text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cédulas: identidad o discriminación

      
Foto: Agencia de Noticias UN - Unimedios
Históricamente, el documento de identidad de los colombianos ha sido sometido a diferentes cambios para mejorar su seguridad y disminuir la información que resulta discriminatoria.
Aunque en la actualidad la cédula de ciudadanía es un documento común para los colombianos, durante su historia ha sido el motor de discusiones y estigmas. Así se vivió, por ejemplo, con el primer documento, expedido en 1929, cuando la necesidad de hacer limpias las elecciones generó la primera cédula, que entre otras condiciones incluía en su información datos como las características antropomórficas de las personas y su filiación política.

“Esto era un problema por ejemplo para la época de la violencia partidista en el país, pues las personas tenían que borrar de algún modo los datos de su partido para que no los asesinaran”, explicó Sebastián Guerra, sociólogo de la UN que investigó la historia del documento en Colombia. “El documento incluía información como el color de piel, tipo de ojos, tipo de frente, etc. Había una especie de guía que clasificaba a las personas”, agregó.

Por ello, tras el mejoramiento de las técnicas de identificación como la dactiloscopia y la fotografía, el documento fue modificado a nivel nacional en los años 1929, 1952, 1993 y 2000. “Cada vez se ha hecho menor la información personal que se incluye, pero incluso hoy se discuten cosas como si debe incluir el dato del sexo del ciudadano”, explicó el sociólogo.

Con la aparición de recursos tecnológicos como la comprobación dactilar digital y la lectura del iris de los ojos, países como México se han adelantado en la creación de sistemas de seguridad efectivos. Sin embargo, “países como Estados Unidos, Inglaterra, Dinamarca y Finlandia ni siquiera conciben la creación de este documento, para eso existen otros que identifican a los ciudadanos”, advierte Guerra.

El futuro del documento
Aunque en Colombia la cédula de ciudadanía es un elemento fundamental y no tenerla resulta discriminatorio, la evolución de las técnicas de identificación de los ciudadanos llevará a la desmaterialización del documento. “Es mucho más fácil ahora identificar a las personas por una huella o por el iris”, aseguró el investigador. El problema está en que se debe garantizar la privacidad de los datos que se almacenan en manos de organizaciones internacionales como Sagem Segurité (Francia), encargada de la expedición del más reciente documento en Colombia.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.