/> Sin embargo, más allá de los buenos resultados, David trajo consigo la experiencia de haber conocido a ajedrecistas destacados de otros países y algunas ciudades europeas de las que tiene anécdotas para contar. <br/><br/> La historia más significativa, dice, fue en Polonia. “Cuando mi entrenador y yo llegamos a Varsovia preguntamos cómo llegar a la competencia, pero no pronunciamos bien el nombre de la ciudad y nos mandaron 200 kilómetros hacia el otro lado. Entonces, para poder llegar a tiempo, nos devolvimos en bus, metro y taxi. Fue increíble porque salimos con tres días de anticipación y llegamos faltando 15 minutos para empezar”. <br/><br/> A Barcelona la describe como una metrópoli bonita y organizada, mientras de Rusia le llamó la atención la profundidad del Metro de Moscú. <br/><br/><font size=2><strong>Por el título de “gran” </strong></font><br/> En su mente también tiene esa jugada en la que movió la torre y se comió uno de los peones de un gran maestro internacional en el Mundial de Polonia, lo que reafirmó que tiene las habilidades para alcanzar la categoría de su opositor. <br/><br/> Otro de sus propósitos es alcanzar la madurez ajedrecística antes de cumplir los 33 años, y es consciente de que para ello debe hacer buenos torneos. <br/><br/> Sin embargo, David también quiere lograr otro gran título, el de administrador de negocios, por eso combina las horas de entrenamiento con los estudios de su carrera a la que ahora le dedica más tiempo. <br/><br/>
Este joven continúa siendo el maestro internacional más joven de Colombia, título que ostenta desde hace cuatro años. Ahora su meta es lograr la categoría de gran maestro internacional.

Luego de 15 años o más de trayectoria en el ajedrez una persona puede obtener el título de gran maestro internacional al conseguir 2.500 puntos. David Arenas Vanegas, con dos lustros de competencia en esta disciplina deportiva y tan solo 18 años de edad, ya suma 2.450.

Es, por esta razón, que este estudiante de Administración de Negocios en EAFIT continúa siendo el maestro internacional más joven del país, título que obtuvo hace cuatro años al ganar el Campeonato Panamericano y que dejó en alto, una vez más, al representar a Colombia en el Juvenil de Polonia, el Open de Barcelona y la Olimpiada Mundial en Rusia, que se realizaron entre el 3 de agosto y el 5 de octubre.

El buen resultado que logró el eafitense en estas competencias de alto nivel en el ámbito mundial se dio gracias a un arduo entrenamiento de cinco horas diarias y una buena preparación física que, incluso, le ayudó a fortalecer los músculos de la espalda para permanecer sentado durante el tiempo que requería cada partida.

Sin embargo, más allá de los buenos resultados, David trajo consigo la experiencia de haber conocido a ajedrecistas destacados de otros países y algunas ciudades europeas de las que tiene anécdotas para contar.

La historia más significativa, dice, fue en Polonia. “Cuando mi entrenador y yo llegamos a Varsovia preguntamos cómo llegar a la competencia, pero no pronunciamos bien el nombre de la ciudad y nos mandaron 200 kilómetros hacia el otro lado. Entonces, para poder llegar a tiempo, nos devolvimos en bus, metro y taxi. Fue increíble porque salimos con tres días de anticipación y llegamos faltando 15 minutos para empezar”.

A Barcelona la describe como una metrópoli bonita y organizada, mientras de Rusia le llamó la atención la profundidad del Metro de Moscú.

Por el título de “gran”
En su mente también tiene esa jugada en la que movió la torre y se comió uno de los peones de un gran maestro internacional en el Mundial de Polonia, lo que reafirmó que tiene las habilidades para alcanzar la categoría de su opositor.

Otro de sus propósitos es alcanzar la madurez ajedrecística antes de cumplir los 33 años, y es consciente de que para ello debe hacer buenos torneos.

Sin embargo, David también quiere lograr otro gran título, el de administrador de negocios, por eso combina las horas de entrenamiento con los estudios de su carrera a la que ahora le dedica más tiempo.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.