text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Peligra la industria del aceite

      
Imagen relacionada
El negocio ilegal del aceite. Foto: banco de Imágenes.
La venta ilegal de aceites, además de generar problemas financieros, pone en riesgo la salud de la población. En Bogotá, han muerto 25 personas por la ingesta de aceite adulterado.

Según el director nacional del programa Fenaltiendas de Fenalco, Juan Parra, los bajos ingresos y la cultura colombiana del regateo “han impulsado a los tenderos a comercializar aceite de contrabando, alterado o falsificado con tal de que se ajuste al bolsillo de los consumidores que, por desconocimiento, se enfocan en el precio y no en la calidad del producto”.

Debido al contrabando, falsificación o adulteración de aceites, la industria pierde cerca de $400 millones, que representan el 20% de la comercialización total de la sustancia por año, según datos manejados por los propios productores.

Además, enfrentan el problema de la importación dado que la Asociación Colombiana de la Industria de Grasas y Aceites Comestibles (Asograsas) afirma que es más rentable importar
aceite de países como Argentina o Bolivia que producirlo en Colombia.

También influye, aseguran, que los industriales prefieran abandonar la producción de aceite líquido para concentrarse en el negocio del aceite sólido.

Desde Asograsas, han manifestado que las empresas afiliadas al gremio han tenido que recortar la planilla de personal ante los perjuicios que azotan al sector.

El presidente de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, explica que “de acuerdo con los estudios de nuestra agremiación, comunicados a Asograsas a finales de 2011, esta situación no se origina con el FEP palmero
. Prueba de ello es que los productos que incorporan altos volúmenes de aceite de palma local, como los sólidos, compiten con sus similares importados de soya, girasol o canola, que son los que cada vez pierden más participación en el mercado doméstico. Es importante destacar que el aceite de palma no supera el 15% de participación en el segmento de aceites líquidos”.

Mesa afirma que “el FEP palmero es en realidad una cuenta interna del sector por sus ventas a los diferentes mercados, que no distorsionan la competitividad de los precios para los mercados locales y de exportación, en la medida en que nuestro país tiene una baja participación en el mercado mundial, y por ende, es tomador de precios”.

Según aseguró Parra Fenalco, a través del programa nacional de Fenaltiendas, dictará charlas a los tenderos “paraadvertirles acerca del riesgo para la salud que significa comercializar aceites reenvasados en recipientes donde antes hubo plaguicidas, jabones y demás productos no comestibles”.

Esta campaña se realizará en aquellas ciudades donde el fenómeno tiene más fuerza como ser Armenia, Barranquilla, Bogotá, Cali, Cartagena, Ibagué, Medellín, Neiva, Pereira, Santa Marta y Valledupar.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.