text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Poca formación en emprendimiento cultural en el país

      
Imagen relacionada
Resultados desalentadores para las instituciones educativas de la ciudad que imparten formación en emprendimiento culturales.
En su primera fase, el estudio efectuado por la egresada Paula Natalia Matallana y el profesor Carlos Yáñez Canal, ambos del programa de Gestión Cultural y Comunicativa, se enfocó en un recorrido bibliográfico para indagar inicialmente sobre el concepto de emprendimiento cultural.

En este sentido, se hallaron muchas versiones sobre este concepto, una en términos de negocios tendiente a la formación de empresas e industrias culturales, las cuales subyacen a una visión economicista de la cultura, donde esta tiene que ser rentable, autosostenible y se mide de acuerdo a su eficiencia y eficacia.

“La discusión, allí, se da en la medida en que no se pueden reproducir las visiones de cultura de otros; los centros de pensamiento del país deben hacer un proceso crítico de reflexión acorde con la realidad colombiana, y pensar de qué tipo de emprendimiento se habla, si para resolver los problemas de desigualdad social que desde ciertas políticas se ocultan o para reconocer la riqueza de las expresiones populares como danza, literatura, música desde contextos no comerciales”, aseveró el profesor Yáñez.

A partir de ello, los investigadores plantean la necesidad de que al construir empresas culturales, estas se apropien críticamente de su quehacer para resolver esas problemáticas sociales, políticas y económicas de la población, y no simplemente para aumentar la concentración de la riqueza en el espacio de la cultura, la cual no debe reducirse a una empresa de organización de eventos, es decir con un enfoque netamente consumista.

La segunda fase de la investigación es un diagnóstico en el que se recopilaron los datos en torno a la formación, la periodicidad, los créditos y, en general, los contenidos y programas que se ofrecían en emprendimiento.

Como resultado se encontró que el campo de formación es aún muy pobre en Manizales y en toda Colombia; los procesos culturales surgen más en la práctica, en el mundo empírico proveniente de las personas o las comunidades que tienen pasión por el tema y fundan sus propias empresas, pero no son muchas las instancias públicas que lo apoyan.

Específicamente, en la ciudad se encontraron seis instituciones relevantes frente al tema: la UN con el Consultorio de Administración y la Cátedra Unesco, la Universidad de Caldas con su empresa Incubarte, la Secretaría de Competitividad de la Alcaldía, el programa Manizales 100% Emprendedores, el Servicio Nacional de Aprendizaje Sena, la Cámara de Comercio y el Parque Tecnológico. Es de anotar que estas entidades se enfocan más en la formación en planes de negocios, lo cual limita el concepto mismo de cultura a una actividad administrativa.

La investigación surge desde una iniciativa del Ministerio de Cultura, así como de la Red de Universidades de Formación en Gestión y Estudios Culturales, y hace parte de un estudio nacional sobre formación en emprendimiento cultural en Colombia.

En una etapa posterior se formularán nuevos proyectos que continúen fomentando el emprendimiento de este tipo en el país.
 
 

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.