text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Investigadores estudian valor agregado del bismuto

      
Con el fin de encontrar aplicaciones nuevas y de alta tecnología de los materiales basados en bismuto, uno de los principales productos mineros de México <strong>(segundo país productor en el mundo)</strong>, y aumentar los beneficios económicos relacionados, que en la actualidad son bajos, nace un proyecto colaborativo entre la <a href=https://becas.universia.net.co/CO/navega/idsnd/6/ps/snd/becas-vigentes-union-europea.html target=_blank><strong>Unión Europea</strong></a>, Colombia y México, llamado BisNano.<br/><br/> Más de 16 instituciones y 3 empresas componen el gran equipo de investigación. La representación colombiana la lidera el Grupo Análisis de Fallas, Integridad y Superficies (AFIS), en cabeza de Jhon Jairo Olaya, ingeniero metalúrgico; José Édgar Alfonso, del Departamento de Física de la UN en Bogotá, y la profesora Elizabeth Restrepo, de la <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/02/10/789500/universidad-nacional-medellin-aporta-desarrollo-nanotecnologia.html target=_blank>UN en Medellín</a></strong>. <br/><br/> Uno de los propósitos de los grupos de los diferentes países es el estudio de las propiedades mecánicas, energéticas, ópticas y electromagnéticas, así como el desarrollo de nanoestructuras a partir del bismuto. Por el momento, el equipo de la<a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Universidad-Nacional-de-Colombia/ target=_blank><strong> Universidad Nacional de Colombia</strong></a> trabaja en el desarrollo de un recubrimiento anticorrosivo para aplicaciones biomédicas, en este caso en implantes de acero inoxidable y titanio. <br/><br/> De acuerdo con el <a href=https://docentes.universia.net.co target=_blank><strong>profesor Jhon Jairo Olaya</strong></a>, “los óxidos de bismuto tienen resistencia a la corrosión, entonces, si se les aplica a estos materiales (expuestos a fluidos que lo podrían corroer rápidamente) un recubrimiento a base de óxido de bismuto, aumentaría la durabilidad de las prótesis ortopédicas”. <br/><br/> Entre otras propiedades, <strong>el bismuto es un metal muy usado para la detección de metales</strong>, sensores y actuadores, conductores iónicos de microcélulas de combustible en estado sólido, capas de autolubricante y lubricantes sin plomo. Incluso, se emplea en soldaduras especiales, la industria cosmética, farmacéutica, pinturas y recubrimientos, electrónicos, lubricantes, plásticos y resinas. <br/><br/> Sin embargo, según Olaya, la matriz de su trabajo se encuentra en “evaluar la seguridad y funcionalidad de los nanomateriales del bismuto, <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Dispositivos-electr%C3%B3nicos/ target=_blank><strong>diseñar dispositivos funcionales</strong></a> y explorar su comercialización”. El trabajo de los diferentes equipos de investigación de los países comenzó en septiembre del 2010 y se estima que finalice en el año 2013. El proyecto cuenta con recursos de 5 millones de euros para su desarrollo. <br/><br/>
Con el fin de encontrar aplicaciones nuevas y de alta tecnología de los materiales basados en bismuto, uno de los principales productos mineros de México (segundo país productor en el mundo), y aumentar los beneficios económicos relacionados, que en la actualidad son bajos, nace un proyecto colaborativo entre la Unión Europea, Colombia y México, llamado BisNano.

Más de 16 instituciones y 3 empresas componen el gran equipo de investigación. La representación colombiana la lidera el Grupo Análisis de Fallas, Integridad y Superficies (AFIS), en cabeza de Jhon Jairo Olaya, ingeniero metalúrgico; José Édgar Alfonso, del Departamento de Física de la UN en Bogotá, y la profesora Elizabeth Restrepo, de la UN en Medellín.

Uno de los propósitos de los grupos de los diferentes países es el estudio de las propiedades mecánicas, energéticas, ópticas y electromagnéticas, así como el desarrollo de nanoestructuras a partir del bismuto. Por el momento, el equipo de la Universidad Nacional de Colombia trabaja en el desarrollo de un recubrimiento anticorrosivo para aplicaciones biomédicas, en este caso en implantes de acero inoxidable y titanio.

De acuerdo con el profesor Jhon Jairo Olaya, “los óxidos de bismuto tienen resistencia a la corrosión, entonces, si se les aplica a estos materiales (expuestos a fluidos que lo podrían corroer rápidamente) un recubrimiento a base de óxido de bismuto, aumentaría la durabilidad de las prótesis ortopédicas”.

Entre otras propiedades, el bismuto es un metal muy usado para la detección de metales, sensores y actuadores, conductores iónicos de microcélulas de combustible en estado sólido, capas de autolubricante y lubricantes sin plomo. Incluso, se emplea en soldaduras especiales, la industria cosmética, farmacéutica, pinturas y recubrimientos, electrónicos, lubricantes, plásticos y resinas.

Sin embargo, según Olaya, la matriz de su trabajo se encuentra en “evaluar la seguridad y funcionalidad de los nanomateriales del bismuto, diseñar dispositivos funcionales y explorar su comercialización”. El trabajo de los diferentes equipos de investigación de los países comenzó en septiembre del 2010 y se estima que finalice en el año 2013. El proyecto cuenta con recursos de 5 millones de euros para su desarrollo.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.