text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El amor: una droga tan adictiva como el alcohol y los cigarrillos

      
investigacion-amor-adiccion-como-una-droga-comportamiento-humano-universia-colombia
Amor: el adicto al amor suele ser obsesivo, inseguro y busca evitar los cambios. Foto: Universia Colombia.
Síguenos en nuestras redes sociales como Facebook y Twitter, y recibe las noticias más importantes del mundo universitario.
 
Visita nuestra sección noticias
 
 

Una investigación realizada por un grupo de especialistas de la Universidad de Rutgers concluyó que la pérdida de una pareja puede tener consecuencias nefastas a nivel psicológico y hacer del amor una droga tan adictiva como el alcohol y el tabaco.


Para llegar a esas conclusiones, los expertos estudiaron a varias personas que habían terminado sus romances recientemente y vieron cómo las áreas cerebrales relacionadas con drogas como la cocaína y la nicotina, se estimulaban cuando les mostrabas imágenes de sus ex parejas.


“El amor romántico es una adicción”, destacó la antropóloga, Helen Fisher, encargada de conducir la investigación, quién además agregó que este descubrimiento podría ayudar a superar los males de amor tratándolos como si fueran adicciones.


De igual forma que un ex fumador debe luchar por no encender un cigarrillo o un alcohólico no debe permitirse tomar un trago, la persona que sufre una pena de amor y necesita olvidar al objeto de su devoción, debe evitar tener cualquier tipo de contacto con este individuo.


Según lo que señala el informe, el adicto al amor suele ser obsesivo, busca evitar los cambios, es sumiso pero a la vez manipulador y exige la entera dedicación del ser amado. “La necesidad desesperada por tener seguridad en la pareja lleva a una manipulación emocional. Los adictos al amor suelen pensar que haciendo cosas por sus parejas, asegurarán su amor”, explicaron los especialistas del Instituto de Salud Sexual de Los Ángeles.


A pesar de esto, Fisher y su equipo dieron una luz de esperanza a quienes padecen de este mal, asegurando que es cierto que el tiempo es el mejor remedio a las penas de amor. Durante el estudio se pudo comprobar cómo, a medida que pasaban los días, las áreas cerebrales que se vieron estimuladas y se relacionan con las adiciones, mostraron menos actividad.




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.