text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El 50% del agua en Colombia es de mala calidad

      
Tres cordilleras, dos océanos, páramos, <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/ciencia-nn-tt/noticia/2010/11/11/685098/cambio-climatico-afectara-escarabajos-estercoleros.html target=_blank>bosques tropicales</a></strong> y una ubicación estratégica le permiten al país tener una generosa oferta hídrica que por largo tiempo lo ubicó como el sexto con más agua en el mundo. Con los años, el ranking se ha ido decantando, y ahora se analizan aspectos como la calidad y disponibilidad que la población tiene del recurso. Bajo esta lupa, Colombia ha descendido varios escalones, a tal punto que el año pasado fue ubicado en el puesto 24.<br/><br/> Con precipitaciones anuales promedio de 1.800 mililitros –cuando en el resto de naciones del planeta son de 900 mililitros–, cerca de 720 mil cuencas hidrográficas y aproximadamente diez ríos con caudales permanentes, se podría pensar que hay agua ilimitada para todos. Sin embargo, la situación es preocupante. El viceministro de Ambiente, Carlos Castaño, afirma que más del 50% del<a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2009/06/23/237131/seminario-aspectos-legales-recurso-hidrico.html target=_blank><strong> recurso hídrico </strong></a>en Colombia no se puede utilizar por problemas de calidad. <br/><br/> “Estamos frente a una situación que necesariamente debemos enmendar. A ello se suma que la oferta de agua en Colombia no está disponible en forma equitativa”, asegura el alto funcionario. Según el Informe nacional sobre la gestión del agua en Colombia, elaborado con el apoyo de la <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2008/06/21/242196/artistas-derecho-agua.html target=_blank>Asociación Mundial del Agua </a></strong>y la Comisión Económica para América Latina (Cepal), las fuentes que contribuyen al deterioro del agua y al incremento constante de la contaminación en el país son diferentes, siendo los sectores agropecuario, industrial y doméstico los principales responsables, ya que en conjunto generan cerca de nueve mil toneladas de materia orgánica contaminante. <br/><br/> El documento, uno de los informes presentados en el Segundo <a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2009/03/07/238393/consumo-agua-cuestion-cultura.html target=_blank><strong>Foro Mundial del Agua</strong></a>, realizado en el año 2000 en La Haya, señala que al entorno natural se descargan casi 4.500.000 m3 de aguas residuales domésticas e industriales, y la mayoría de los municipios no cuentan con plantas para su tratamiento. Ciudades del nivel de Barranquilla tan solo tienen a su disposición lagunas de oxidación antes del vertimiento de las aguas, mientras la capital cuenta con una planta de tratamiento que solo procesa el 20% de lo que producen los habitantes. <br/><a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2010/03/22/258145/dia-mundial-agua.html target=_blank><br/><strong>Según el Estudio Nacional del Agua (2010)</strong></a>, que realiza cada cuatro años el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), la mayor parte del sistema hídrico andino colombiano se ha alterado debido al transporte de sedimentos y sustancias tóxicas, con una incidencia marcada de los corredores industriales ubicados en las cuencas de los corredores Bogotá–Soacha, Medellín–Itagüí, Cali–Yumbo, Sogamoso–Duitama–Nobsa, Barranquilla–Soledad y Cartagena–Mamonal, lo que afecta gravemente la calidad del líquido en los ríos Magdalena, Medellín, Bogotá y Cauca. <br/><br/> Lea este artículo en el siguiente <a href=https://www.unperiodico.unal.edu.co/dper/article/el-50-del-agua-en-colombia-es-de-mala-calidad/ target=_blank>enlace</a>.
Tres cordilleras, dos océanos, páramos, bosques tropicales y una ubicación estratégica le permiten al país tener una generosa oferta hídrica que por largo tiempo lo ubicó como el sexto con más agua en el mundo. Con los años, el ranking se ha ido decantando, y ahora se analizan aspectos como la calidad y disponibilidad que la población tiene del recurso. Bajo esta lupa, Colombia ha descendido varios escalones, a tal punto que el año pasado fue ubicado en el puesto 24.

Con precipitaciones anuales promedio de 1.800 mililitros –cuando en el resto de naciones del planeta son de 900 mililitros–, cerca de 720 mil cuencas hidrográficas y aproximadamente diez ríos con caudales permanentes, se podría pensar que hay agua ilimitada para todos. Sin embargo, la situación es preocupante. El viceministro de Ambiente, Carlos Castaño, afirma que más del 50% del recurso hídrico en Colombia no se puede utilizar por problemas de calidad.

“Estamos frente a una situación que necesariamente debemos enmendar. A ello se suma que la oferta de agua en Colombia no está disponible en forma equitativa”, asegura el alto funcionario. Según el Informe nacional sobre la gestión del agua en Colombia, elaborado con el apoyo de la Asociación Mundial del Agua y la Comisión Económica para América Latina (Cepal), las fuentes que contribuyen al deterioro del agua y al incremento constante de la contaminación en el país son diferentes, siendo los sectores agropecuario, industrial y doméstico los principales responsables, ya que en conjunto generan cerca de nueve mil toneladas de materia orgánica contaminante.

El documento, uno de los informes presentados en el Segundo Foro Mundial del Agua, realizado en el año 2000 en La Haya, señala que al entorno natural se descargan casi 4.500.000 m3 de aguas residuales domésticas e industriales, y la mayoría de los municipios no cuentan con plantas para su tratamiento. Ciudades del nivel de Barranquilla tan solo tienen a su disposición lagunas de oxidación antes del vertimiento de las aguas, mientras la capital cuenta con una planta de tratamiento que solo procesa el 20% de lo que producen los habitantes.

Según el Estudio Nacional del Agua (2010)
, que realiza cada cuatro años el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), la mayor parte del sistema hídrico andino colombiano se ha alterado debido al transporte de sedimentos y sustancias tóxicas, con una incidencia marcada de los corredores industriales ubicados en las cuencas de los corredores Bogotá–Soacha, Medellín–Itagüí, Cali–Yumbo, Sogamoso–Duitama–Nobsa, Barranquilla–Soledad y Cartagena–Mamonal, lo que afecta gravemente la calidad del líquido en los ríos Magdalena, Medellín, Bogotá y Cauca.

Lea este artículo en el siguiente enlace.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.