text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudiante de EAFIT se destaca en centro de investigación nuclear en Europa

      
Foto: Universidad EAFIT
Clarita Saldarriaga, con 22 años, ya ha adelantado una maestría en materiales cerámicos avanzados con la Universidad de Limoges (Francia), y espera graduarse como ingeniera física de EAFIT en diciembre de 2011.
Al principio fue difícil. Lejos de su familia, se enfrentaba a otro idioma, a otro estilo de enseñanza y a una maestría. Sin embargo, obtuvo las mejores notas de su semestre y consiguió una práctica en el Studiecentrum voor Kernenergie - Centre d'Etude de l'énergie Nucléaire (SCK-CEN) o Centro de Investigación Nuclear de Bélgica.

Así transcurrió la vida de Clarita Saldarriaga Vargas, estudiante de Ingeniería Física en EAFIT, en este último año. Ahora, esta eafitense se prepara para asumir como profesional el reto de la dosimetría de la radiación en el campo de la física médica, investigación que ya había adelantado hasta cierta parte como practicante en este centro belga. Y sí, con tan solo 22 años, la alumna pasó de ser becada por las Olimpiadas del Conocimiento de la Alcaldía de Medellín, para iniciar sus estudios de pregrado, a adelantar una maestría en la Universidad de Limoges (Francia) y en la actualidad estar contratada como investigadora en el Centro de Investigación Nuclear.

“Comienzo este lunes 17 de octubre. Estaré con el campo de la medicina, midiendo la dosis máxima para el personal médico que trabaja con radiación. Además, haré un informe sobre los resultados de mi práctica profesional, también en este centro, los que también se refieren a la dosimetría de la radiación ionizante”, señala Clarita.

La mejor de la clase
Clarita llegó a Francia motivada por el estudio de materiales cerámicos avanzados. Y en este tema, precisamente, adelantó su maestría con la Universidad de Limoges, entre 2010 y 2011. Con las bases que ya había adquirido en EAFIT pudo entrar, a través de un convenio entre la Universidad y Limoges, al segundo año de este programa francés de posgrado, lo que significó que ya tenga su maestría terminada y esté a la espera de graduarse en diciembre como eafitense.

“Nunca había ido a Europa. Fue duro el primer mes porque no sabía todo el vocabulario técnico de mis clases en francés. En diciembre de 2010 fueron los primeros exámenes, 20 en una semana, más una exposición. Sin esperármelo, obtuve los mejores resultados, por lo que el director del máster me propuso hacer un doctorado”, explica.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.