text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

En la Universidad Nacional primera estación de la Nasa para medición atmosférica

      
Agencia de Noticias Universidad Nacional
Agencia de Noticias Universidad Nacional
Esta es la primera en su género en Colombia y la tercera en Latinoamérica, y con ella el país entra a conformar la red mundial de la Nasa.

El proyecto, denominado Sinergismo Nasa-Aeronet-Universidad Nacional de Colombia, se propone realizar investigación conjunta con la organización internacional. “El objetivo es tener información de censado remoto espacial, iniciando en Medellín, para poder cuantificar fenómenos atmosféricos importantes en nuestra región”, explicó Álvaro Bastidas, profesor asociado de la Escuela de Física y coordinador del Grupo de Investigación en Láseres y Espectroscopía, encargado del proyecto.

Cuando se habla de censado remoto se involucra la predicción de fenómenos naturales como la cuantificación de precipitación lluviosa, el impacto de la energía solar en el suelo, así como el conocimiento de los procesos de generación de contaminación y renovación de ozono a nivel troposférico y en las capas superiores de la atmósfera.

“Es una oportunidad bastante interesante para quienes trabajamos en modelamiento atmosférico y cuantificación de fenómenos meteorológicos”, precisó el investigador.

Los datos arrojados por la estación pueden ser de gran utilidad para la sociedad desde el punto de vista de la modelación. Asimismo, la información de la atmósfera y el clima será más precisa para ayudar a prevenir desastres naturales como inundaciones y problemas de salud pública y medioambiente.

Con la instalación de la estación en el campus de la Sede Medellín, el país comienza a formar parte de una red mundial liderada por la Nasa. Gracias a Aeronet, área de esta institución encargada de estudiar el comportamiento atmosférico, se obtendrán imágenes satelitales de suelos, atmósfera, datos de radiación solar y sistemas de fotometría solar.

“Ello significa que vamos a tener un espacio en los principales satélites que pasan por la región de Colombia. En ese sentido, vamos a poder compartir información medida en tiempo real con otras estaciones en el ámbito mundial. Además, tendremos la oportunidad de desarrollar estudios propios en esta región, que es desconocida, bajo la lente de una nueva tecnología”, agregó Bastidas, quien aseguró que con este proceso el país adelantaría años en investigación.

Igualmente, el cruce de datos con los demás países de la red significa aportar al mapa mundial atmosférico que busca explicaciones a fenómenos como la destrucción de la capa de ozono, la variación climática, entre otros.

La estación también impulsará el trabajo investigativo adelantado por la Universidad Nacional. Algunos grupos se han comprometido en asuntos tales como variables atmosféricas, contaminación, material particulado, sustancias químicas en la atmósfera, etc.

“Se empieza a perfilar la posibilidad de abrir bases de datos para instituciones, teniendo un respaldo de la Universidad, de las mediciones con mayor frecuencia, con imágenes satelitales, con algoritmos de validación universal”, detalló el coordinador del proyecto.

La Nasa ha seguido de cerca los desarrollos de la Universidad Nacional, especialmente las investigaciones en láseres y censado remoto, que han merecido el reconocimiento internacional. Por ello, encargó a la Universidad la estación.

El telescopio Cassegrain es la primera pieza que llega a la UN. De 50 centímetros de diámetro estuvo en uno de los satélites estadounidenses y es óptimo para el uso de luz láser tipo Nd-YAG. “Es una fortuna tener este equipo. Viene ya diseñado para que nosotros hagamos el acople de la luz láser y comencemos a realizar las medidas, que serán validadas desde un satélite”, puntualizó Álvaro Bastidas. El telescopio recibe la luz láser y envía un haz de luz a la atmósfera, donde se dispersa en diferentes direcciones y se hace el monitoreo.

En octubre llega el segundo equipo a la estación colombiana. Es un pequeño robot que se va a guiar satelitalmente midiendo la atmósfera desde el laboratorio.

“En tanto se genere la información requerida para usar los algoritmos de la Nasa, podremos interpretar y cuantificar variables, que para nosotros como científicos pueden ser un poco abstractas pero que es posible pasarlas a variables útiles para la meteorología, para la sociedad”, concluyó el investigador.

Aunque estas son las dos piezas principales de la estación, los investigadores de la Nasa la estarán equipando tecnológicamente en los primeros meses de funcionamiento.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.