text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Colombia comercializará su biodiversidad

      
La política, aprobada por el <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/gobierno/ target=_blank><strong>gobierno</strong></a> el mes pasado (14 de junio), incluye planes para crear la Empresa Nacional de <a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2009/01/21/239015/v-congreso-colombiano-botanica-universidad-narino.html target=_blank><strong>Bioprospección</strong></a> con el fin de incluir al sector comercial. Ésta será respaldada con fondos estatales por US$14 millones durante los próximos cuatro años.<br/><br/> El objetivo de Colombia es permitir el desarrollo de empresas y productos comerciales basados en el uso sostenible de su <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Biodiversidad/ target=_blank><strong>biodiversidad</strong></a> y en la aplicación de la biotecnología sobre los recursos biológicos, genéticos y derivados. El país alberga el 10 por ciento de la biodiversidad conocida mundialmente.<br/><br/> La nueva política solucionará “el cuello de botella para el desarrollo del sector de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/biotecnolog%C3%ADa/ target=_blank><strong>biotecnología</strong></a> que representa la normativa actual de acceso a los recursos genéticos”, dijo a SciDev.Net Mauricio Rodríguez, gerente del Programa Nacional de Biotecnología del Departamento de Ciencia, Tecnología e Innovación, <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Colciencias/ target=_blank><strong>Colciencias</strong></a>, y coautor del documento.<br/><br/> Dijo además que “en el plazo de un mes tendremos una nueva propuesta de normatividad nacional que buscará reglamentar estos procedimientos y los hará mucho más eficientes y efectivos”.<br/><br/> Juan Lucas Restrepo, director de la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/AGROPECUARIA/ target=_blank><strong>Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria</strong></a>, Corpoica, institución pública de investigación, apoyó la política. Dijo a SciDev.Net que es necesario “resolver altos costos de transacción resultantes de una legislación de acceso a recursos genéticos y distribución de beneficios que no opera adecuadamente”.<br/><br/> El economista colombiano Fernando Casas, codirector del Comité Intergubernamental del Protocolo de Nagoya, dijo por su parte que se necesitará “gran tacto diplomático” para la revisión de la política existente de la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Comunidad-Andina-Naciones/ target=_blank><strong>Comunidad Andina de Naciones</strong></a>, CAN, que rige actualmente en Colombia.<br/><br/> Dicha política enfatiza la conservación de la biodiversidad y la importancia de reconocer y valorar los recursos genéticos, especialmente cuando se trata de <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/comunidades_indigenas/ target=_blank><strong>comunidades indígenas</strong></a>, afroamericanas o locales.<br/><br/> En tanto, la nueva política colombiana hace énfasis en la necesidad de desarrollar la investigación en biotecnología para comercializar la biodiversidad.<br/><br/> Algunos científicos colombianos dicen que el principal obstáculo para investigar la biodiversidad es la burocracia y la poca experiencia del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, lo que no se aborda en el documento. Esta situación genera lentitud en la aprobación de licencias ambientales para el acceso a recursos genéticos.<br/><br/> Casas dijo que aunque la política es una buena noticia, “en relación con los tres objetivos de la <a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2010/03/01/258303/colombia-prepara-planes-posconsumo-pilas-bombillas.html target=_blank><strong>Convención de la Diversidad Biológica</strong></a> —conservación de la biodiversidad, uso sostenible de sus componentes, y distribución justa de sus beneficios— ésta no avanza, ni sugiere criterios de uso sostenible para la utilización biotecnológica de recursos genéticos y derivados”.<br/><br/> También advirtió que falta análisis ante los posibles efectos de la política sobre el <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Tlc/ target=_blank><strong>Tratado de Libre Comercio</strong></a> con Estados Unidos, que se ha estado negociando durante años, en particular respecto de su impacto en los compromisos de <a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2006/07/03/256305/propiedad-intelectual.html target=_blank><strong>propiedad intelectual.</strong></a><br/><br/>
La política, aprobada por el gobierno el mes pasado (14 de junio), incluye planes para crear la Empresa Nacional de Bioprospección con el fin de incluir al sector comercial. Ésta será respaldada con fondos estatales por US$14 millones durante los próximos cuatro años.

El objetivo de Colombia es permitir el desarrollo de empresas y productos comerciales basados en el uso sostenible de su biodiversidad y en la aplicación de la biotecnología sobre los recursos biológicos, genéticos y derivados. El país alberga el 10 por ciento de la biodiversidad conocida mundialmente.

La nueva política solucionará “el cuello de botella para el desarrollo del sector de biotecnología que representa la normativa actual de acceso a los recursos genéticos”, dijo a SciDev.Net Mauricio Rodríguez, gerente del Programa Nacional de Biotecnología del Departamento de Ciencia, Tecnología e Innovación, Colciencias, y coautor del documento.

Dijo además que “en el plazo de un mes tendremos una nueva propuesta de normatividad nacional que buscará reglamentar estos procedimientos y los hará mucho más eficientes y efectivos”.

Juan Lucas Restrepo, director de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria, Corpoica, institución pública de investigación, apoyó la política. Dijo a SciDev.Net que es necesario “resolver altos costos de transacción resultantes de una legislación de acceso a recursos genéticos y distribución de beneficios que no opera adecuadamente”.

El economista colombiano Fernando Casas, codirector del Comité Intergubernamental del Protocolo de Nagoya, dijo por su parte que se necesitará “gran tacto diplomático” para la revisión de la política existente de la Comunidad Andina de Naciones, CAN, que rige actualmente en Colombia.

Dicha política enfatiza la conservación de la biodiversidad y la importancia de reconocer y valorar los recursos genéticos, especialmente cuando se trata de comunidades indígenas, afroamericanas o locales.

En tanto, la nueva política colombiana hace énfasis en la necesidad de desarrollar la investigación en biotecnología para comercializar la biodiversidad.

Algunos científicos colombianos dicen que el principal obstáculo para investigar la biodiversidad es la burocracia y la poca experiencia del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, lo que no se aborda en el documento. Esta situación genera lentitud en la aprobación de licencias ambientales para el acceso a recursos genéticos.

Casas dijo que aunque la política es una buena noticia, “en relación con los tres objetivos de la Convención de la Diversidad Biológica —conservación de la biodiversidad, uso sostenible de sus componentes, y distribución justa de sus beneficios— ésta no avanza, ni sugiere criterios de uso sostenible para la utilización biotecnológica de recursos genéticos y derivados”.

También advirtió que falta análisis ante los posibles efectos de la política sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que se ha estado negociando durante años, en particular respecto de su impacto en los compromisos de propiedad intelectual.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.