text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

15% de los estudiantes nuevos de EAFIT están becados

      
Foto: Universidad EAFIT
Bryan, Julián y Laura son algunos de los estudiantes matriculados como becados en EAFIT
Bryan Dávila Ortiz camina todos los días desde su casa, ubicada en el barrio Aranjuez de Medellín, hasta la estación Tricentenario del Metro. Cerca de 20 minutos tarda en bajar por las calles de su sector hasta el sistema de transporte, donde toma el tren y se desplaza hasta la Universidad EAFIT tras recorrer la ciudad de norte a sur.

Durante gran parte de 2010, y mientras cursaba el último grado de bachillerato, este joven de tez blanca y ojos claros realizó este mismo viaje una vez por semana con el fin de ganarse una beca para estudiar el pregrado en Ingeniería de Procesos.

Su meta fue alcanzada, pues luego de presentar una evaluación con aproximadamente 200 competidores, ganarla, y realizar una nivelación, fue uno de los diez jóvenes acreedores de la beca Aportes de Empleados de EAFIT para este primer semestre de 2011.

Lo positivo es que este año Bryan hace parte de una estadística que viene en aumento. Él es uno de los 1.358 estudiantes eafitenses que se hicieron acreedores a una beca en la Institución.

La Universidad matriculó en el primer semestre de 2011 un total de 9.058 estudiantes en sus programas de pregrado, lo que significa que cerca del 15 por ciento del alumnado recibe estímulos por medio de esta vía.

En 2010 un 12 por ciento de la población eafitense contaba con una beca. Ahora, en el inicio de la nueva década de este siglo, 730 estudiantes tienen uno de estos reconocimientos por dificultades económicas; otros 226 cuentan con una beca por su buen rendimiento académico; la misma cantidad de estudiantes la posee por ser empleado o familiar de un empleado eafitense; 119 estudiantes la tienen por su excelente desarrollo en actividades cocurriculares; y 57 más están inscritos en otro tipo de becas.

Ángela Echeverri Restrepo, directora de Desarrollo Humano de EAFIT, comenta que la Universidad ofrece un apoyo integral. “Además del estímulo económico, los becados acceden a tutorías para complementar sus clases, a asesorías psicológicas, a un apoyo alimenticio, de transporte o a materiales estudiantiles para que se desenvuelvan adecuadamente en la Institución”.

Por eso, la directiva afirma que la política de la Universidad no es matricular a los jóvenes y dejarlos a su suerte. “Es este acompañamiento el que asegura el éxito del programa, que ya lleva más de 35 años funcionando”.

Y agrega: “El programa, si se mira desde la inversión y la cobertura con equidad, es único en el país. Nosotros acompañamos a los padres y a sus hijos en el proceso. Los becados de EAFIT están en igualdad de condiciones a otros estudiantes”, señala Ángela Echeverri.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.