text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Eafitenses de pelo blanco cumplen 10 años de carrera

      
Foto: Universidad EAFIT
Desde el lunes 26, y hasta el próximo 29 de septiembre, EAFIT celebrará una década del programa Saberes de Vida, del Centro de Educación Continua.
A sus casi 70 años, Ángela Cadavid de Restrepo todavía se pregunta cómo llegó a ser actriz de teatro. Su debut será por estos días y en los últimos meses se ha preparado con ahínco, como debe ser, para esta presentación.

Otros siete amigos y compañeros de clase la acompañarán en escena, todos adultos mayores entre los 60 y 70 años, y sin recorrido en las tablas. Sin embargo, la iniciativa en la que se embarcaron habla de la tenacidad con la que han asumido este reto, muestra de lo que el ambiente universitario ha hecho por ellos. Ángela prepara su vestuario y estudia sus parlamentos. Nunca pensó estar en una obra y mucho menos encarnando a una dama de compañía. La presentación es una comedia española que se desarrolla en un hotel y pretende criticar el estilo de vida del mundo moderno.

“Me da un poco de temor todavía, y es que se tiene que estar loco para hacer reír”, explica la novata actriz, quien será parte de la celebración de Saberes de Vida, programa eafitense que cumple 10 años de existencia y que, entre el lunes 26 y el jueves 29 de septiembre, los estará conmemorando con toda la comunidad universitaria. Además, Ángela, al igual que sus compañeros de escenario, son estudiantes de este proyecto académico que pretende acercar el adulto mayor al deleite intelectual y que ha facilitado este acercamiento para casi 400 personas a lo largo de su historia.

Lo que más le impresiona a Ángela Cadavid es que con más de 60 años sus compañeros y ella se hayan atrevido a ser actores de teatro. Y es que para Mauricio Celis, director de la obra que se presentará este miércoles 28, son pocos los adultos mayores que ejercen esta profesión en la ciudad, lo que se puede ver fácilmente en los montajes que se hacen.

Esto lo ratifica Ángela, la debutante, para quien es muy raro que esto suceda, “pero es encantador, nos hemos divertido a morir. Además, es un reto grandísimo, pero hemos recibido un gran apoyo de la Universidad”, cuenta y agrega que en una ocasión no le importó subirse a una bicicleta eléctrica de estudiantes de pregrado, probarla y pasearse por la Plazoleta del Estudiante, como ella misma reseña.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.