text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Boom petrolero: ¿Hasta cuándo?

      
Foto: Agencia de Noticias UN - Unimedios
AFP
Desde hace varios meses, diferentes medios vienen insistiendo en la existencia de un boom petrolero que servirá como una de las grandes locomotoras del desarrollo del país en los próximos años. Ello ha generado un debate bastante inútil sobre si es real tal auge o si simplemente es una falacia hablar de bonanza en una nación que, repetidamente se ha dicho, no es petrolera. Resulta más enriquecedor analizar hasta cuándo se podrá mantener la producción que hoy se ha alcanzado.

A la luz de las cifras, sin lugar a dudas, Colombia ha logrado aumentar en forma importante su producción. Desde enero del 2010 se pasó de 741,8 mil barriles diarios a 890 mil en marzo del 2011 y algo más de 900 mil en abril de este mismo año. Esos resultados son realmente alentadores y han generado, por otra parte, altos ingresos de divisas por efecto de las exportaciones y relativa tranquilidad en cuanto al futuro cercano del abastecimiento petrolero para el consumo interno.

Sin embargo, y sin pretender pecar de pesimista, conviene analizar la sostenibilidad de este escenario en el futuro. Con una producción media de 900.000 barriles diarios, las reservas actuales se agotarían en unos cuatro años. Para mantener la producción en este nivel por una década más, sería necesario adicionar cerca de 180 millones de nuevas reservas o de reservas explotables anuales. Es una cifra importante si se toma en cuenta que los descubrimientos que se están presentando en el país son de pequeños volúmenes y la probabilidad de grandes hallazgos es relativamente baja.

Más preocupante resulta ver que el nivel anual de reservas viene con una tendencia decreciente desde el año 2000, a pesar de que la actividad exploratoria se ha incrementado sustancialmente. Parecería, entonces, que mantener por un tiempo razonablemente prolongado una producción cercana al millón de barriles no es muy probable, salvo que se hicieran grandes descubrimientos para aumentar las reservas, o tales provisiones petroleras se lograran recuperar en los campos actuales que, con las tecnologías existentes, no es posible extraer.

El número de pozos exploratorios y la actividad generada a su alrededor ha crecido en los últimos años. Se pasó de 17 perforaciones en el 2000 a 110 en el 2010, con un nivel de éxito cercano al 30%, lo cual es muy satisfactorio. Sin embargo, no basta con ampliar el número de pozos excavados y el porcentaje de logros; también se requiere que los hallazgos sean de mayor tamaño, pues, de lo contrario, el ritmo de extracción será mayor que el de aumento de las reservas, y ello llevará inevitablemente al agotamiento y a la pérdida de autosuficiencia en un periodo relativamente corto.

En ese sentido, la sostenibilidad del auge petrolero depende de los resultados que se obtengan en la actividad exploratoria. Con lo conseguido hasta hoy no es suficiente y se requiere por lo menos duplicar el número de pozos a sondear para tener más probabilidad de elevar las reservas. Los mecanismos desarrollados por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) han sido exitosos y las áreas aún inexploradas son inmensas, por lo tanto, es perfectamente posible lograr este incremento en la exploración.

Continúe leyendo el artículo completo en el periódico de la Universidad Nacional de Colombia. https://www.unperiodico.unal.edu.co/dper/article/iboomi-petrolero-hasta-cuando.html

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.