text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El 10% de la población mundial sufre de trastornos mentales

      
Imagen relacionada
El profesor Carlos Belmonte, presidente de IBRO. Fotos: A. Felipe Castaño/Unimedios.
El evento, organizado por el Colegio Colombiano de Neurociencias en alianza con la Universidad Nacional, busca hacer una mirada de actualización y de reunión de los especialistas en el tema del cerebro y las neurociencias, y se extenderá hasta el próximo sábado 2 de junio, día en que sesionará en el Edificio de Posgrados de la Facultad de Ciencias Humanas, en la Universidad Nacional. A la par, se desarrolla el VIII Encuentro Nacional de Neurociencias.

En diálogo con Agencia de Noticias UN, el doctor Belmonte, presidente de la International Brain Research Organization (IBRO), asegura que en la actualidad existe una percepción equivocada y es la de separar las enfermedades neurodegenerativas –como el alzhéimer, párkinson, entre otras–, de las siquiátricas, que también son del cerebro.

“La depresión representa casi el 5% de la población mundial. Y hablo de depresión grave. Es un problema epidemiológico brutal. Además de la esquizofrenia y la bipolaridad. Sumando todas estas enfermedades del ánimo, por decirlo de alguna manera, tendrían una incidencia del 10% de la humanidad. La solución de las enfermedades mentales es uno de los grandes objetivos de la neurociencia, pero hay que ir mucho más lejos”, declara.

Dijo que laNeurociencia ha cobrado mucha importancia en la actualidad porque todos nuestros hábitos de vida y valores sociales dependen  del cerebro. “Eso es lo que nos hace humanos. Cada vez hay más conocimiento de cómo aprendemos, la causa de la violencia, los fundamentos biológicos de determinados comportamientos, etc. Y todo gracias a la Neurociencia”.

El profesor Belmonte reveló que su charla gira en torno a estudiar la temperatura y responder la pregunta sobre, por qué de repente, la sensación térmica pasa a ser de dolor y cómo el cerebro incide en su aparición. “Me interesa el tema de dolor, como científico”, dice.

El doctor indicó que IBRO no es una sociedad científica, sino la federación de sociedades neurocientíficas de todo el mundo. “Son más de 100 mil miembros y abarca toda la neurociencia mundial”.

En cuanto a las enfermedades neurodegenerativas afirma que se registran niveles muy diferentes. Por ejemplo, hay avances a nivel molecular sobre cómo se desconectan lasredes neuronales en el alzhéimer y, también hay análisis de predicción, de diagnóstico precoz de las enfermedades. “Yo creo que es un campo, como casi todos, donde se progresa en paralelo en muchas líneas. La experiencia nos dice que esa es la manera más eficaz de lograr avances que redundan en el bienestar humano”.

Destacó el actual estudio, que financió el Gobierno de Estados Unidos, con el trabajo del doctor colombiano Francisco Lopera y el gen antioqueño del alzhéimer, con el fin de lograr diseñar una vacuna que retarde o mitigue sus efectos, inicialmente.

“Ese es precisamente uno de los caminos efectivos y que se trabaja rápido. Se espera que pueda haber una solución pronta. Pero soluciones mágicas no podremos encontrar. Las grandes multinacionales de medicamentos son conscientes de que necesitan producir algo que represente un salto cualitativo suficiente para que mejoremos el problema. Lo mismo sucede en cáncer y no tenemos una solución,  pero la mortalidad de hoy día, comparada con la de hace 20 años, es mucho más baja y se lograron éxitos en casos que se resuelven, o se lucha por la prolongación de más años de vida para los afectados”, puntualizó.




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.