text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El boom de las materias primas en Latinoamérica

      
Se espera que los precios de las materias primas se mantengan fuertes, bien sean bienes agrarios de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Brasil/ target=_blank><strong>Brasil</strong></a> o <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Argentina/ target=_blank><strong>Argentina</strong></a>, petróleo de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/venezuela/ target=_blank><strong>Venezuela</strong></a>, metales chilenos o recónditos minerales como el litio, abundante en <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Bolivia/ target=_blank><strong>Bolivia</strong></a>.<br/><br/> “Ahora mismo lo importante es subirse a la ola de crecimiento de los mercados emergentes”, dice el profesor de Gestión de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/wharton/ target=_blank><strong>Wharton </strong></a>Mauro Guillen. “Las economías de la región son todas muy diferentes entre ellas. Pero todas se están beneficiando del boom de las materias primas, del crecimiento de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/china/ target=_blank><strong>China</strong></a> y en los casos de Chile y Brasil de la idoneidad sus propias políticas”.<br/><br/> Según algunos observadores, la demanda de materias primas ha contribuido a despertar algunas cuestiones sobre la falta de disciplina de algunos gobiernos. Pongamos el caso de Venezuela: los líderes del país han disfrutado de apoyo político durante los últimos cinco años. Pero el pasado año, en medio de una<a href=https://noticias.universia.net.co/movilidad-academica/noticia/2008/10/20/240297/tendencias-economia-colombiana.html target=_blank><strong> inflación</strong></a> de más del 20% y un crecimiento económico nulo, la popularidad de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Hugo-Ch%C3%A1vez/ target=_blank><strong>Hugo Chavez</strong></a> llegó a mínimos históricos cuando la gente se empezó a preguntar por qué el país no se había beneficiado del boom de las materias primas.<br/><br/> Michael Roche, estratega de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/finanzas_mercados/ target=_blank><strong>mercados</strong></a> emergentes en MF Global, una firma que comercia con materias primas, sugiere que países como Bolivia y Ecuador siguen el ejemplo de Venezuela. “Si eres un país como Bolivia o Ecuador, que ha seguido un modelo basado en beneficiar al quinto de población más pobre del país, observas a un país como Venezuela y ves que ese modelo ha hecho muy poco por el país. Como ha expulsado a <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Empresas/?pager.offset=10 target=_blank><strong>empresas</strong></a> petrolíferas extranjeras, el país ahora está produciendo menos petróleo, por debajo de la cuota”, explica señalando que los aliados de Chavez probablemente demostrarán ser menos hostiles a los inversores extranjeros y el próximo año buscarán acuerdos más constructivos con multinacionales con recursos.<br/><br/> Mientras, el profesor de Wharton Felipe Monteiropredice que algunas grandes empresas (no especializadas en materias primas) de Brasil harán un esfuerzo adicional para progresar en los <a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2009/05/26/237414/politicas-ciencia-tecnologia-e-innovacion-economias-abiertas-globales.html target=_blank><strong>mercados globales</strong></a>. “Una moneda local fuerte, y economías débiles en Estados Unidos y Europa, convierten la adquisición de activos internacionales en algo muy atractivo para las grandes empresas brasileñas”, explica. <br/><br/> A lo largo de estos años, empresas como JBS SA han adquirido activos en <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Estados-Unidos/ target=_blank><strong>Estados Unidos</strong></a> y Europa. A Monteiro no le sorprendería ver cómo algunos bancos crecen en el extranjero a través de adquisiciones, citando Banco do Brasil, controlado por el gobierno. “El próximo año veremos cómo otros grandes nombres brasileños empiezan a convertirse en verdaderas empresas globales, con directivos no brasileños en sus consejos de administración”.<br/><br/> No todo es positivo más al sur del Río Grande. Según la firma de servicios de información Serasa Experian, las deudas vencidas y no pagadas de los consumidores brasileños experimentaban el pasado mes de noviembre incrementos del 3,5%, todo un récord de los últimos cinco años.<br/><br/> El país sigue en “situación de espera” desde las elecciones de octubre de 2011, pero los líderes políticos ya han declarado su intención de negociar con los propietarios <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Extranjeros/ target=_blank><strong>extranjeros</strong></a> de bonos y con el Fondo Monetario Internacional. “A estas alturas, gane quien gane será mejor que los Kirchners; luego veremos cómo vuelve la inversión al país”, dice Monteiro refiriéndose a la actual Presidente <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2010/11/21/684889/iberoamerica-sigue-constante-cambio-evolucion.html target=_blank><strong>Cristina Fernández de Kirchner</strong></a> y su marido, el ex presidente Néstor Kirchner, que falleció de un ataque al corazón en octubre del pasado año.<br/><br/> Algunos expertos señalan que la región podría tener demasiadas cosas buenas. Un mayor crecimiento y precios de materias primas más elevados conviven con la preocupación de que un incremento de los tipos de interés provoque la apreciación de la moneda. Estos son riesgos para la inflación de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/america-latina/ target=_blank><strong>la región</strong></a>, advierte Nomura Securities en una nota a sus clientes del 7 de diciembre de 2010. “El principal reto político para 2011 será el problema de una inflación común”, predice Tony Volpon, estratega para Latinoamérica de Nomura en Nueva York.<br/><br/> Este análisis hace parte del artículo <strong><a href=https://www.wharton.universia.net/index.cfm?fa=whatshot&language=spanish target=_blank>La economía global en 2011: ¿Cielos despejados o turbulencias a la vista?</a></strong> de Universia Knowledge@Wharton.
Se espera que los precios de las materias primas se mantengan fuertes, bien sean bienes agrarios de Brasil o Argentina, petróleo de Venezuela, metales chilenos o recónditos minerales como el litio, abundante en Bolivia.

“Ahora mismo lo importante es subirse a la ola de crecimiento de los mercados emergentes”, dice el profesor de Gestión de Wharton Mauro Guillen. “Las economías de la región son todas muy diferentes entre ellas. Pero todas se están beneficiando del boom de las materias primas, del crecimiento de China y en los casos de Chile y Brasil de la idoneidad sus propias políticas”.

Según algunos observadores, la demanda de materias primas ha contribuido a despertar algunas cuestiones sobre la falta de disciplina de algunos gobiernos. Pongamos el caso de Venezuela: los líderes del país han disfrutado de apoyo político durante los últimos cinco años. Pero el pasado año, en medio de una inflación de más del 20% y un crecimiento económico nulo, la popularidad de Hugo Chavez llegó a mínimos históricos cuando la gente se empezó a preguntar por qué el país no se había beneficiado del boom de las materias primas.

Michael Roche, estratega de mercados emergentes en MF Global, una firma que comercia con materias primas, sugiere que países como Bolivia y Ecuador siguen el ejemplo de Venezuela. “Si eres un país como Bolivia o Ecuador, que ha seguido un modelo basado en beneficiar al quinto de población más pobre del país, observas a un país como Venezuela y ves que ese modelo ha hecho muy poco por el país. Como ha expulsado a empresas petrolíferas extranjeras, el país ahora está produciendo menos petróleo, por debajo de la cuota”, explica señalando que los aliados de Chavez probablemente demostrarán ser menos hostiles a los inversores extranjeros y el próximo año buscarán acuerdos más constructivos con multinacionales con recursos.

Mientras, el profesor de Wharton Felipe Monteiropredice que algunas grandes empresas (no especializadas en materias primas) de Brasil harán un esfuerzo adicional para progresar en los mercados globales. “Una moneda local fuerte, y economías débiles en Estados Unidos y Europa, convierten la adquisición de activos internacionales en algo muy atractivo para las grandes empresas brasileñas”, explica.

A lo largo de estos años, empresas como JBS SA han adquirido activos en Estados Unidos y Europa. A Monteiro no le sorprendería ver cómo algunos bancos crecen en el extranjero a través de adquisiciones, citando Banco do Brasil, controlado por el gobierno. “El próximo año veremos cómo otros grandes nombres brasileños empiezan a convertirse en verdaderas empresas globales, con directivos no brasileños en sus consejos de administración”.

No todo es positivo más al sur del Río Grande. Según la firma de servicios de información Serasa Experian, las deudas vencidas y no pagadas de los consumidores brasileños experimentaban el pasado mes de noviembre incrementos del 3,5%, todo un récord de los últimos cinco años.

El país sigue en “situación de espera” desde las elecciones de octubre de 2011, pero los líderes políticos ya han declarado su intención de negociar con los propietarios extranjeros de bonos y con el Fondo Monetario Internacional. “A estas alturas, gane quien gane será mejor que los Kirchners; luego veremos cómo vuelve la inversión al país”, dice Monteiro refiriéndose a la actual Presidente Cristina Fernández de Kirchner y su marido, el ex presidente Néstor Kirchner, que falleció de un ataque al corazón en octubre del pasado año.

Algunos expertos señalan que la región podría tener demasiadas cosas buenas. Un mayor crecimiento y precios de materias primas más elevados conviven con la preocupación de que un incremento de los tipos de interés provoque la apreciación de la moneda. Estos son riesgos para la inflación de la región, advierte Nomura Securities en una nota a sus clientes del 7 de diciembre de 2010. “El principal reto político para 2011 será el problema de una inflación común”, predice Tony Volpon, estratega para Latinoamérica de Nomura en Nueva York.

Este análisis hace parte del artículo La economía global en 2011: ¿Cielos despejados o turbulencias a la vista? de Universia Knowledge@Wharton.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.