text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La Cumbre, un encuentro necesario, pero dividido

      
Imagen relacionada
Algunos expertos académicos consideran que la Cumbre de las Américas es el espacio ideal para unir más al continente, mientras que otros expresan que esta es una región bastante dividida y, por lo tanto, es difícil de lograr ese objetivo.
Esa es la percepción del docente Luis Fernando Vargas Alzate, del Departamento de Negocios Internacionales de EAFIT, quien considera que el espacio que se desarrollará en Cartagena de Indias, del lunes 9 al domingo 15 de abril, es propicio para acercar a los gobiernos de la región.

No obstante, para el profesor Juan David Escobar Valencia, director del Centro de Pensamiento Estratégico de la Institución, es muy difícil que se logre este cometido, pues, en su opinión, este es un continente muy dividido.

Lo cierto es que con el título de Conectando las Américas: socios para la prosperidad, la cumbre se erige como una de las reuniones de más alto nivel en el Hemisferio Occidental, la única en la que los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas, elegidos democráticamente, se juntan para tratar temas comunes. Ellos se reunirán el 14 y 15 de abril.

En sí, la Cumbre se divide en tres eventos: La reunión de Actores Sociales, la Cumbre Empresarial y la Cumbre presidencial, a la que han sido invitados 34 mandatarios.

Alrededor de esta última, como ha sido tratado en los medios, ha habido dificultades de tipo diplomático, como por ejemplo la no asistencia de Rafael Correa, presidente de Ecuador, y quien tomó esta decisión por no habérsele extendido a Cuba la invitación para que esta nación caribeña se hiciera presente.

Y si la cumbre ha estado precedida por asuntos polémicos como este es porque allí se tratarán temas de vital importancia para América. La despenalización de la droga, la economía de la región, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), la pobreza, el caso de Cuba y las Islas Malvinas (Argentina) acaparan la atención continental.
 
 
Voces de los profesores

La verdad es que los docentes Juan David Escobar y Luis Fernando Vargas coinciden en afirmar que la cumbre es necesaria y que el país ha hecho bien la tarea de organizarla. Sin embargo, difieren sobre la importancia de eventos como este y sobre los logros que se pueden esperar al finalizar el encuentro.

Por su parte, Jorge Giraldo Ramírez, decano de la Escuela de Ciencias y Humanidades, considera que, sobre la despenalización de la droga, Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, está dispuesto a hablar, lo que no significa que reformule su política.

Y es que de acuerdo con el docente Luis Fernando Vargas, la cumbre tiene varios propósitos. Entre estos el de acercar a los gobiernos, pues involucra también a los dos estados desarrollados del hemisferio: Estados Unidos y Canadá.

Sobre los temas puntuales que se van a tratar allí, destaca el de la pobreza, la seguridad ciudadana, la delincuencia transnacional organizada, y los desastres naturales, que son muy comunes en la región latina y también en Estados Unidos.

También, destaca el foro de Actores Sociales, en el que él participará: “Vamos a tener unas discusiones previas a los momentos más importantes. Es decir, a los encuentros de los líderes de gobierno. Esta es una cumbre incluyente”, asegura.

A su vez, expresa que las Cumbres de las Américas normalmente no son los sitos donde se puedan tomar las grandes decisiones, porque es muy difícil poner de acuerdo a los estados miembros que participan. “Es algo casi que quimérico”, dice el docente.

Sin embargo, opina que allí sí se plantean discusiones, se tocan los temas, se llegan a acuerdos y se pueden lograr algunas cosas importantes.

Finalmente, plantea que lo que Colombia aspira con este encuentro es que de ahí surjan los compromisos mínimos posibles, con el objetivo de que los mismos se puedan cumplir.

El insiste en que Colombia lo está haciendo bien como estado anfitrión. “La diplomacia colombiana ha dado un cambio interesante, pues no es la diplomacia que tenía el gobierno anterior”, concluye.
 

Reunión social

Por su parte, Juan David Escobar Valencia se muestra menos optimista y asevera que nunca ha sido muy creyente de estos eventos.

“Las cumbres realmente no producen gran cosa, por lo menos en este continente nunca han producido cosas importantes, son más bien reuniones sociales, en que de pronto se puede conversar con otros presidentes, pero normalmente no resulta nada, por la misma configuración de los países nuestros”, dice.

Y agrega que en todas las cumbres dicen lo mismo: “Que hay que reducir la pobreza, mejorar la salud, la educación, buscar mecanismos para mejorar las condiciones de la población… pero los cómos y los cuándos, y los quiénes y cuánto vale eso, nunca se dice”.

Sobre los temas específicos, asegura que cada quien se va a dar un discurso en el tema que le interese. “La presidenta Cristina Fernández de Kirchner va a hablar de Las Malvinas, por solidaridad va a hablar de lo grave que es que Cuba no esté en la Cumbre, y eso va a ser común en los asistentes miembros del Alba”.

Sobre la despenalización de las drogas, Juan David cree que todos dirán que es interesante que se discuta, pero no se va a resolver nada, porque las posiciones ya están muy definidas.

Y en cuanto a Colombia, comenta que el país no va a quedar mal, aunque la cumbre se estaba enredando. Así, señala que la nación tal vez salga como una buena vecina que es capaz de convocar.

La última Cumbre de las Américas se realizó del 17 al 19 de abril de 2009, en Puerto España (Trinidad y Tobago).
 
 

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.