text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Muerte y Levitación de la Ballena

      
Siempre amable y sereno, el poeta compartió con la <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/02/08/788779/universidad-cartagena-premia-preuniversitarios.html target=_blank><strong>Universidad de Cartagena</strong></a> unas palabras respecto a sus facetas como persona, <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/escritores/ target=_blank><strong>escritor</strong></a> y <a href=https://docentes.universia.net.co/ target=_blank><strong>docente</strong></a>, y algunas opiniones sobre su libro y la manera cómo ha de circular en el medio cartagenero.<br/><br/><strong>¿Cómo se autodefine Rómulo Bustos como escritor, como persona?</strong><br/><br/> Como persona, yo soy alguien muy tímido, muy solitario, casi antisocial, pero con un gran <a href=https://orientacion.universia.net.co/informacion_carreras/doctorado/doctorado-en-derecho-canonico-1033/pontificia-universidad-javeriana---bogota-6.html target=_blank><strong>sentido de solidaridad</strong></a> y eso me permite acercarme a los otros, y establecer realmente relaciones amorosas con los otros, pero sin embargo, sigo siendo un gran solitario. Como escritor, alguien que escribe por pasión, para el cual no tiene sentido la palabra “profesionalidad del <a href=https://extroversia.universia.net.co/buscadortags/escritor.html target=_blank><strong>escritor</strong></a>” trato de escribir siguiendo mis impulsos interiores, mis pulsiones más íntimas, mis demonios, como llamamos. Trato de usar la palabra con la mayor asepsia, realidad y precisión posible, con la mayor economía verbal.<br/><br/><strong>¿Y cómo docente?</strong><br/><br/> Bueno, esa es una pregunta como para hacérsela a mis <a href=https://www.universia.net.co/tag/estudiantes/ target=_blank><strong>estudiantes</strong></a>, que tengo bastantes, porque ya tengo ejerciendo la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Docencia/ target=_blank><strong>docencia</strong></a> muchos años, estuve trabajando a nivel de bachillerato en un colegio de <a href=https://www.universia.net.co/tag/Cartagena/ target=_blank><strong>Cartagena</strong></a>, y luego en la <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/02/08/788779/universidad-cartagena-premia-preuniversitarios.html target=_blank><strong>Universidad de Cartagena</strong></a> tengo unos 22 años. Como docente, digamos que me defino como alguien que trata de despertar el amor a la <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/03/29/806108/premios-nacionales-literatura-ciudad-bogota-2011.html target=_blank><strong>literatura </strong></a>a través del ejemplo, es decir, demuestro, digamos, entro en relación con el estudiante a través del fervor, de la importancia que yo le doy a la literatura en la <a href=https://orientacion.universia.net.co/informacion_carreras/especializacion/especializacion-en-tecnologia-de-la-construccion-de-edificaciones-1051/pontificia-universidad-javeriana---bogota-6.html target=_blank><strong>construcción del ser humano</strong></a>. Trato de transmitirles eso. Yo creo que el ejemplo es la mejor manera de cumplir la <a href=https://especiales.universia.net.co/dmdocuments/Ponencia_Funcion_Docente_Pedro_Suarez.pdf target=_blank><strong>función docente</strong></a>.<br/><strong><br/> ¿Podría describirnos su experiencia como escritor, y como lo conduce a este nuevo libro que presenta?</strong><br/><br/> Mi experiencia como escritor tenemos que remontarla a principios de los años 80, cuando me congregó con una serie de amigos en torno a una revista. Casi siempre surgen así la mayoría de escritores, en torno a una revista. Y así establecen complicidades, se abren a <a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2008/10/13/240405/universidades-cali-participaran-salon-nacional-artistas-PRINTABLE.html target=_blank><strong>lecturas comunes</strong></a> que van ensanchando el espíritu y las aspiraciones personales de cada uno. En mi caso fue la revista “En tono menor” y mis amigos del entorno, Pedro Badrán, Jorge García Usta ya fallecido, Alfonso Múnera, Pedro Blas Julio, Dalmiro Lora, y algunos otros. Creo que ahí están mis influencias iniciales, muy cercanas a la <a href=https://especiales.universia.net.co/libro-abierto/detras-del-libro/una-antologia-poetica-de-garcia-quintero.html target=_blank><strong>sensibilidad poética</strong></a> de aquellos años de los 80, que estaba tocada por la <a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2008/10/06/240530/analisis-movimiento-estudiantil.html target=_blank><strong>ideología de izquierda</strong></a>, una palabra que ahora está totalmente en crisis, casi desaparecida. Pero digamos que mi primera voz como tal, como poeta, aparece a partir de la obra “El oscuro sello de dios” que supone de cierto modo una superación de esa atapa inicial aunque nutrida de ella, aparece una poesía digamos de tipo metafísica en torno a un tema que va a ser obsesivo en mí que es el tema de la muerte de dios, la ausencia de dios, la ausencia de referentes fijos o centro que es un problema fundamental de la <a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2011/02/07/788296/gabriel-garcia-marquez-caribe-espejismos-modernidad.html><strong>modernidad</strong></a>, creo que a través de mis libros posteriores como “La estación del amor”, “La estación de la sed”, “Sacrificiales” y este último, se van desplegando las mismas obsesiones siempre teniendo como eje ese agujero negro que representa para el espíritu del hombre moderno eso que algunos llaman la muerte de dios, algunos quizá con más precisión el eclipse de dios, el eclipse de lo sagrado.<br/><strong><br/> ¿Cuál es la intención con la que presenta este libro hoy frente a la comunidad cartagenera?</strong><br/><br/> Bueno, la intención real es, más bien, compartir con mis <a href=https://www.universia.net.co/tag/estudiantes/ target=_blank><strong>estudiantes</strong></a>, con mis colegas, este libro. Este libro fue publicado en <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Espa%C3%B1a/ target=_blank><strong>España</strong></a>, no ha sido presentado en <a href=https://www.universia.net.co/tag/Colombia/ target=_blank><strong>Colombia</strong></a>, y bueno, me pareció que el lugar indicado para hacerlo es lo que ha constituido mi morada durante los últimos años, <a href=https://noticias.universia.net.co/busqueda-avanzada/456_11445/area-de-conocimiento_derecho/universidad_universidad-de-cartagena/ target=_blank><strong>la facultad de ciencias humanas y la Universidad de Cartagena. </strong></a><br/><br/><strong>¿Tiene algo planeado respecto a la circulación de este libro, cuáles son sus expectativas? </strong><br/><br/> Eso no se puede planificar ni tener muchas expectativas, la poesía funciona de una manera muy particular, la poesía para bien o para mal, yo creo que mas para bien, digámoslo así, circula en espacios marginales o casi no circula, digamos esta fuera de los circuitos <a href=https://bibliotecas.universia.net.co/editoriales-universitarias/ target=_blank><strong>editoriales</strong></a>, de mercado. Eso a mi modo de ver opera bastante bien, al menos en el caso en Colombia, estar fuera de los circuitos de mercado, en otros países donde hay infraestructuras editoriales, por ejemplo en<a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Espa%C3%B1a/ target=_blank><strong> España</strong></a>, donde estoy ahora, o en otros países, las cosas son a otro precio. Entonces no me hago muchas ilusiones con esto, el problema siempre de la poesía es, en el caso de Colombia particularmente, no existen muchas <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2010/11/25/751509/sistema-informacion-literatura-colombiana-PRINTABLE.html target=_blank><strong>instituciones literarias </strong></a>que la pongan a circular y no hay canales de distribución, la poesía generalmente funciona en medios reducidos de los que aman la poesía, y cuando uno presenta un libro es como tirar un hijo suyo a que él haga su camino realmente, ir siempre confiado en que el poema y el libro sabrán encontrar su <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/lector/ target=_blank><strong>lector</strong></a>, el lector que se merecen. Lo encontraran o no lo encontraran, pues, eso es cosa ya del azar. Yo confío en que lo encuentren.<br/><br/>
Siempre amable y sereno, el poeta compartió con la Universidad de Cartagena unas palabras respecto a sus facetas como persona, escritor y docente, y algunas opiniones sobre su libro y la manera cómo ha de circular en el medio cartagenero.

¿Cómo se autodefine Rómulo Bustos como escritor, como persona?

Como persona, yo soy alguien muy tímido, muy solitario, casi antisocial, pero con un gran sentido de solidaridad y eso me permite acercarme a los otros, y establecer realmente relaciones amorosas con los otros, pero sin embargo, sigo siendo un gran solitario. Como escritor, alguien que escribe por pasión, para el cual no tiene sentido la palabra “profesionalidad del escritor” trato de escribir siguiendo mis impulsos interiores, mis pulsiones más íntimas, mis demonios, como llamamos. Trato de usar la palabra con la mayor asepsia, realidad y precisión posible, con la mayor economía verbal.

¿Y cómo docente?

Bueno, esa es una pregunta como para hacérsela a mis estudiantes, que tengo bastantes, porque ya tengo ejerciendo la docencia muchos años, estuve trabajando a nivel de bachillerato en un colegio de Cartagena, y luego en la Universidad de Cartagena tengo unos 22 años. Como docente, digamos que me defino como alguien que trata de despertar el amor a la literatura a través del ejemplo, es decir, demuestro, digamos, entro en relación con el estudiante a través del fervor, de la importancia que yo le doy a la literatura en la construcción del ser humano. Trato de transmitirles eso. Yo creo que el ejemplo es la mejor manera de cumplir la función docente.

¿Podría describirnos su experiencia como escritor, y como lo conduce a este nuevo libro que presenta?


Mi experiencia como escritor tenemos que remontarla a principios de los años 80, cuando me congregó con una serie de amigos en torno a una revista. Casi siempre surgen así la mayoría de escritores, en torno a una revista. Y así establecen complicidades, se abren a lecturas comunes que van ensanchando el espíritu y las aspiraciones personales de cada uno. En mi caso fue la revista “En tono menor” y mis amigos del entorno, Pedro Badrán, Jorge García Usta ya fallecido, Alfonso Múnera, Pedro Blas Julio, Dalmiro Lora, y algunos otros. Creo que ahí están mis influencias iniciales, muy cercanas a la sensibilidad poética de aquellos años de los 80, que estaba tocada por la ideología de izquierda, una palabra que ahora está totalmente en crisis, casi desaparecida. Pero digamos que mi primera voz como tal, como poeta, aparece a partir de la obra “El oscuro sello de dios” que supone de cierto modo una superación de esa atapa inicial aunque nutrida de ella, aparece una poesía digamos de tipo metafísica en torno a un tema que va a ser obsesivo en mí que es el tema de la muerte de dios, la ausencia de dios, la ausencia de referentes fijos o centro que es un problema fundamental de la modernidad, creo que a través de mis libros posteriores como “La estación del amor”, “La estación de la sed”, “Sacrificiales” y este último, se van desplegando las mismas obsesiones siempre teniendo como eje ese agujero negro que representa para el espíritu del hombre moderno eso que algunos llaman la muerte de dios, algunos quizá con más precisión el eclipse de dios, el eclipse de lo sagrado.

¿Cuál es la intención con la que presenta este libro hoy frente a la comunidad cartagenera?


Bueno, la intención real es, más bien, compartir con mis estudiantes, con mis colegas, este libro. Este libro fue publicado en España, no ha sido presentado en Colombia, y bueno, me pareció que el lugar indicado para hacerlo es lo que ha constituido mi morada durante los últimos años, la facultad de ciencias humanas y la Universidad de Cartagena.

¿Tiene algo planeado respecto a la circulación de este libro, cuáles son sus expectativas?

Eso no se puede planificar ni tener muchas expectativas, la poesía funciona de una manera muy particular, la poesía para bien o para mal, yo creo que mas para bien, digámoslo así, circula en espacios marginales o casi no circula, digamos esta fuera de los circuitos editoriales, de mercado. Eso a mi modo de ver opera bastante bien, al menos en el caso en Colombia, estar fuera de los circuitos de mercado, en otros países donde hay infraestructuras editoriales, por ejemplo en España, donde estoy ahora, o en otros países, las cosas son a otro precio. Entonces no me hago muchas ilusiones con esto, el problema siempre de la poesía es, en el caso de Colombia particularmente, no existen muchas instituciones literarias que la pongan a circular y no hay canales de distribución, la poesía generalmente funciona en medios reducidos de los que aman la poesía, y cuando uno presenta un libro es como tirar un hijo suyo a que él haga su camino realmente, ir siempre confiado en que el poema y el libro sabrán encontrar su lector, el lector que se merecen. Lo encontraran o no lo encontraran, pues, eso es cosa ya del azar. Yo confío en que lo encuentren.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.