text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Crean espuma térmica a partir de dividivi

      
La <strong>espuma fenólica</strong> que podría remplazar el empleo actual de las espumas sintéticas utilizadas en la fabricación de piezas para medios de transporte, aislamiento térmico y como agentes de absorción, entre otros, está construida a partir de los taninos (sustancias utilizadas generalmente para curtir cueros), extraídos del fruto en forma de ocho, que hasta ahora no tenía propiedades de uso industrial.<br/><br/> “El desarrollo de espumas a partir de materias primas naturales representa una oportunidad de investigación en la formulación de recursos con propiedades físicas similares o mejores que los actualmente producidos”, destacó Fabián Ramos, <a href=https://estudiantes.universia.net.co/ target=_blank><strong>estudiante de Ingeniería Química de la Universidad Nacional de Colombia</strong></a>. <br/><br/> Por eso, a partir del Caesalpinia coriaria sp, conocido popularmente como dividivi, <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/09/29/873066/estudiantes-universidad-nacional-examinan-sistema-penal-acusatorio.html target=_blank><strong>estudiantes de la UN</strong></a> de Colombia lograron extraer los taninos y tratarlo luego con formaldehido, alcohol furfurílico, éter dietílico y ácido para-tolueno sulfónico (APTS), logrando una espuma rígida y uniforme. <br/><br/> “Identificamos los taninos (principalmente ácido gálico) a través de un análisis cualitativo. A partir de eso extrajimos la pulpa y la cáscara del fruto para obtener la sustancia. Luego, con ese extracto hacemos una reacción química de polimerización y obtenemos la espuma”, explicó la integrante del grupo de investigadores, Lorena Melo. <br/><br/> Tras someter el material a una prueba termográfica y a un <a href=https://noticias.universia.net.co/ciencia-nn-tt/noticia/2011/04/14/811853/microscopio-robotizado-especialista-distancia.html target=_blank><strong>análisis en microscopio óptico</strong></a>, determinaron que, aunque la porosidad puede mejorar, la capacidad térmica es apropiada para las necesidades comerciales; por ejemplo en la industria de vehículos donde se utiliza la espuma como aislante térmico y envoltorio de partes, en la industria de refrigeración e incluso en la médica, por sus cualidades de maleabilidad y pertinencia a la hora de construir moldes. <br/><br/> Los estudiantes Laura Melo, Juan Romero y Fabián Ramos, quienes desarrollaron el producto, esperan que este recurso sea acogido por los sectores comerciales dadas sus cualidades de rendimiento y por ser amigable con el ambiente y biodegradable. <br/><br/>
La espuma fenólica que podría remplazar el empleo actual de las espumas sintéticas utilizadas en la fabricación de piezas para medios de transporte, aislamiento térmico y como agentes de absorción, entre otros, está construida a partir de los taninos (sustancias utilizadas generalmente para curtir cueros), extraídos del fruto en forma de ocho, que hasta ahora no tenía propiedades de uso industrial.

“El desarrollo de espumas a partir de materias primas naturales representa una oportunidad de investigación en la formulación de recursos con propiedades físicas similares o mejores que los actualmente producidos”, destacó Fabián Ramos, estudiante de Ingeniería Química de la Universidad Nacional de Colombia.

Por eso, a partir del Caesalpinia coriaria sp, conocido popularmente como dividivi, estudiantes de la UN de Colombia lograron extraer los taninos y tratarlo luego con formaldehido, alcohol furfurílico, éter dietílico y ácido para-tolueno sulfónico (APTS), logrando una espuma rígida y uniforme.

“Identificamos los taninos (principalmente ácido gálico) a través de un análisis cualitativo. A partir de eso extrajimos la pulpa y la cáscara del fruto para obtener la sustancia. Luego, con ese extracto hacemos una reacción química de polimerización y obtenemos la espuma”, explicó la integrante del grupo de investigadores, Lorena Melo.

Tras someter el material a una prueba termográfica y a un análisis en microscopio óptico, determinaron que, aunque la porosidad puede mejorar, la capacidad térmica es apropiada para las necesidades comerciales; por ejemplo en la industria de vehículos donde se utiliza la espuma como aislante térmico y envoltorio de partes, en la industria de refrigeración e incluso en la médica, por sus cualidades de maleabilidad y pertinencia a la hora de construir moldes.

Los estudiantes Laura Melo, Juan Romero y Fabián Ramos, quienes desarrollaron el producto, esperan que este recurso sea acogido por los sectores comerciales dadas sus cualidades de rendimiento y por ser amigable con el ambiente y biodegradable.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.