text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad Tecnológica de Pereira obtiene patente de invención

      
Los inventores del proyecto de investigación son la doctora en Ciencias Química, Gloria Edith Guerrero; el magíster en Química, Nelson Contreras Coronel; y el Magíster en Ingeniería Química, Melvin Durán Rincón.<br/><br/> El <a href=https://docentes.universia.net.co/investigacion/grupos-investigacion/ target=_blank><strong>Grupo de Investigación en Oleoquímica</strong></a>, adscrito a la Escuela de Tecnología Química, comenzó a desarrollar el proceso desde hace aproximadamente seis años, en el que se obtuvo aceite estable de gusano de seda, razón por la cual la Universidad con su política de gestionar el conocimiento inició el proceso de patentamiento. <br/><br/> Este proyecto comenzó porque el Grupo de <a href=https://docentes.universia.net.co/investigacion/ target=_blank><strong>Investigación</strong></a> en Oleoquímica tiene dentro de sus líneas de investigación la sericultura, sector agroindustrial característico de la zona cafetera, y debido a la necesidad de buscar nuevas oportunidades para la subsistencia de dicho sector se evaluaron los diferentes subproductos como lo es la crisálida del gusano de seda, que queda después de extraer el capullo de seda, anteriormente éste se desechaba por lo que surgió la idea de aprovecharlo. Al investigar las propiedades de la crisálida los investigadores encontraron un gran contenido de aceite que cumplía con unos requerimientos microbiológicos y de estabilidad física y química para ser un insumo cosmético. <br/><br/> “Así hicimos el proceso de <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2007/07/30/249744/invento-colombiano-patentado-estados-unidos.html target=_blank>patentamiento</a></strong>, teniendo en cuenta que nuestro aporte es un nuevo insumo cosmético a partir de un subproducto que puede llegar a dar valor agregado a la cadena agroindustrial de la sericultura, que generaría nuevos ingresos para los sericultores, pues se sostiene la producción del sector en la zona por la Red Andina de la Seda, ya que aquí hay un Banco de Germoplasma, del cual la UTP está en este momento a cargo, en donde está la producción del híbrido del que se obtiene el capullo; éste producto tendría una salida que de acuerdo al Plan de Negocios inicial sería un mercado nacional e internacional”, mencionó la investigadora del proyecto Gloria Edith Guerrero. <br/><br/> Es importante destacar que normalmente un aceite de tipo animal no se puede utilizar en la industria cosmética, sin embargo el aceite estable de gusano de seda contiene buenas cantidades de oleico y linoleico, los cuales son muy importantes en esta industria, lo que le da un valor agregado, sumando que el gusano de seda durante toda su vida se alimenta de la planta denominada morera, “nosotros aquí demostramos que encontramos un aceite estable en el tiempo, lo que no es fácil porque es de origen animal, y a partir del proceso de extracción y limpieza que le hicimos al aceite logramos que este se mantenga estable en el tiempo y que no vaya a tener efectos secundarios cuando vaya a ser usado como un <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2006/07/31/255872/nuevo-antioxidante-romero-conservar-cosmeticos-alimentos-bebidas.html target=_blank>insumo cosmético</a></strong>, pues tiene ácidos grasos de interés cosmético, antioxidante y esteroles que vienen de su tracto digestivo”, agregó Guerrero. <br/><br/> Posteriormente el grupo desea actualizar su plan de negocios, ya que la comunidad internacional expresó su intención de compra, además, se debe evaluar a nivel de prototipo el siguiente paso, por medio del cual se obtengan mayores cantidades para ser comercializadas con altos controles de calidad y el apoyo de la <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2011/01/27/783468/utp-50-anos-estrenara-doctorado-ingenieria.html target=_blank>Unidad de Gestión Tecnológica de la UTP</a></strong>. <br/><br/> Para los <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Investigadores/ target=_blank>investigadores </a></strong>el obtener la patente es la culminación de una primera etapa, porque la fase siguiente es la elaboración de un prototipo, pues para la Universidad es muy importante contribuir a la sociedad con nuevos productos y procesos, además creen que es un logro académico y personal. <br/><br/> Por su parte el Director de la <strong>Unidad de Gestión Tecnológica</strong>, Carlos Arturo Botero, comentó que “para la UTP el haber logrado esta primera patente es permitir que generemos confianza en que es posible desde la académica, la investigación y nuestras capacidades obtener estos desarrollos, porque en cuanto al tema de patentes se generan mitos, pero con la política de desarrollo de la institución se reconoce la importancia de esta temática, y considero que es una victoria que permite mayor credibilidad y apoyo institucional, además nos va posicionando en el escenario nacional como una Universidad que está contribuyendo al desarrollo nacional en la generación de patentes”. <br/><br/>
Los inventores del proyecto de investigación son la doctora en Ciencias Química, Gloria Edith Guerrero; el magíster en Química, Nelson Contreras Coronel; y el Magíster en Ingeniería Química, Melvin Durán Rincón.

El Grupo de Investigación en Oleoquímica, adscrito a la Escuela de Tecnología Química, comenzó a desarrollar el proceso desde hace aproximadamente seis años, en el que se obtuvo aceite estable de gusano de seda, razón por la cual la Universidad con su política de gestionar el conocimiento inició el proceso de patentamiento.

Este proyecto comenzó porque el Grupo de Investigación en Oleoquímica tiene dentro de sus líneas de investigación la sericultura, sector agroindustrial característico de la zona cafetera, y debido a la necesidad de buscar nuevas oportunidades para la subsistencia de dicho sector se evaluaron los diferentes subproductos como lo es la crisálida del gusano de seda, que queda después de extraer el capullo de seda, anteriormente éste se desechaba por lo que surgió la idea de aprovecharlo. Al investigar las propiedades de la crisálida los investigadores encontraron un gran contenido de aceite que cumplía con unos requerimientos microbiológicos y de estabilidad física y química para ser un insumo cosmético.

“Así hicimos el proceso de patentamiento, teniendo en cuenta que nuestro aporte es un nuevo insumo cosmético a partir de un subproducto que puede llegar a dar valor agregado a la cadena agroindustrial de la sericultura, que generaría nuevos ingresos para los sericultores, pues se sostiene la producción del sector en la zona por la Red Andina de la Seda, ya que aquí hay un Banco de Germoplasma, del cual la UTP está en este momento a cargo, en donde está la producción del híbrido del que se obtiene el capullo; éste producto tendría una salida que de acuerdo al Plan de Negocios inicial sería un mercado nacional e internacional”, mencionó la investigadora del proyecto Gloria Edith Guerrero.

Es importante destacar que normalmente un aceite de tipo animal no se puede utilizar en la industria cosmética, sin embargo el aceite estable de gusano de seda contiene buenas cantidades de oleico y linoleico, los cuales son muy importantes en esta industria, lo que le da un valor agregado, sumando que el gusano de seda durante toda su vida se alimenta de la planta denominada morera, “nosotros aquí demostramos que encontramos un aceite estable en el tiempo, lo que no es fácil porque es de origen animal, y a partir del proceso de extracción y limpieza que le hicimos al aceite logramos que este se mantenga estable en el tiempo y que no vaya a tener efectos secundarios cuando vaya a ser usado como un insumo cosmético, pues tiene ácidos grasos de interés cosmético, antioxidante y esteroles que vienen de su tracto digestivo”, agregó Guerrero.

Posteriormente el grupo desea actualizar su plan de negocios, ya que la comunidad internacional expresó su intención de compra, además, se debe evaluar a nivel de prototipo el siguiente paso, por medio del cual se obtengan mayores cantidades para ser comercializadas con altos controles de calidad y el apoyo de la Unidad de Gestión Tecnológica de la UTP.

Para los investigadores el obtener la patente es la culminación de una primera etapa, porque la fase siguiente es la elaboración de un prototipo, pues para la Universidad es muy importante contribuir a la sociedad con nuevos productos y procesos, además creen que es un logro académico y personal.

Por su parte el Director de la Unidad de Gestión Tecnológica, Carlos Arturo Botero, comentó que “para la UTP el haber logrado esta primera patente es permitir que generemos confianza en que es posible desde la académica, la investigación y nuestras capacidades obtener estos desarrollos, porque en cuanto al tema de patentes se generan mitos, pero con la política de desarrollo de la institución se reconoce la importancia de esta temática, y considero que es una victoria que permite mayor credibilidad y apoyo institucional, además nos va posicionando en el escenario nacional como una Universidad que está contribuyendo al desarrollo nacional en la generación de patentes”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.