text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

49 millones de latinoamericanos aún sufren de hambre

      
49 millones de latinoamericanos aún sufren de hambre
8,3% de la población latinoamericana sufre de hambre. Fuente: Flickr. Autor: Shahnawaz Sid.
Lee también:
 
 
 
De acuerdo al reporte “Panorama de Seguridad Alimentaria y Nutricional 2012” elaborado por la FAO, aunque el número de personas que no accede a alimentos fue un millón menos que hace tres años, un 8,3% de la población de nuestro continente, traducida en 49 millones de personas, sufre de hambre.

El hambre afecta a 868 millones de personas en el mundo, de las cuales 49 millones se encuentran en América Latina y el Caribe. Esto implica que un 8,3% de la población de la región no ingiere las calorías diarias necesarias para llevar una vida sana”, se afirma en el informe divulgado por la oficina regional de la Organización.

Esta cifra representa una mejoría respecto a la situación que se vivía en los años 2004 y 2006, en los que el número de personas que sufrían el hambre en Latinoamérica alcanzaba los 50 millones.

De acuerdo con los expertos de este organismo, esta situación no se explica por una insuficiente producción o por falta de abastecimiento alimentario, sino que se debe fundamentalmente a la falta de acceso a los alimentos por parte de un sector importante de la población, que no cuenta con los ingresos suficientes para adquirirlos.

La FAO señaló que los países más afectados por el hambre en la región son Haití con una prevalencia de 44,5% de la población
, Guatemala con 30,4%, Paraguay con 25,5%, Bolivia con 21,4% y Nicaragua con 20,1%.

Los países que, por el contrario, lograron erradicar casi totalmente el flagelo del hambre fueron Cuba, Argentina, Chile, México, Uruguay y Venezuela, mientras que naciones caribeñas como Haití y República Dominicana, lograron una pequeña desaceleración en estos indicadores durante los últimos años.

Finalmente, el informe destacó que “el alza de los precios de los alimentos y las oscilaciones que afectan desde 2007 a la economía mundial, y en particular a la región, constituyen una amenaza a la seguridad alimentaria y nutricional de los hogares más pobres y vulnerables, que son los que destinan una mayor proporción de sus ingresos a la alimentación”.

Se calcula que, entre junio y agosto de este año, el precio promedio del maíz aumentó un 25%, el de la soja un 20% y el del trigo lo hizo en un 26%.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.