text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Viaje al Fondo de Cuervo

      
Diariamente dedicó horas a escribir su correspondencia con estudios de<a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2011/01/21/782314/uis-coordinara-proyecto-comision-europea-america-latina-europa.html target=_blank><strong> América y Europa</strong></a> (lo que implicaba leer a fondo sus textos y comentarlos con detalle), siguió con cuidado las<a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/04/01/807491/oficina-investigaciones-u-caldas-abre-convocatorias.html target=_blank><strong> investigaciones</strong></a> de sus contemporáneos americanos, a la vez que era seguido y consultado por los expertos europeos.<br/><br/> Esta exposición trata de un múltiple juego de reflejos:<a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/07/29/852385/obra-pensamiento-rufino-jose-cuervo-coloniza-ahora-red.html target=_blank><strong> Rufino José Cuervo</strong></a>, su<a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/07/21/849592/papel-biblioteca-universitaria.html target=_blank><strong> biblioteca</strong></a> y su diccionario; y a través de los tres: la lengua castellana, su historia y el mundo (nuestro mundo) que en ella se habla y se escribe. Rufino José Cuervo, el filólogo y lexicógrafo, desde su bogotanísima esquina (así a partir de un momento se alojara en París y no volviera al país) llegó a ser quien en el mundo mejor conociera la lengua castellana. Su biblioteca, el Fondo Cuervo, que se conserva en la <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/BIBLIOTECA_NACIONAL/ target=_blank><strong>Biblioteca Nacional</strong></a> y sorprende con la cantidad de<a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2009/05/04/237677/biblioteca-nacional-cervantes-presentan-portal-teatro-siglo-oro.html target=_blank><strong> tesoros bibliográficos</strong></a> que contiene, impresiona con su coherencia: nada parece estar allí por el lujo del coleccionista. Todas sus piezas tienen su lugar para responder una pregunta muy concreta o para hablar de su correspondencia con los<a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/06/15/836986/editorial-upb-crea-club-escritores.html target=_blank><strong> escritores</strong></a> y los <a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2010/04/17/257945/becas-investigacion-doctorandos-jovenes-cientificos-alemania.html target=_blank><strong>científicos </strong></a>del lenguaje de su tiempo. El Diccionario de construcción y régimen de la lengua castellana, obra descomunal donde las haya y una manera muy original y minuciosa de intentar hacer visibles los engranajes de la lengua, resulta ser una muy científica transmutación de la biblioteca de Cuervo, donde, sin caer nunca en el uso de la primera persona, el autor deja ver su obsesiva y peculiar personalidad.<br/><br/> La <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/07/27/851452/vi-concurso-arcadia-historia-geografia.html target=_blank><strong>historia </strong></a>que se pretende contar aquí tiene inevitables toques de romanticismo, es la de un hombre intentando abarcar el infinito y fracasando en el intento. Rufino tiene mucho de Quijote y su obra, mucho de Babel. Pero también es la obra de un investigador agudo y preciso, y los resultados de sus pesquisas siguen siendo pertinentes hoy. Cuervo, el personaje, es una mezcla muy especial de científico moderno y de erudito clásico: esperamos que quien se interne en su <a href=https://noticias.universia.net.co/publicaciones/noticia/2011/05/17/827038/libro-total-biblioteca-digital-gratuita-mas-grande-america.html target=_blank><strong>biblioteca </strong></a>pueda imaginar algo de la profundidad sin fondo de su mente.<br/><br/> La exposición presenta 1800 libros del Fondo Cuervo de la Biblioteca Nacional y varios documentos del Archivo de Cuervo del <a href=https://noticias.universia.net.co/tag/Instituto-Caro-y-Cuervo/ target=_blank><strong>Instituto Caro y Cuervo.</strong></a><br/><br/><strong>Curadores:</strong> Carlos Betancourt, Alejandro Martín Patricia Miranda y Camilo Páez<br/><strong>Asesores:</strong> Andrés Jiménez Ángel, Roberto Perry Carrasco y Enrique Santos Molano<br/><strong>Video:</strong> Bárbara Santos<br/><strong>Dibujos: </strong>Carolina Ruiz y Manuel Kalmanovitz Artista<br/><strong>Invitado</strong>: Juan Mejía<br/><br/> La exposición se podrá visitar de <strong>noviembre a marzo de 2012 de lunes a viernes de 11 am a 6 pm y el sábado de 11 am a 4 pm</strong><br/><a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/02/02/786734/biblioteca-nacional-colombia-era-digital.html target=_blank><strong><br/> Biblioteca Nacional de Colombia</strong></a>, 1 piso, Calle 24 No. 5-60<br/>
Diariamente dedicó horas a escribir su correspondencia con estudios de América y Europa (lo que implicaba leer a fondo sus textos y comentarlos con detalle), siguió con cuidado las investigaciones de sus contemporáneos americanos, a la vez que era seguido y consultado por los expertos europeos.

Esta exposición trata de un múltiple juego de reflejos: Rufino José Cuervo, su biblioteca y su diccionario; y a través de los tres: la lengua castellana, su historia y el mundo (nuestro mundo) que en ella se habla y se escribe. Rufino José Cuervo, el filólogo y lexicógrafo, desde su bogotanísima esquina (así a partir de un momento se alojara en París y no volviera al país) llegó a ser quien en el mundo mejor conociera la lengua castellana. Su biblioteca, el Fondo Cuervo, que se conserva en la Biblioteca Nacional y sorprende con la cantidad de tesoros bibliográficos que contiene, impresiona con su coherencia: nada parece estar allí por el lujo del coleccionista. Todas sus piezas tienen su lugar para responder una pregunta muy concreta o para hablar de su correspondencia con los escritores y los científicos del lenguaje de su tiempo. El Diccionario de construcción y régimen de la lengua castellana, obra descomunal donde las haya y una manera muy original y minuciosa de intentar hacer visibles los engranajes de la lengua, resulta ser una muy científica transmutación de la biblioteca de Cuervo, donde, sin caer nunca en el uso de la primera persona, el autor deja ver su obsesiva y peculiar personalidad.

La historia que se pretende contar aquí tiene inevitables toques de romanticismo, es la de un hombre intentando abarcar el infinito y fracasando en el intento. Rufino tiene mucho de Quijote y su obra, mucho de Babel. Pero también es la obra de un investigador agudo y preciso, y los resultados de sus pesquisas siguen siendo pertinentes hoy. Cuervo, el personaje, es una mezcla muy especial de científico moderno y de erudito clásico: esperamos que quien se interne en su biblioteca pueda imaginar algo de la profundidad sin fondo de su mente.

La exposición presenta 1800 libros del Fondo Cuervo de la Biblioteca Nacional y varios documentos del Archivo de Cuervo del Instituto Caro y Cuervo.

Curadores: Carlos Betancourt, Alejandro Martín Patricia Miranda y Camilo Páez
Asesores: Andrés Jiménez Ángel, Roberto Perry Carrasco y Enrique Santos Molano
Video: Bárbara Santos
Dibujos: Carolina Ruiz y Manuel Kalmanovitz Artista
Invitado: Juan Mejía

La exposición se podrá visitar de noviembre a marzo de 2012 de lunes a viernes de 11 am a 6 pm y el sábado de 11 am a 4 pm

Biblioteca Nacional de Colombia
, 1 piso, Calle 24 No. 5-60

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.