text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Talento, recursos y gobernabilidad distinguen a las universidades de rango mundial

      
Tres características distinguen a las <strong><a href=https://estudios.universia.net/colombia/institucion target=_blank>universidades de rango mundial</a></strong>: el tema de la concentración de talentos, el tener recursos abundantes y la gobernabilidad.<br/><br/> A esto se refirió el marroquí Jamil Salmi, coordinador de Educación Terciaria del Banco Mundial, y quien ofreció el viernes<strong><a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2010/01/18/258612/orquidea-merito-cientifico-universidad-eafit.html target=_blank> 5 de noviembre en EAFIT</a></strong> la conferencia central de la segunda Jornada de Internacionalización de la Educación Superior y el XII Encuentro Anual de la Red Colombiana para la Internacionalización de la Educación Superior (RCI). <br/><br/> Su ponencia se denominó el Desafío de establecer universidades de rango mundial y en esta habló de que uno de los errores más comunes, para las instituciones, está en concentrarse en la infraestructura, así como pensar que el contenido se puede importar de otros países. “Una<strong><a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2008/03/07/244458/eafit-desarrolla-simulador-virtual-aprender-hacer-cirugias-poco-invasivas.html target=_blank> universidad</a></strong> de rango mundial es más que ser buena, es ser excelente”. <br/><br/> Jamil Salmi explicó que las universidades con este tipo de características (ser de rango mundial) se caracterizan por tener egresados de alto nivel y reconocidos como tal por el medio laboral, contar con investigación de punta, y tener la posibilidad de trasferencia de conocimientos y tecnología hacia las <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2009/07/27/236730/sociedad-colombiana-urologia-premia-periodismo-nacional.html target=_blank>empresas y la sociedad</a></strong> para resolver problemas. <br/><strong><br/> Muchas preguntas</strong><br/> Y ante el tema de la infraestructura el experto se preguntó: ¿Qué pasa con el currículo, los programas y las prácticas pedagógicas? <br/><br/> Señaló que estas entidades se concentran en pocos países. Por ejemplo en Canadá hay tres, en Australia cinco y en Japón tres. Eso sí, en Latinoamérica los resultados no son tan buenos, pues de acuerdo con el ranking de la Universidad de Shanghái (China) se encuentra en primer lugar la Universidad de Sao Paulo, en segundo la Unam de México y en tercero la de Buenos Aires (Argentina). Sin embargo, aún no aparecen <strong><a href=https://estudios.universia.net/colombia/institucion target=_blank>universidades de Colombia</a></strong>. <br/><br/> A estas entidades educativas, entre otros puntos, las identifica el que tienen buenos alumnos y una alta cuota de<strong><a href=https://docentes.universia.net.co/ target=_blank> profesores</a></strong> y <strong><a href=https://estudiantes.universia.net.co/ target=_blank>estudiantes</a></strong> extranjeros. <br/><br/> En cuanto a estudiantes de otros países, Harvard tiene el 19 por ciento y Cambridge el 18. También definió el concepto de “No inbreeding”, que es la denominación a un fenómeno que se ha presentado en Colombia y en otros países de la región y es que los mismos egresados siguen dando clases en la universidad. “Esto no permite que haya un cambio de ideas y aportes de otros países del mundo”. <br/><br/> Agregó que la dimensión internacional no es solo el movimiento de estudiantes o profesores al extranjero para capacitarlos, sino también integrar dimensiones de globalización dentro del currículo, participar en proyectos internacionales de investigación y el manejo de idiomas. “Esta es una debilidad de muchos países en Latinoamérica, especialmente de México y Brasil”, contó Salmi. <br/><br/><strong><a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2010/08/07/452536/cometas-mas-juego.html target=_blank>Jugar con flexibilidad</a></strong><br/> En cuanto a los recursos, dijo que estas instituciones cuentan con estos en abundancia. Tal es el caso de la inversión en educación superior de Estados Unidos, que gasta el 3.3 por ciento del PIB (154 mil dólares por estudiante) y captan dineros privados. Europa solamente invierte el 1.3 por ciento (13.500 dólares por estudiante). <br/><br/> Estas universidades cuentan con fondos de donaciones que pueden llegar a niveles espectaculares y dinero de matrículas. <br/><br/>
Tres características distinguen a las universidades de rango mundial: el tema de la concentración de talentos, el tener recursos abundantes y la gobernabilidad.

A esto se refirió el marroquí Jamil Salmi, coordinador de Educación Terciaria del Banco Mundial, y quien ofreció el viernes 5 de noviembre en EAFIT la conferencia central de la segunda Jornada de Internacionalización de la Educación Superior y el XII Encuentro Anual de la Red Colombiana para la Internacionalización de la Educación Superior (RCI).

Su ponencia se denominó el Desafío de establecer universidades de rango mundial y en esta habló de que uno de los errores más comunes, para las instituciones, está en concentrarse en la infraestructura, así como pensar que el contenido se puede importar de otros países. “Una universidad de rango mundial es más que ser buena, es ser excelente”.

Jamil Salmi explicó que las universidades con este tipo de características (ser de rango mundial) se caracterizan por tener egresados de alto nivel y reconocidos como tal por el medio laboral, contar con investigación de punta, y tener la posibilidad de trasferencia de conocimientos y tecnología hacia las empresas y la sociedad para resolver problemas.

Muchas preguntas

Y ante el tema de la infraestructura el experto se preguntó: ¿Qué pasa con el currículo, los programas y las prácticas pedagógicas?

Señaló que estas entidades se concentran en pocos países. Por ejemplo en Canadá hay tres, en Australia cinco y en Japón tres. Eso sí, en Latinoamérica los resultados no son tan buenos, pues de acuerdo con el ranking de la Universidad de Shanghái (China) se encuentra en primer lugar la Universidad de Sao Paulo, en segundo la Unam de México y en tercero la de Buenos Aires (Argentina). Sin embargo, aún no aparecen universidades de Colombia.

A estas entidades educativas, entre otros puntos, las identifica el que tienen buenos alumnos y una alta cuota de profesores y estudiantes extranjeros.

En cuanto a estudiantes de otros países, Harvard tiene el 19 por ciento y Cambridge el 18. También definió el concepto de “No inbreeding”, que es la denominación a un fenómeno que se ha presentado en Colombia y en otros países de la región y es que los mismos egresados siguen dando clases en la universidad. “Esto no permite que haya un cambio de ideas y aportes de otros países del mundo”.

Agregó que la dimensión internacional no es solo el movimiento de estudiantes o profesores al extranjero para capacitarlos, sino también integrar dimensiones de globalización dentro del currículo, participar en proyectos internacionales de investigación y el manejo de idiomas. “Esta es una debilidad de muchos países en Latinoamérica, especialmente de México y Brasil”, contó Salmi.

Jugar con flexibilidad
En cuanto a los recursos, dijo que estas instituciones cuentan con estos en abundancia. Tal es el caso de la inversión en educación superior de Estados Unidos, que gasta el 3.3 por ciento del PIB (154 mil dólares por estudiante) y captan dineros privados. Europa solamente invierte el 1.3 por ciento (13.500 dólares por estudiante).

Estas universidades cuentan con fondos de donaciones que pueden llegar a niveles espectaculares y dinero de matrículas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.