text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Desempleo y baja escolaridad de padres aumenta trabajo infantil

      
La falta de oportunidades de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/formaci%C3%B3n/ target=_blank><strong>formación</strong></a> superior y la escasez de ingresos para los padres o adultos encargados de los menores han disparado el trabajo infantil.<br/><br/> Cuando se les pregunta a los padres y madres de familia sobre la explotación<a href=https://noticias.universia.net.co/tag/laboral/ target=_blank><strong> laboral </strong></a>de sus hijos, su respuesta es de desaprobación. La gran mayoría coinciden en que es maligno para su desarrollo cognitivo y físico.<br/><br/> “Es difícil erradicar el <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Trabajo/ target=_blank><strong>trabajo</strong></a> infantil pensando este fenómeno de desempleo como efecto y no como causa. Ahora bien, es mucho más difícil lograrlo cuando se habla del denominado trabajo ‘ligero’, en el que la vida, el desarrollo y la realización de los derechos de los niños no se ven afectados”, comentó Eduardo Aguirre, director del proyecto Crianza y explotación laboral infantil y docente de Psicología de la <a href=https://noticias.universia.net.co/busqueda-avanzada/11456/universidad_universidad-nacional-de-colombia---bogot%C3%A1/ target=_blank><strong>Universidad Nacional</strong></a>.<br/><br/> Durante el IV Simposio de Experiencias en Prevención de la Explotación Laboral Infantil, que tuvo lugar este 9 de junio y en el que participó la Alcaldía Local de Rafael Uribe Uribe y la Universidad Nacional de Colombia, se debatieron causas y se compartieron experiencias alrededor del <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/infantil/ target=_blank><strong>trabajo infantil </strong></a>que ha estado presente desde hace décadas en la agenda de la mayoría de países.<br/><br/> Los datos disponibles en la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/calidad_encuesta_vida/ target=_blank><strong>Encuesta de Calidad de Vida </strong></a>del 2007, sobre años de escolaridad del jefe de hogar en Bogotá, revelan que el promedio de años estudiados por ellos es de 9,64 años.<br/><br/> Asimismo, indica que 32,2% de los hogares en <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Bogot%C3%A1/ target=_blank><strong>Bogotá</strong></a> están sobre la línea de pobreza y en la indigencia se encuentran 532.401 de estos, representados en 7,4% de la población capitalina.<br/><br/> A pesar de los esfuerzos por erradicar la explotación laboral infantil, las cifras de niños que hacen labores no diseñadas para ellos sigue en aumento. De acuerdo con la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Organizaci%C3%B3n-Internacional-del-Trabajo/ target=_blank><strong>Organización Internacional del Trabajo</strong></a> (OIT), de 352 millones de menores entre 5 y 7 años, 246 millones hacen tareas que deberían estar prohibidas en América Latina y el Caribe.<br/><br/> Según Germán Alberto Sánchez, sociólogo de la UN, la política pública tiene una deuda con las familias: “Debe existir un reconocimiento y efectiva protección estatal”.<br/><br/> Y es que para este experto en <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/convenios/ target=_blank><strong>Cooperación Internacional</strong></a>, las iniciativas que buscan erradicar el trabajo infantil deben ser pensadas desde la familia. “Hay que pensar en los padres antes que en los niños si se quiere llegar a una solución sostenible en el tiempo”, concluyó.<br/><br/> Cabe resaltar que la tasa de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/desempleo/ target=_blank><strong>desempleo </strong></a>en la capital, por efectos de la crisis económica y de la balanza comercial con Venezuela y Ecuador, alcanza el 11%, siendo Rafael Uribe Uribe, Ciudad Bolívar, Santa Fe y Usme las localidades más afectadas.<br/><br/> El 37% de los hogares de Bogotá se consideran pobres y manifiestan no tener ingresos suficientes para cubrir sus gastos mínimos. “Las condiciones de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/pobreza/ target=_blank><strong>pobreza</strong></a> o estrechez económica en las que se encuentran un buen número de familias en los países en vía de desarrollo impiden erradicar el trabajo infantil”, indicó el profesor Eduardo Aguirre.<br/><br/>
La falta de oportunidades de formación superior y la escasez de ingresos para los padres o adultos encargados de los menores han disparado el trabajo infantil.

Cuando se les pregunta a los padres y madres de familia sobre la explotación laboral de sus hijos, su respuesta es de desaprobación. La gran mayoría coinciden en que es maligno para su desarrollo cognitivo y físico.

“Es difícil erradicar el trabajo infantil pensando este fenómeno de desempleo como efecto y no como causa. Ahora bien, es mucho más difícil lograrlo cuando se habla del denominado trabajo ‘ligero’, en el que la vida, el desarrollo y la realización de los derechos de los niños no se ven afectados”, comentó Eduardo Aguirre, director del proyecto Crianza y explotación laboral infantil y docente de Psicología de la Universidad Nacional.

Durante el IV Simposio de Experiencias en Prevención de la Explotación Laboral Infantil, que tuvo lugar este 9 de junio y en el que participó la Alcaldía Local de Rafael Uribe Uribe y la Universidad Nacional de Colombia, se debatieron causas y se compartieron experiencias alrededor del trabajo infantil que ha estado presente desde hace décadas en la agenda de la mayoría de países.

Los datos disponibles en la Encuesta de Calidad de Vida del 2007, sobre años de escolaridad del jefe de hogar en Bogotá, revelan que el promedio de años estudiados por ellos es de 9,64 años.

Asimismo, indica que 32,2% de los hogares en Bogotá están sobre la línea de pobreza y en la indigencia se encuentran 532.401 de estos, representados en 7,4% de la población capitalina.

A pesar de los esfuerzos por erradicar la explotación laboral infantil, las cifras de niños que hacen labores no diseñadas para ellos sigue en aumento. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de 352 millones de menores entre 5 y 7 años, 246 millones hacen tareas que deberían estar prohibidas en América Latina y el Caribe.

Según Germán Alberto Sánchez, sociólogo de la UN, la política pública tiene una deuda con las familias: “Debe existir un reconocimiento y efectiva protección estatal”.

Y es que para este experto en Cooperación Internacional, las iniciativas que buscan erradicar el trabajo infantil deben ser pensadas desde la familia. “Hay que pensar en los padres antes que en los niños si se quiere llegar a una solución sostenible en el tiempo”, concluyó.

Cabe resaltar que la tasa de desempleo en la capital, por efectos de la crisis económica y de la balanza comercial con Venezuela y Ecuador, alcanza el 11%, siendo Rafael Uribe Uribe, Ciudad Bolívar, Santa Fe y Usme las localidades más afectadas.

El 37% de los hogares de Bogotá se consideran pobres y manifiestan no tener ingresos suficientes para cubrir sus gastos mínimos. “Las condiciones de pobreza o estrechez económica en las que se encuentran un buen número de familias en los países en vía de desarrollo impiden erradicar el trabajo infantil”, indicó el profesor Eduardo Aguirre.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.