text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Desplazados han dejado tras de sí al menos un allegado que ha sido asesinado o se encuentra desaparecido

      
Las personas desplazadas en Colombia llegaron a 4,9 millones en 2009, según cálculos de IDMC (Internal Displacement Monitoring Centre). Este dato, ya de suyo preocupante, apunta a una cifra aún mayor de sufrimiento humano y de vidas humanas que han sido truncadas.

Así lo afirmaron Camila De Gamboa y Leticia Naranjo,profesoras de la Universidad del Rosario, al señalar que “no debemos olvidar que estos colombianos no tuvieron más remedio que huir para salvar sus vidas y, muchas veces, después de sufrir experiencias traumáticas, como la de vivir bajo el miedo causado por la amenaza de la violencia y verse obligados a presenciar la muerte, la tortura, la violación y la mutilación de seres queridos, vecinos y amigos”.

Eso quiere decir que esta cifra, en términos de personas que han padecido y siguen soportando un gran sufrimiento, podría aumentar si se tiene en cuenta que cada desplazado ha podido dejar tras de sí al menos un pariente o allegado que ha sido asesinado o se encuentra desaparecido, explicaron las académicas.

Lucha contra la incertidumbre
Cada desplazado debe intentar re-hacer su vida en medio de circunstancias hostiles, en un mundo que le es completamente ajeno y cuyas reglas no conoce, así como debe aprender a toda marcha y sortear dificultades económicas extremas. “A esto se suman los recuerdos traumáticos que causan un constante sufrimiento mental, depresiones, pesadillas, problemas de sueño, el miedo a padecer los mismos sufrimientos y amenazas, la añoranza, la nostalgia, el duelo por la pérdida de seres queridos y por la pérdida de su historia vital y sus arraigos; el hecho de sentirse aislado y desamparado en un mundo hostil, sin el consuelo, la solidaridad y la compañía de sus parientes, amigos y vecinos de siempre”, señaló Naranjo.

Para la profesora De Gamboa
, “se vuelve urgente preguntarnos cómo debemos aliviarles a estas personas ese desamparo y devolverles la vida que dolorosamente les ha sido arrancada. Parte de la respuesta estaría en hallar cuáles serían las formas más adecuadas en las que todos, como sociedad, nos deberíamos representar, elaborar y recordar los daños que han sufrido”.

Representar y recordar el daño
¿De qué daños específicamente se está hablando? De aquellos que se producen cuando el Estado, sus agentes, los partidos políticos, los grupos subversivos u otros grupos armados violan en forma grave, sistemática y generalizada los derechos humanos, comentó.

“Son daños que debemos conocer y reparar si queremos hacer el importante tránsito desde la violencia hacia la paz. Conocer significa sacar a la luz la verdad, permitir que se escuchen las voces y se vean los rostros de los que vieron vulnerados sus derechos humanos, se elaboren y se hagan públicos los relatos que pueden contarnos quienes saben qué fue lo que pasó y cómo pasó”, señalaron las docentes. Para reflexionar sobre los caminos en la búsqueda de la verdad y la preservación de la memoria de las personas afectadas por conflictos armados y violaciones a los derechos humanos, la Universidad del Rosario y el ICTJ (Centro Internacional para la Justicia Transicional) realizarán el Coloquio Internacional Representar y Recordar el Daño, los días 8 y 9 de septiembre en el Aula Máxima del claustro universitario.

En el evento se discutirán las formas en que se construye o reconstruye el pasado, en especial los modos mediante los que se intenta representar y recordar el daño a través de los medios de comunicación, las investigaciones sociales, las comisiones históricas y de la verdad, los procesos judiciales, las novelas, las obras de teatro y los testimonios o las expresiones artísticas.

Intervendrán personas relacionadas con esas diversas formas de representación y de recuerdo del daño, como periodistas, psicólogos, politólogos, artistas, cineastas, teatreros, representantes de organizaciones de víctimas, profesionales que han tenido la oportunidad de trabajar con tales organizaciones, filósofos, historiadores y escritores.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.