text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Jatrofa puede solucionar problemas energéticos en Colombia

      
Imagen relacionada
Jatrofa posee cualidades medicinales y para la generación de energía. Foto: Agencia de Noticias de la UN.
La jatrofa es una especie originaria de Centroamérica y parte de Suramérica. En Colombia, se ha descubierto que en lugares como Córdoba y la sabana de Sucre hay cultivares nativos. Investigadores del grupo Agroxue de la UNen Medellín han incursionado en el proceso de crecimiento y evaluación de la producción, para convertir esta  planta en un potencial agrícola para el país.

Edna Ivonne Leiva, coordinadora académica del grupo, explica que el cultivo y producción de jatrofa es atractivo por sus distintas utilidades: “produce biomasa, de sus semillas se extrae aceite para biocombustibles y, además, se pueden sacar una serie de productos medicinales, como el látex, que es buen cicatrizante”.

Aunque dichas bondades se han estudiado en países como la India o Brasil, donde hay producción comercial de jatrofa, la investigadora señala que, en Colombia, “es una especie poco explorada” y que sería beneficiosa para los servicios ambientales y para las comunidades con carencias energéticas.

El avance se articula a un proyecto nacional que busca alternativas para zonas marginales en el uso del suelo. En ese sentido, Leiva precisa: “se han determinado modelos y ciclos de crecimiento y la producción de biomasa, que, además, confirma que la producción es más alta en las zonas áridas y que es una especie que requiere de muy baja cantidad de agua; información fundamental para diseñar prácticas agronómicas para el cultivo”.

Ramiro Ramírez Pisco, docente y director del grupo Agroxue, indica que el aprovechamiento de la jatrofa cobra importancia en el país porque ofrece un material como el aceite combustible que se puede utilizar en zonas donde no se puede producir algo adicional, por ejemplo, en regiones afectadas por la minería. Y agrega: “algunos de estos lugares no están interconectados con la red de energía eléctrica nacional y su única opción es el uso de combustibles, pero el transporte de estos es complicado y costoso; por lo tanto, el aceite de jarofa es una alternativa viable para zonas pobres y marginadas”.

Además de que la jatrofaconstituye una alternativa económica, tiene atributos medioambientales importantes, ya que es una planta que no requiere de sistemas de riego, pues cualquier zona de cultivo con solo 500 mm anuales de agua es suficiente, y no se necesita arrasar con bosques ni emplear costosos fertilizantes químicos para sembrarla y cultivarla.

Para el desarrollo del proyecto, en el cual participan estudiantes de maestría y de pregrado, se han montado parcelas experimentales en tres municipios de Urabá (Mutatá, Turbo y Arboletes) y, durante dos años, se han evaluado el crecimiento y comportamiento de la planta y sus efectos rehabilitadores de las propiedades físicas del suelo.

Sobre la base de los resultados positivos del trabajo, los investigadores de la UN hacen un llamado para que se apoyen este tipo de alternativas, que tienen un alto impacto, sobre todo en regiones apartadas del país.
 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.