text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La tasa de interés en Colombia y el crecimiento económico de largo plazo

      
<div align=justify> Con ello da a entender que <strong>está dispuesto a hacer lo que sea necesario para cumplir con los objetivos de la política monetaria:</strong><strong>controlar la inflación y  <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/01/20/781730/economia-global-2011-cielos-despejados-turbulencias-vista.html target=_blank>garantizar la estabilidad macroeconómica.</a></strong> Además, refuerza su credibilidad y da una señal a los consumidores para que <strong>sean más prudentes con el endeudamiento</strong>. </div><div align=justify>   </div><div align=justify> El <strong>aumento en la tasa de interés</strong> se explica debido a (i) los niveles históricamente bajos que presentó en 2011, (ii) el crecimiento preocupante del <strong>crédito de consumo</strong> y (iii) el ambiente de <strong>euforia en la economía colombiana</strong> que no favorece los objetivos de una inflación controlada y de un crecimiento económico sostenible en el largo plazo. </div><div align=justify>   </div><div align=justify> En primer lugar, la <strong>tasa de interés</strong> de los últimos 10 años <strong>ha exhibido una tendencia decreciente</strong>, y en 2011 alcanzó un mínimo de 3%. Por esta razón, <strong>el incremento reciente</strong> en la tasa de interés se puede entender como un <strong>retorno a los niveles de equilibrio</strong> y se espera una mayor elevación en los próximos años que va a depender del comportamiento de la economía, del crecimiento de los créditos de consumo y de las presiones inflacionarias en algunos sectores. Otra razón para afirmar que la tasa de interés en Colombia <a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2012/02/22/913214/crisis-mundial-afectara-economia-colombiana-2012.html target=_blank><strong>podría llegar a crecer más</strong></a>, es que dentro de la región es una de las más bajas. Solamente Perú (4.25%), México (4.5%) y Chile (5%) presentan menores tasas de interés. En el caso de Brasil, por ejemplo, la tasa de interés es del 10.5%, lo que –en conjunto con una inflación del 6.2% en enero de 2012– representa una tasa de interés real de 4.3%, casi tres veces la que se maneja en Colombia (1.5%), y que corresponde a la diferencia entre una tasa de interés del 5.25% y una inflación de 3.73% en 2011. </div><p align=justify> En cuanto al <strong>crecimiento del crédito de consumo</strong>, el aumento en la tasa de interés se puede entender como un llamado a la prudencia debido a las alarmas que se han encendido ante la posibilidad de un recalentamiento de la economía. La preocupación se explica en la medida en que <strong>un <a href=https://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2008/11/10/239973/analisis-crisis-economica-consecuencias-colombia-uninorte.html target=_blank>crecimiento excesivo del crédito</a>, junto a tasas de interés bajas, pueden llevar a desequilibrios</strong> en el sistema financiero que ponen en riesgo la sostenibilidad del crecimiento económico. Por tal razón, <strong>el crecimiento del 25% anual en la demanda de crédito requiere de mayores tasas de interés para frenar el sobreendeudamiento de los agentes. </strong></p><p align=justify> La tercera razón que explica<strong> la decisión del Banco de la República tiene que ver con la inflación que se observa en algunos sectores específicos.</strong> Aunque en los dos primeros meses de 2012 los niveles de inflación se han mantenido bajo control, se percibe en el ambiente un <strong>optimismo excesivo que lleva a los hogares a endeudarse</strong>, especialmente con créditos para vehículo y vivienda. Esto produce que se superen niveles históricos de ventas de vehículos y que los precios en el sector inmobiliario crezcan 3 y 4 veces por encima de la inflación. Por lo tanto, la medida es útil para darles una señal a los agentes en cuanto a la necesidad de considerar sus posibilidades reales de endeudamiento. </p><p align=justify> En general, <strong>el incremento</strong> en la tasa de interés <strong>aún</strong><strong>no afecta en gran medida al consumidor final</strong> debido a la competencia entre los bancos y a que el incremento de la tasa interbancaria ha sido pequeño. Sin embargo, la tasa de interés <strong>se podría elevar más si continúa el crecimiento desmedido del crédito</strong> y de los precios de la vivienda. En conclusión, debido a los niveles históricamente bajos que alcanzó la tasa de interés, al crecimiento de la demanda de crédito y de los precios de la vivienda, y al peligro que eso representa para alcanzar una senda de crecimiento económico de largo plazo, el banco central puede utilizar aún más la tasa de interés para alivianar los vientos huracanados que podrían poner en riesgo la estabilidad macroeconómica que el país ha mantenido durante los últimos años. </p><p><br/><br/><br/><br/><br/></p>
Con ello da a entender que está dispuesto a hacer lo que sea necesario para cumplir con los objetivos de la política monetaria:controlar la inflación y  garantizar la estabilidad macroeconómica. Además, refuerza su credibilidad y da una señal a los consumidores para que sean más prudentes con el endeudamiento.
 
El aumento en la tasa de interés se explica debido a (i) los niveles históricamente bajos que presentó en 2011, (ii) el crecimiento preocupante del crédito de consumo y (iii) el ambiente de euforia en la economía colombiana que no favorece los objetivos de una inflación controlada y de un crecimiento económico sostenible en el largo plazo.
 
En primer lugar, la tasa de interés de los últimos 10 años ha exhibido una tendencia decreciente, y en 2011 alcanzó un mínimo de 3%. Por esta razón, el incremento reciente en la tasa de interés se puede entender como un retorno a los niveles de equilibrio y se espera una mayor elevación en los próximos años que va a depender del comportamiento de la economía, del crecimiento de los créditos de consumo y de las presiones inflacionarias en algunos sectores. Otra razón para afirmar que la tasa de interés en Colombia podría llegar a crecer más, es que dentro de la región es una de las más bajas. Solamente Perú (4.25%), México (4.5%) y Chile (5%) presentan menores tasas de interés. En el caso de Brasil, por ejemplo, la tasa de interés es del 10.5%, lo que –en conjunto con una inflación del 6.2% en enero de 2012– representa una tasa de interés real de 4.3%, casi tres veces la que se maneja en Colombia (1.5%), y que corresponde a la diferencia entre una tasa de interés del 5.25% y una inflación de 3.73% en 2011.

En cuanto al crecimiento del crédito de consumo, el aumento en la tasa de interés se puede entender como un llamado a la prudencia debido a las alarmas que se han encendido ante la posibilidad de un recalentamiento de la economía. La preocupación se explica en la medida en que un crecimiento excesivo del crédito, junto a tasas de interés bajas, pueden llevar a desequilibrios en el sistema financiero que ponen en riesgo la sostenibilidad del crecimiento económico. Por tal razón, el crecimiento del 25% anual en la demanda de crédito requiere de mayores tasas de interés para frenar el sobreendeudamiento de los agentes.

La tercera razón que explica la decisión del Banco de la República tiene que ver con la inflación que se observa en algunos sectores específicos. Aunque en los dos primeros meses de 2012 los niveles de inflación se han mantenido bajo control, se percibe en el ambiente un optimismo excesivo que lleva a los hogares a endeudarse, especialmente con créditos para vehículo y vivienda. Esto produce que se superen niveles históricos de ventas de vehículos y que los precios en el sector inmobiliario crezcan 3 y 4 veces por encima de la inflación. Por lo tanto, la medida es útil para darles una señal a los agentes en cuanto a la necesidad de considerar sus posibilidades reales de endeudamiento.

En general, el incremento en la tasa de interés aúnno afecta en gran medida al consumidor final debido a la competencia entre los bancos y a que el incremento de la tasa interbancaria ha sido pequeño. Sin embargo, la tasa de interés se podría elevar más si continúa el crecimiento desmedido del crédito y de los precios de la vivienda. En conclusión, debido a los niveles históricamente bajos que alcanzó la tasa de interés, al crecimiento de la demanda de crédito y de los precios de la vivienda, y al peligro que eso representa para alcanzar una senda de crecimiento económico de largo plazo, el banco central puede utilizar aún más la tasa de interés para alivianar los vientos huracanados que podrían poner en riesgo la estabilidad macroeconómica que el país ha mantenido durante los últimos años.







Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.