text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cuatro países han firmado ya el Protocolo de Nagoya

      
El Protocolo sobre Acceso a Recursos Genéticos y Distribución de Beneficios (ABS, por sus siglas en inglés) fue adoptado en la Décima Reunión de la Conferencia de las Partes del <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/02/08/788489/colombia-firma-tratado-internacional-ambiental.html target=_blank><strong>Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB)</strong></a>, realizada en octubre pasado en Nagoya, Japón.<br/><br/> Este tratado regula la asociación entre el usuario de la <a href=https://noticias.universia.net.co/ciencia-nn-tt/noticia/2010/11/23/750760/wade-davis-cierra-ano-internacional-biodiversidad.html target=_blank><strong>biodiversidad </strong></a>o del recurso genético con su propietario, por ejemplo, cuando se obtiene un producto comercial a partir de un vegetal, un animal o un microorganismo. <br/><br/> Incluye además normas sobre el manejo de sustancias y compuestos derivados de los recursos genéticos, y el modo en que los países desarrollados podrían obtener virus patógenos en situaciones de emergencia para producir vacunas en posibles epidemias. Está diseñado para eliminar la larga historia de biopiratería a la que han sido sometidos los países con mayor <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2010/11/02/529878/biotecnologia-contra-biodiversidad.html target=_blank><strong>diversidad biológica a nivel mundial</strong></a>. <br/><br/> José Soria, investigador indígena yagua del Amazonas colombiano, dijo a SciDev.Net que tiene reparos al texto del protocolo, porque no reconoció la retroactividad en la distribución de beneficios de productos extraídos en años anteriores. <br/><br/> El protocolo “no recoge en su totalidad las aspiraciones de los indígenas”, dijo, ni refleja un compromiso real de los países desarrollados en minimizar el impacto sobre el medio ambiente, “en especial por la deuda que esos países tienen con los pueblos que han conservado la biodiversidad por siglos”. <br/><br/> Al firmar el documento, <a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2010/03/01/258303/colombia-prepara-planes-posconsumo-pilas-bombillas.html target=_blank><strong>Colombia y Brasil</strong></a>, dos de los países líderes del grupo de los megadiversos, “envían un mensaje político claro con una señal temprana de que están dispuestos a establecer una relación de largo plazo basada en la construcción de confianza entre proveedores y usuarios de los recursos genéticos y sus derivados, así como del conocimiento tradicional asociado”, dijo a SciDev.Net Fernando Casas, co-presidente del Comité Intergubernamental del protocolo. <br/><br/> Informó además que los próximos países en firmar podrían ser Japón, los de la <strong>Unión Europea, India y Perú</strong>. Los países tienen un año de plazo para firmar el protocolo, el cual entrará en vigor sólo cuando 50 naciones lo hayan ratificado. <br/><br/> En marzo tendrá lugar una reunión de evaluación. “Por ahora se oyen voces que consideran aceptable el resultado, pero sujeto a que los países complementen el protocolo con una política y una legislación especifica a nivel nacional que aproveche las oportunidades que ofrece ABS”, remató Casas. <br/><br/>
El Protocolo sobre Acceso a Recursos Genéticos y Distribución de Beneficios (ABS, por sus siglas en inglés) fue adoptado en la Décima Reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), realizada en octubre pasado en Nagoya, Japón.

Este tratado regula la asociación entre el usuario de la biodiversidad o del recurso genético con su propietario, por ejemplo, cuando se obtiene un producto comercial a partir de un vegetal, un animal o un microorganismo.

Incluye además normas sobre el manejo de sustancias y compuestos derivados de los recursos genéticos, y el modo en que los países desarrollados podrían obtener virus patógenos en situaciones de emergencia para producir vacunas en posibles epidemias. Está diseñado para eliminar la larga historia de biopiratería a la que han sido sometidos los países con mayor diversidad biológica a nivel mundial.

José Soria, investigador indígena yagua del Amazonas colombiano, dijo a SciDev.Net que tiene reparos al texto del protocolo, porque no reconoció la retroactividad en la distribución de beneficios de productos extraídos en años anteriores.

El protocolo “no recoge en su totalidad las aspiraciones de los indígenas”, dijo, ni refleja un compromiso real de los países desarrollados en minimizar el impacto sobre el medio ambiente, “en especial por la deuda que esos países tienen con los pueblos que han conservado la biodiversidad por siglos”.

Al firmar el documento, Colombia y Brasil, dos de los países líderes del grupo de los megadiversos, “envían un mensaje político claro con una señal temprana de que están dispuestos a establecer una relación de largo plazo basada en la construcción de confianza entre proveedores y usuarios de los recursos genéticos y sus derivados, así como del conocimiento tradicional asociado”, dijo a SciDev.Net Fernando Casas, co-presidente del Comité Intergubernamental del protocolo.

Informó además que los próximos países en firmar podrían ser Japón, los de la Unión Europea, India y Perú. Los países tienen un año de plazo para firmar el protocolo, el cual entrará en vigor sólo cuando 50 naciones lo hayan ratificado.

En marzo tendrá lugar una reunión de evaluación. “Por ahora se oyen voces que consideran aceptable el resultado, pero sujeto a que los países complementen el protocolo con una política y una legislación especifica a nivel nacional que aproveche las oportunidades que ofrece ABS”, remató Casas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.