text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Tecnoplasma, en la búsqueda de nuevos materiales

      
Imagen relacionada
Tecnoplasma es una spin off intrauniversitaria, es decir, es de la Universidad y los investigadores hacen parte del equipo I+D. En el grupo hay también personas que trabajan en gestión de la innovación, empresarismo y los temas de legalización, comercialización y mercados.

Digamos que se toman dos elementos, en este caso el Titanio y el Nitrógeno. Alrededor de estos vendrían, entonces, algunas preguntas: ¿qué pasaría si esos materiales se unieran?, ¿cómo se asociarían y qué propiedades tendrían?

Esta es parte de la propuesta: diseñar materiales que realicen un recubrimiento funcional, con el fin de evitar el desgaste y la corrosión de dichos materiales para que no se afecte el rendimiento de la cadena productiva, mediante la utilización de métodos computacionales para luego, por plasma, sintetizarlos o fabricarlos.

Es la tarea de la spin off Tecnoplasma, que se generó en el grupo de investigación en Electromagnetismo Aplicado de EAFIT, y que está fundamentada en varios aspectos, según lo explica Mauricio Arroyave Franco, uno de sus investigadores. “La empresa ofrece desarrollo de recetas de nuevos materiales en forma de recubrimiento, que se diseñan desde escala molecular con computadores de alto desempeño”.

Y en el caso de la industria, los recubrimientos por plasma ofrecen varios beneficios, como el aumento de la vida útil de las piezas recubiertas; bajos coeficientes de fricción, lo que reduce los consumos de lubricantes y permite aumentar la velocidad de las operaciones; sustitución de costosas aleaciones; mejoramiento de la resistencia a la corrosión; reducción del impacto medioambiental y consumo de aceros; y tecnología cero emisiones.

En ese sentido, la empresa simula las propiedades a escala molecular y atómica, inclusive de nuevos materiales que, simplemente, pueden tomarse de la Tabla Periódica para modelarlos y mirar qué hacen.

“Luego aparece la opción de sintetizarlos y de fabricarlos. Esta es una forma muy poderosa de diseñar materiales, porque uno podría irse a un laboratorio y empezar a mezclar cosas a ver qué sale. Pero nosotros no hacemos eso, lo que buscamos es utilizar procesos por plasma, a lo que le agregamos la posibilidad de diseñar el material”, anota el profesor Arroyave Franco.

Pues bien, debido a su tecnología de punta, la spin off participó en el programa Nuevas Empresas a partir de Resultados de Investigación (Neri) de este año, adscrito a la Alcaldía de Medellín por Ruta N. A este se presentaron 27 ideas de negocio de las que se seleccionaron 12, con las que se trabajó hasta noviembre pasado en una iniciativa de preincubación empresarial. Al final se seleccionaron los cinco ganadores del concurso, entre los que estuvo Tecnoplasma, lo que le significó entrar al programa NRuta.

Este último programa es de aceleración empresarial, es decir, Ruta N con los avances y con lo que se logró en Neri buscan que esa idea de negocio se concrete.

En el programa NRuta Tecnoplasma recibe 150.000.000 de pesos que deben ser utilizados para lo que requiera la spin off. En ese sentido, cada grupo puede recomendar en qué invertir ese dinero. Son, por ejemplo, necesidades que se tengan para la consolidación como empresa, caso registros en Cámara de Comercio, solicitudes y registros de patentes, de marca, compra de protocolos, normas, viajes, entre otros.

Este proceso tiene una duración de alrededor de nueve meses y en este también participan, junto con el profesor Mauricio, los docentes Jorge León David Caro y Claudia Palacio Espinosa.

Frente a su potencialidad, Luis Flórez, parte del jurado evaluador de Neri, comenta que Tecnoplasma es el típico emprendimiento de alto impacto, el mismo tipo de iniciativas que el ecosistema de apoyo al emprendimiento de la ciudad no podía acompañar hasta ahora, debido al grado de sofisticación requerido para construir un negocio alrededor de una tecnología de punta.

“Esta es una capacidad que ahora está articulando Ruta N con su programa de aceleración NRuta, cuyo objetivo es tomar emprendimientos e investigaciones de alto impacto y convertirlas en empresas con presencia y ventas internacionales, sostenibles y capaces de generar crecimiento explosivo en ventas en un mediano plazo”, agrega.

Por su parte, Lady Janeth Giraldo Ortiz, coordinadora de Transferencia de Tecnología del Centro para la Innovación, Consultoría y Empresarismo (Cice) de EAFIT, subraya que en la ciudad se quieren potenciar iniciativas empresariales con alto valor y con visión global que puedan llegar a mercados internacionales.

“La magia de esta iniciativa radica en que los recubrimientos o los nuevos materiales generalmente no se hacen desde el nivel atómico. Eso es lo que saben hacer, su conocimiento es muy especializado y la solución que brindan es muy innovadora, porque permite aumentar la eficiencia de la cadena productiva del sistema empresarial y porque es una tecnología limpia que se utiliza en países desarrollados”, dice la coordinadora.

Finalmente, para el profesor Jorge David, también integrante del grupo, la experiencia ha sido muy satisfactoria. “La idea es utilizar todas estas herramientas que tenemos desde la investigación básica, que es el nivel computacional, hasta llevarlo al experimento. Para mí representa un logro muy grande, pues nunca pensé que desde la teoría fuera a llegar a consolidar algo y sobre todo una empresa”.

El grupo hará uso, en los próximos meses, de la plataforma computacional que llegó de la Universidad de Purdue (Estados Unidos), y que se especializa en nanotecnología.
 
Tecnoplasma, con los docentes que trabajan en sus procesos, ha tenido experiencias con empresas a las que les ha prestado servicios de recubrimiento a través de pruebas pilotos muy satisfactorias.





Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.