text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Más de 720 incendios forestales consumen al Valle del Cauca

      
Agencia de Noticias Universidad Nacional de Colombia
Estos incendios son causados por la falta de conciencia ambiental de los visitantes, que arrojan colillas de cigarrillo o botellas que, en su caso, hacen efecto lupa y, con ayuda de las altas temperaturas, pueden ocasionar grandes conflagraciones
Síguenos en nuestras redes sociales como Facebook y Twitter, y recibe las noticias más importantes del mundo universitario.

El Parque Nacional Natural Los Farallones de Cali enfrenta una crisis forestal debida a los voraces incendios que han afectado sus bosques durante las últimas dos semanas y que, según las autoridades ambientales de la ciudad, han acabado con más de cinco kilómetros cuadrados de zonas verdes.

Según el director operativo del Cuerpo de Bomberos de Cali, teniente Alberto Hernández, los incendios han consumido pastizales, matorrales y árboles en las montañas de la ciudad.

Asimismo, los organismos de socorro del municipio de Jamundí, al sur del departamento del Valle del Cauca, se declararon en asamblea permanente por el incendio activo que, desde hace cerca de quince días, ha consumido una buena parte de la vegetación perteneciente al Parque Los Farallones, ubicado en la zona rural de este municipio.

El capitán de Bomberos de Jamundí, Eduardo Sierra, cuenta que cerca de diez focos se encuentran activos a la altura de corregimientos como Mesetas y Liberia y otras poblaciones que rodean la cuenca del río Timba.

“La emergencia forestal ha afectado zonas con productos de pancoger, bosques de baja y media montaña, pastizales, arbustos, fauna y también mangueras que conducen el agua a los acueductos rurales que surten a los habitantes del sector”, dijo el capitán al diario El País.

Impactos en la biodiversidad

Según el profesor Carlos Jaramillo, director de la Reserva Nacional Forestal Bosque de Yotoco de la UN en Palmira: “en general, estos incendios son causados por la falta de conciencia ambiental de los visitantes, que arrojan colillas de cigarrillo o botellas que, en su caso, hacen efecto lupa y, con ayuda de las altas temperaturas, pueden ocasionar grandes conflagraciones”.

Para el investigador, los impactos en el medioambiente, principalmente en la fauna y la flora, son absolutamente negativos y deben preocupar a las autoridades ambientales de la región, pues recuperar estos bosques podría tardar unos sesenta años.

“Los impactos sobre la biodiversidad pueden ser bastante grandes, dependiendo de la magnitud de los incendios. Sin embargo, cualquier tipo de conflagración forestal la afecta directamente, ya que se pierde diversidad biológica (plantas y animales) y los suelos pueden quedar estériles por cuanto sus organismos vivos mueren calcinados”, afirma el profesor Jaramillo.

El director de la Reserva de Yotoco manifiesta también que las autoridades ambientales deben regular más fuertemente los predios localizados alrededor de los parques naturales y que estos, a su vez, deben crear una red de amigos de la reserva, como lo hace Yotoco, para informar cualquier anormalidad en el bosque.

El agua, en jaque


De igual manera, la falta del agua en los principales afluentes de esta ciudad ha afectado directamente a los habitantes de cerca de diez barrios de Cali. En estos, según el gerente de Acueducto y Alcantarillado de Emcali, Luis Carlos Cerón, va a tenerse que hacer un fuerte racionamiento.

Ante esta situación, expertos de la UN aseguran que el fenómeno es ahora más intenso y recurrente.

“Se estima que actualmente estamos en el fenómeno de El Niño, debido a que se está presentando un calentamiento anormal en las aguas del Pacífico, razón por la cual los ríos tienen que disminuir necesariamente su caudal”, explica el profesor Juan Gabriel León, doctor en Dominio de las Ciencias de la Tierra y el Medioambiente. Y añade que, aunque este fenómeno sea natural, cada vez más presenta mayor intensidad.

Por su parte, el ingeniero geógrafo Fernando Montealegre, profesor de la UN en Palmira, dice que se puede agravar en la medida en que el fenómeno, tal como se ha anunciado, se prolongue y se incremente, “porque, si las épocas de lluvia empiezan durante este segundo semestre del año, vamos a tener serios problemas de abastecimiento de agua para una ciudad que tiene mucha demanda y poca oferta del recurso”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.