text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Talento y globalización

      
El talento es un atributo relativo en el espacio y en el tiempo. En el espacio, las personas difieren en su disposición, en sus capacidades y características físicas, mentales, sicológicas y temperamentales, en sus destrezas y en sus <a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2010/06/08/452823/unidades-emprendimiento-apuestan-transferencia-conocimientos.html target=_blank>conocimientos</a>. Una persona puede tener talento para ciertas labores y actividades y no tenerlo o de menor cuantía para otras. <br/><br/> En el tiempo, una persona puede tener los talentos apropiados para desempeñarse en ciertos ramos de actividad y no tenerlos en época posterior, o lo contrario. Los <a href=https://noticias.universia.net.co/ciencia-nn-tt/ target=_blank>cambios científicos, tecnológicos</a>, sociales y ambientales abren y cierran oportunidades, potencian o menoscaban habilidades, destrezas y conocimientos. Aparecen y desaparecen <a href=https://preuniversitarios.universia.net.co/que-estudiar/salidas-profesionales/ target=_blank>oficios y ocupaciones</a> y sectores de actividad, o se transforman. Se interrelacionan las ciencias (físicas, biológicas y humanas); desaparece el aislamiento disciplinar y se debilitan las jerarquizaciones del conocimiento.<br/><br/> También los conjuntos humanos se distinguen por ser más talentosos para unas labores que para otras, no por simples dictámenes de la naturaleza, ni por que lo impongan condicionamientos genéticos como algunas concepciones de la teoría política, psicológica y sociológica lo han pretendido, sino por complejas interacciones que se forman a lo largo de los años en <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2010/08/17/426096/u-nacional-desarrollan-atlas-potencialidades-territorio.html target=_blank>entornos geográficos</a>, históricos, sociales, culturales, políticos, económicos, ecológicos, productivos, empresariales, educativos y científicos.<br/><br/> La gestión de los <a href=https://noticias.universia.net.co/movilidad-academica/noticia/2009/01/19/239037/cara-recursos-humanos-america-latina.html target=_blank>recursos humanos</a> debe basarse en que las personas difieren en sus talentos en mayor o menor magnitud y, en los cambios en el tipo de talentos que se requieren; lograr que cada persona se desempeñe en aquellas labores para las cuales encaja mejor y que cada actividad esté desempeñada por quien es más apropiado para cumplirla, seguirá siendo el gran reto de la gestión humana. Cambian los términos del lenguaje, los modos de identificar los potenciales, la manera de compensar la buena labor, los fines y modos; el reto, permanece.<br/><br/> Las organizaciones, como conjuntos humanos, tienen el desafío de construir entornos que propicien la atracción, el desarrollo, la retención productiva y el buen desempeño y aprovechamiento de quienes las conforman, para el logro de la misión y de los objetivos que se han propuesto. Lograr que el conjunto humano que la constituye sea un medio favorable para el talento, debe ser pilar central de la dirección y la <a href=https://estudios.universia.net/colombia/estudio/area/ciencias-sociales-del-comportamiento-comunicacion-administracion-trabajo-derecho-comercio-economia-finanzas-administracion-trabajo-administracion-gestion-empresas target=_blank>administración</a>.<br/><br/> La tendencia hacia una mayor <a href=https://noticias.universia.net.co/movilidad-academica/ target=_blank>movilidad</a> del trabajo hay que ligarla a factores propios del rápido desarrollo del conocimiento, del surgimiento y expansión de la llamada sociedad del conocimiento, de los cambios en la relación de las personas y las sociedades con el espacio y el tiempo, del cambio tecnológico, y a las transformaciones sociales que generan y, a la exigencia de permanente adaptación de las personas y las organizaciones que imponen tales factores.<br/><br/>
El talento es un atributo relativo en el espacio y en el tiempo. En el espacio, las personas difieren en su disposición, en sus capacidades y características físicas, mentales, sicológicas y temperamentales, en sus destrezas y en sus conocimientos. Una persona puede tener talento para ciertas labores y actividades y no tenerlo o de menor cuantía para otras.

En el tiempo, una persona puede tener los talentos apropiados para desempeñarse en ciertos ramos de actividad y no tenerlos en época posterior, o lo contrario. Los cambios científicos, tecnológicos, sociales y ambientales abren y cierran oportunidades, potencian o menoscaban habilidades, destrezas y conocimientos. Aparecen y desaparecen oficios y ocupaciones y sectores de actividad, o se transforman. Se interrelacionan las ciencias (físicas, biológicas y humanas); desaparece el aislamiento disciplinar y se debilitan las jerarquizaciones del conocimiento.

También los conjuntos humanos se distinguen por ser más talentosos para unas labores que para otras, no por simples dictámenes de la naturaleza, ni por que lo impongan condicionamientos genéticos como algunas concepciones de la teoría política, psicológica y sociológica lo han pretendido, sino por complejas interacciones que se forman a lo largo de los años en entornos geográficos, históricos, sociales, culturales, políticos, económicos, ecológicos, productivos, empresariales, educativos y científicos.

La gestión de los recursos humanos debe basarse en que las personas difieren en sus talentos en mayor o menor magnitud y, en los cambios en el tipo de talentos que se requieren; lograr que cada persona se desempeñe en aquellas labores para las cuales encaja mejor y que cada actividad esté desempeñada por quien es más apropiado para cumplirla, seguirá siendo el gran reto de la gestión humana. Cambian los términos del lenguaje, los modos de identificar los potenciales, la manera de compensar la buena labor, los fines y modos; el reto, permanece.

Las organizaciones, como conjuntos humanos, tienen el desafío de construir entornos que propicien la atracción, el desarrollo, la retención productiva y el buen desempeño y aprovechamiento de quienes las conforman, para el logro de la misión y de los objetivos que se han propuesto. Lograr que el conjunto humano que la constituye sea un medio favorable para el talento, debe ser pilar central de la dirección y la administración.

La tendencia hacia una mayor movilidad del trabajo hay que ligarla a factores propios del rápido desarrollo del conocimiento, del surgimiento y expansión de la llamada sociedad del conocimiento, de los cambios en la relación de las personas y las sociedades con el espacio y el tiempo, del cambio tecnológico, y a las transformaciones sociales que generan y, a la exigencia de permanente adaptación de las personas y las organizaciones que imponen tales factores.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.