text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Biofármacos le dan la pelea a los sintéticos

      
Imagen relacionada
Biofármacos le dan la pelea a los sintéticos.
En la actualidad, la industria de los medicamentos es una de las más rentables del globo. Por eso, la búsqueda de nuevos componentes activos que combatan las enfermedades es permanente.

Como hace miles de años, hoy la principal cantera para desarrollar sustancias revolucionarias son los mismos seres vivos. Así lo expresa el español Arturo San Feliciano, doctor en química orgánica de la Universidad de Salamanca, que llegó a la UN en Bogotá invitado por el Departamento de Farmacia.

Si bien la contribución de los medicamentos sintéticos al bienestar de la humanidad es indiscutible, también lo es que persisten riesgos secundarios para la salud de las personas, debido a que en su fabricación todavía no se perfeccionan algunas técnicas.

El experto asegura que, por eso, es de gran importancia ampliar el campo de conocimiento sobre los productos fitoterapéuticos (medicamentos de origen natural), área en la que aún queda mucho por descubrir e investigar.

Lo primero que indica el científico, dueño de quince patentes relacionadas con los biogénicos (compuestos producidos por la acción de organismos vivos), es que las plantas no son buenas ni malas.

Por ejemplo, la Papaver somniferum, cuyo nombre común es adormidera o "planta del opio", fue buena porque de su fruto inmaduro se extrajo un alcaloide fundamental para la medicina de los siglos XIX y XX: la morfina. No obstante, fue mala porque generó adicción en los pacientes.
 
 
¿Cuáles eran los compuestos activos que hacían de la morfina un medicamento tan adictivo? Responder a esa pregunta requirió caracterizar, minuciosamente, los compuestos presentes en la planta.

En la actualidad, esos compuestos, que hicieron de la morfina un medicamento estrella durante siglo y medio, pero a la vez peligroso, están lo suficientemente identificados y aislados unos de otros, como para saber cuáles utilizar según la necesidad.

San Feliciano sostiene que todavía en pleno siglo XXI es muy difícil identificar las cualidades medicinales de una planta en su totalidad. De ahí el problema para desarrollar fármacos fitoterapéuticos 100% confiables.

En el caso de la Unión Europea, el proceso de admisión de una planta como biogénica es muy complejo, debido a que las investigaciones que respalden los hallazgos deben ser contundentes y suministrar una descripción absoluta de todos los componentes activos, no solo de los benéficos, sino también de los dañinos.

En un país como Colombia, que posee una gran diversidad de flora y fauna, la tarea de detectar las propiedades activas de todos esos recursos es inmensa. Sin embargo, las dificultades legales para investigar hacen que países como España nos lleven años luz en esa tarea.

La importancia de la naturaleza

- De acuerdo con el químico español, de las 100 sustancias químicas más importantes para la humanidad, 55 tienen la presencia de algún componente natural.

- En el mundo, entre el 70% y 75% de la población mundial recurre a plantas para tratar o curar enfermedades.

- En el Catálogo de Especialidades Farmacéuticas de España hay aprobadas 70 especies vegetales, por sus comprobadas propiedades terapéuticas.

- De esas especies se han obtenido 110 sustancias puras, para ser usadas en medicinas naturales.

- Asimismo, se han creado 500 derivados y análogos con propiedades mejoradas.
 
 
 

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.