text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Ciencia entre los Manglares de San Andrés

      
Entre las sedes de la<strong><a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2010/10/19/645409/animal-bodies-universidad-nacional.html target=_blank>Universidad Nacional de Colombia</a></strong>aparecen además de las creadas en Bogotá, Medellín, Palmira y Manizales para atender varias de las regiones pobladas del interior de la patria, otras denominadas sedes de frontera ubicadas en Arauca, Tumaco, Leticia y San Andrés, donde la Institución complementa su misión, la misma que explica el porqué esta semana entre el 24 y 30 de octubre, hemos estado con el Planetario Móvil del OAM desarrollando un programa de astronomía a 700 kilómetros de las costas continentales en el Jardín Botánico de San Andrés, dependencia perteneciente a la Sede Caribe, gracias a una invitación de su Director el Biólogo Petter David Lowy Ceron.<br/><br/> Luego de conocer la interesante propuesta museográfica materializada por el Profesor Petter creador de ese maravilloso coleccionario de plantas cuya arquitectura concebida por el Arquitecto Santiago Moreno resuelve los desafíos ambientales dentro de los lineamientos estéticos de la oferta cultural de una región insular intertropical, fuimos desarrollando día a día nuestro programa con la participación de 1502 usuarios en cuarto frentes, así: el del movimiento aparente de los astros con elementos de los calendarios y las historias que se tejen entre las constelaciones; el de la fragilidad del medio ambiente local con sus problemáticas y potencialidades; el de la astronomía general a partir de un curso breve a modo de iniciación, y el de un taller para levantamientos topográficos y costeros con <strong><a href=https://www.manizales.unal.edu.co/oam_manizales target=_blank>alumnos de la sede</a></strong>. <br/><br/> Y nos hemos ocupado de la cuestión ambiental en este paradisíaco lugar del suroccidente del Caribe donde el medio ecosistémico nutrido de arrecifes coralinos y el potencial humano de su población en un cincuenta por ciento raizal, ofrecen innumerables oportunidades para los isleños, las que exigen poner límites a ciertas acciones antrópicas articulando al <strong><a href=https://especiales.universia.net.co/galeria-de-cientificos/ target=_blank>conocimiento científico</a></strong> los saberes caribeños, ya que en dicha dimensión se ha justificado plenamente la misión de esta sede de frontera creada por la primera universidad del Estado a modo de instrumento estratégico, para dar respuesta a los asuntos sociales y ambientales de este archipiélago colombiano vital para la soberanía sobre más de 350.000 km2 de mar continental de la Patria, en un marco científico, tecnológico y artístico, compatible con la cultura y el medio natural insulares. <br/><br/> Con las diferentes actividades desplegadas desde un planetario ubicado entre manglares y palmeras, y en otros lugares de la localidad de la emblemática isla del Terciario que emerge como una formación calcárea entre la brisa y el mar con la figura de un “caballito de mar”, y por los comentarios de los anfitriones y usuarios en su inglés criollo para ellos y en español para nosotros, luego de comentar la jornada o al compartir momentos de descanso al son de sus aires musicales de origen europeo que amenizaban el espacio o que se escuchaban sobre la ruta en que se daba la tertulia, se hizo evidente el notable interés de los talentosos jóvenes universitarios y demás sanadresanos, por la <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2009/01/28/238905/ano-internacional-astronomia-celebra-observatorio-astronomico-u-narino.html>astronomía</a></strong> y por otros temas de la ciencia y la cultura. <br/><br/> Desde el OAM, Gonzalo Duque-Escobar
Entre las sedes de laUniversidad Nacional de Colombiaaparecen además de las creadas en Bogotá, Medellín, Palmira y Manizales para atender varias de las regiones pobladas del interior de la patria, otras denominadas sedes de frontera ubicadas en Arauca, Tumaco, Leticia y San Andrés, donde la Institución complementa su misión, la misma que explica el porqué esta semana entre el 24 y 30 de octubre, hemos estado con el Planetario Móvil del OAM desarrollando un programa de astronomía a 700 kilómetros de las costas continentales en el Jardín Botánico de San Andrés, dependencia perteneciente a la Sede Caribe, gracias a una invitación de su Director el Biólogo Petter David Lowy Ceron.

Luego de conocer la interesante propuesta museográfica materializada por el Profesor Petter creador de ese maravilloso coleccionario de plantas cuya arquitectura concebida por el Arquitecto Santiago Moreno resuelve los desafíos ambientales dentro de los lineamientos estéticos de la oferta cultural de una región insular intertropical, fuimos desarrollando día a día nuestro programa con la participación de 1502 usuarios en cuarto frentes, así: el del movimiento aparente de los astros con elementos de los calendarios y las historias que se tejen entre las constelaciones; el de la fragilidad del medio ambiente local con sus problemáticas y potencialidades; el de la astronomía general a partir de un curso breve a modo de iniciación, y el de un taller para levantamientos topográficos y costeros con alumnos de la sede.

Y nos hemos ocupado de la cuestión ambiental en este paradisíaco lugar del suroccidente del Caribe donde el medio ecosistémico nutrido de arrecifes coralinos y el potencial humano de su población en un cincuenta por ciento raizal, ofrecen innumerables oportunidades para los isleños, las que exigen poner límites a ciertas acciones antrópicas articulando al conocimiento científico los saberes caribeños, ya que en dicha dimensión se ha justificado plenamente la misión de esta sede de frontera creada por la primera universidad del Estado a modo de instrumento estratégico, para dar respuesta a los asuntos sociales y ambientales de este archipiélago colombiano vital para la soberanía sobre más de 350.000 km2 de mar continental de la Patria, en un marco científico, tecnológico y artístico, compatible con la cultura y el medio natural insulares.

Con las diferentes actividades desplegadas desde un planetario ubicado entre manglares y palmeras, y en otros lugares de la localidad de la emblemática isla del Terciario que emerge como una formación calcárea entre la brisa y el mar con la figura de un “caballito de mar”, y por los comentarios de los anfitriones y usuarios en su inglés criollo para ellos y en español para nosotros, luego de comentar la jornada o al compartir momentos de descanso al son de sus aires musicales de origen europeo que amenizaban el espacio o que se escuchaban sobre la ruta en que se daba la tertulia, se hizo evidente el notable interés de los talentosos jóvenes universitarios y demás sanadresanos, por la astronomía y por otros temas de la ciencia y la cultura.

Desde el OAM, Gonzalo Duque-Escobar

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.