text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Obesidad, la nueva epidemia de Latinoamérica

      
Foto: thinkstockphotos.com
El Instituto WorldWatch con sede en Washington (Estados Unidos), informó que, por primera vez en la historia, los cálculos del número de personas con sobrepeso en todo el mundo son similares a los de las personas desnutridas.
Los seis países con mayor obesidad serán: Venezuela, Guatemala, Uruguay, Costa Rica, República Dominicana y México. De estos, Venezuela será el tercer país con más gente obesa en el mundo y Chile será el país con más personas con sobrepeso en la región y en el segundo del mundo.

Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que, de seguir la tendencia actual, al 2020 habrá aproximadamente 2 mil 300 millones de adultos con sobrepeso y más de 700 millones con obesidad.

"Las tasas de obesidad han aumentado considerablemente desde 1980 cuando comenzó a extenderse el consumo de comida rápida en América Latina. Además, el mayor acceso a la comida con altos niveles de grasas saturadas y el incremento de la urbanización que supone estilos de vida más sedentarios, han provocado la explosión del aumento del sobrepeso en la región", afirma el académico de la Universidad Católica Boliviana San Pablo (Bolivia), Carmelo Ruiz Luengo. El año pasado, el Instituto WorldWatch con sede en Washington (Estados Unidos), informó que, por primera vez en la historia, los cálculos del número de personas con sobrepeso en todo el mundo son similares a los de las personas desnutridas.

"La epidemia se ha documentado muy bien y se ha estudiado ampliamente en los últimos años, donde ya desde comienzos de los ochenta casi la mitad de los latinoamericanos tenía exceso de peso y más del 13 por ciento era obeso. Hoy alrededor del 64 por ciento de los adultos tiene sobrepeso y el 30,5 por ciento es obeso, lo que representa el doble de la tasa de obesidad de 20 años atrás y un tercio más alta que hace apenas 10 años", agrega Ruiz Luengo.

Más inquietante aún es la tendencia que se está acentuando entre los niños latinos. Actualmente, se ha duplicado el número de niños y adolescentes que tienen exceso de peso con respecto a hace 20 años. En Chile, México y Perú, la cifra es alarmante, ya que uno de cada cuatro niños, de 4 a 10 años de edad, tiene sobrepeso o es obeso.

Según Walmir Coutinho, profesor de Endocrinología de la Universidad Católica de Río de Janeiro, las tasas de obesidad en la niñez aumentaron en Brasil 240 por ciento durante el mismo período desde 1990 a la fecha.

"La obesidad y el sobrepeso están aumentado más aceleradamente en América Latina que en América del Norte o en Europa", dice Coutinho, quien agrega que se están reemplazando al hambre y a la desnutrición como factores que inciden en la mortalidad en la región.

De acuerdo a últimos estudios, la llamada 'transición nutricional' causada por los procesos de la globalización y el desarrollo, han llevado a que países que tenían una dieta rica en vitaminas y minerales se alejen de sus alimentos y métodos de preparación tradicionales, prefiriendo alimentos procesados y producidos industrialmente, que suelen ser más ricos en grasas, calorías y sodio. "En la región quedan escasos lugares donde se puede ir al campo y cortar frutas de los árboles, pero hoy en los supermercados de la ciudad, las frutas y las hortalizas son caras", dice Enrique Jacoby, experto en obesidad de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Jacoby agrega que en muchos países se puede observar el aumento en el consumo de aceites para freir, azúcar, bebidas azucaradas y cereales, principalmente arroz y pastas, mientras que el consumo de frutas, hortalizas y leguminosas está bajando."Por ello, los pobres se ven obligados a comer alimentos menos saludables, porque no cuentan con los recursos para costear aquellos alimentos", comenta.

Para Luis Ibáñez, médico integrante del Departamento de Cirugía Digestiva del Hospital Clínico Universidad Católica de Chile, "los países en vías de desarrollo, las cifras de obesidad se han triplicado en la medida en que estos se han occidentalizado en su estilo de vida, aumentando el consumo de comida barata con alto contenido calórico y simultáneamente, han disminuido su actividad física". En este contexto, la OMS realizó en 2010 una conferencia interministerial en Estambul (Turquía), surgió un plan para toda Europa que pretende estabilizar el progreso del problema en jóvenes y adolescentes en los próximos 5 años y revertir la tendencia en el 2015.

"El ejemplo europeo, al igual que las políticas implementadas en Brasil, India y China son modelos a imitar para lograr controlar este grave problema que amenaza afectar progresivamente la salud pública mundial", concluye Ibáñez.

Fuente: con información de Educamericas

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.