text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Comunicación: responsabilidad de todos los científicos

      
<strong>¿Cuál es la responsabilidad del <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/cient%C3%ADfico/ target=_blank>científico</a> frente a la sociedad? </strong><br/><br/> Hasta hace poco, las respuestas a esta pregunta se podían clasificar en dos categorías. La primera, ubicada en una arena tradicional, defendía que el científico sirve mejor a la sociedad simplemente haciendo investigación de alta <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/calidad/ target=_blank><strong>calidad</strong></a>, pero dejando a otros la tarea de pensar cómo puede ser utilizada.<br/><br/> La otra, en una arena más activista, decía que el científico tiene la responsabilidad moral de discutir públicamente las implicaciones sociales de su <a href=https://docentes.universia.net.co/investigacion/ target=_blank><strong>investigación</strong></a>, no solamente promoviendo sus beneficios sino también, y más importante aun, advirtiendo sobre sus potenciales peligros.<br/><br/> Quienes están en esta segunda categoría tienden a ser más críticos del establecimiento científico, - por tanto la división parecería motivada políticamente-, y ha obstaculizado los esfuerzos realizados por las <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/ciencia/ target=_blank><strong>comunidades científicas</strong></a> tanto de los países desarrollados como aquellos en vía de desarrollo, para adoptar una posición consensuada sobre el papel que debe desempeñar el científico.<br/><br/> Pero en los últimos diez años, a juzgar por los comentarios públicos realizados por científicos prominentes, está cada vez más cerca un acuerdo sobre la responsabilidad de los científicos frente a asegurar que los resultados de sus <a href=https://noticias.universia.net.co/entrevistas/noticia/2010/11/18/687631/investigaciones-facil-comprension-publico.html target=_blank><strong>investigaciones</strong></a> sean comunicados efectivamente a la sociedad entera, lo que promete cerrar la brecha entre las dos posiciones. <br/><strong><br/> Un nuevo consenso</strong><br/> Este compromiso se refleja en un documento borrador de directrices que puede ser influyente, escrito por el Comité de Libertad y Responsabilidad de la Conducta Científica, del Consejo Internacional para la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Ciencia/><strong>Ciencia</strong></a> (ICSU por sus siglas en inglés)<br/><br/> Las propuestas se compilaron con la ayuda de los participantes en una reunión llevada a cabo el mes pasado en Bogotá, Colombia, que fue copatrocinada por la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Colombia y la <a href=https://noticias.universia.net.co/busqueda-avanzada/11456/universidad_universidad-nacional-de-colombia---bogot%C3%A1/ target=_blank><strong>Universidad Nacional</strong></a>.<br/><br/> Una ‘nota de recomendación’ del comité está circulando para sus comentarios entre las organizaciones que forman parte del ICSU. Describe tanto las oportunidades como las amenazas para comunicar efectivamente la ciencia contemporánea usando los <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2010/11/22/739313/medios-son-marte-ciencia-es-venus.html target=_blank><strong>medios</strong></a> electrónicos, y subraya un reto: ¿cómo informar sobre las complejidades y las incertidumbres?<br/><br/> Lea el artículo completo en el <a href=https://email.scidev.net/t/30502/4780756/12453/0/ target=_blank>Sitio Web de SciDev.Net</a>
¿Cuál es la responsabilidad del científico frente a la sociedad?

Hasta hace poco, las respuestas a esta pregunta se podían clasificar en dos categorías. La primera, ubicada en una arena tradicional, defendía que el científico sirve mejor a la sociedad simplemente haciendo investigación de alta calidad, pero dejando a otros la tarea de pensar cómo puede ser utilizada.

La otra, en una arena más activista, decía que el científico tiene la responsabilidad moral de discutir públicamente las implicaciones sociales de su investigación, no solamente promoviendo sus beneficios sino también, y más importante aun, advirtiendo sobre sus potenciales peligros.

Quienes están en esta segunda categoría tienden a ser más críticos del establecimiento científico, - por tanto la división parecería motivada políticamente-, y ha obstaculizado los esfuerzos realizados por las comunidades científicas tanto de los países desarrollados como aquellos en vía de desarrollo, para adoptar una posición consensuada sobre el papel que debe desempeñar el científico.

Pero en los últimos diez años, a juzgar por los comentarios públicos realizados por científicos prominentes, está cada vez más cerca un acuerdo sobre la responsabilidad de los científicos frente a asegurar que los resultados de sus investigaciones sean comunicados efectivamente a la sociedad entera, lo que promete cerrar la brecha entre las dos posiciones.

Un nuevo consenso

Este compromiso se refleja en un documento borrador de directrices que puede ser influyente, escrito por el Comité de Libertad y Responsabilidad de la Conducta Científica, del Consejo Internacional para la Ciencia (ICSU por sus siglas en inglés)

Las propuestas se compilaron con la ayuda de los participantes en una reunión llevada a cabo el mes pasado en Bogotá, Colombia, que fue copatrocinada por la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Colombia y la Universidad Nacional.

Una ‘nota de recomendación’ del comité está circulando para sus comentarios entre las organizaciones que forman parte del ICSU. Describe tanto las oportunidades como las amenazas para comunicar efectivamente la ciencia contemporánea usando los medios electrónicos, y subraya un reto: ¿cómo informar sobre las complejidades y las incertidumbres?

Lea el artículo completo en el Sitio Web de SciDev.Net

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.